3 hábitos que ayudarán a prevenir la aparición de algunos tipos de cáncer

3 hábitos que ayudarán a prevenir la aparición de algunos tipos de cáncer
Si bien el cáncer es una enfermedad que no siempre se comporta según los patrones establecidos, hay hábitos que pueden ayudar a evitar su aparición
Por iProfesional
21.01.2021 15.24hs Health & Tech

Los hábitos que cada persona tiene en su día a día son determinantes para el estado general de salud que tiene y para el que tendrá durante toda su vida. 

Así como hay hábitos nocivos para el organismo, hay otros que pueden resultar positivos y tener un impacto bueno en el cuerpo. En este sentido, cabe mencionar que hay algunos hábitos que pueden contribuir a prevenir la aparición de ciertas enfermedades, como el cáncer por ejemplo.

Qué hacer para prevenir los principales tipos de cáncer

El cáncer de intestino, por ejemplo, que es frecuente y a veces se detecta tarde, se puede prevenir con algunos hábitos. Esto no significa que es una técnica infalible y que el cáncer no aparecerá, pero sí es posible reducir las probabilidades de que eso suceda. Comer media cebolla al día podría reducir sus posibilidades en un 79%. La cebolla tiene propiedades anticancerígenas comprobadas, mientras que su alto contenido de fibra reduce el tiempo que los químicos dañinos permanecen en el intestino. Cada dosis de 10 gramos reduce el riesgo en una décima parte, según informa la publicación médica BMJ.

Se puede ayudar a la prevención del cáncer de intestino con ciertos hábitos alimenticios
Se puede ayudar a la prevención del cáncer de intestino con ciertos hábitos alimenticios

Es esencial tener en cuenta que estudios anteriores ya habían señalado la existencia de esa posibilidad. Entre ellos, un trabajo realizado en 2019 por científicos chinos y publicado en la Revista de Oncología Clínica de Asia y el Pacífico. Investigadores del Hospital de la Universidad de Medicina de China, en Shenyang, compararon la ingesta de alimentos de 833 pacientes con cáncer colorrectal durante un año, con la de otras tantas personas libres de la enfermedad. Los resultados revelaron que comer cebolla, al igual que ajo, implicaba un riesgo de sufrir cáncer colorrectal entre el 50% y 80%.

Cuando se trata del cáncer de pulmón, la medida más obvia pasa por dejar de fumar, lo que reduce el riesgo de sufrir la enfermedad hasta cuatro quintas partes. Aparca el cigarrillo y adopta nuevos hábitos, como pasear a diario o comenzar a hacer ejercicio ligero. De esa manera se fortalecerá el sistema inmunológico y mejorarán las defensas, la sensibilidad a la insulina y los antioxidantes. Todos ellos son factores vitales en la prevención del cáncer.

Cabe mencionar que hacer 30 minutos de actividad física diaria, reduce el riesgo de sufrir cáncer de próstata a la mitad, tal como han revelado varios estudios científicos. Además, es esencial asegurarse incorporar abundantes frutas y verduras a tu dieta habitual. Por ejemplo, una ración semanal de champignones contiene suficientes antioxidantes (entre ellos ergotioneina y glutatión) que pueden reducir el riesgo de padecer diversos tipos de cáncer hasta un 17%.

Comer frutas y verduras ayuda a mejorar la dieta y prevenir algunos tipos de cáncer
Comer frutas y verduras ayuda a mejorar la dieta y prevenir algunos tipos de cáncer

Algunos datos sobre el cáncer en el mundo

El cáncer es la segunda causa de muerte en el mundo; en 2015, ocasionó 8,8 millones de defunciones. Según los datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), casi una de cada seis defunciones en el mundo se debe a esta enfermedad.

De acuerdo a los datos de la entidad, cerca del 70% de las muertes por cáncer se registran en países de ingresos medios y bajos.

Alrededor de un tercio de las muertes por cáncer se debe a los cinco principales factores de riesgo conductuales y dietéticos: índice de masa corporal elevado, ingesta reducida de frutas y verduras, falta de actividad física, consumo de tabaco y consumo de alcohol.

El tabaquismo es el principal factor de riesgo y ocasiona aproximadamente el 22% de las muertes por cáncer.

Las infecciones oncogénicas, entre ellas las causadas por virus de las hepatitis o por papilomavirus humanos, ocasionan el 25% de los casos de cáncer en los países de ingresos medios y bajos.

La detección de cáncer en una fase avanzada y la falta de diagnóstico y tratamiento son problemas frecuentes. En 2017, solo el 26% de los países de ingresos bajos informaron de que la sanidad pública contaba con servicios de patología para atender a la población en general. Más del 90% de los países de ingresos altos ofrecen tratamiento a los enfermos oncológicos, mientras que en los países de ingresos bajos este porcentaje es inferior al 30%.

Temas relacionados
Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído