Salud en pandemia: ¿el abastecimiento podría llegar a ser un problema durante 2021?

Salud en pandemia: ¿el abastecimiento podría llegar a ser un problema durante 2021?
Este sector vive una crisis que se vio más clara con la llegada del Covid-19. Qué podría pasar ante el surgimiento de una segunda ola de contagios
Por Marysol Antón
10.02.2021 18.41hs Health & Tech

"La pandemia nos tomó por sorpresa y en un escenario complicado: el sector estaba en crisis, sin recursos excedentes", asegura Pablo Schiera, gerente de Compras y Contrataciones del CEMIC y miembro de la comisión directiva de la Asociación Argentina de Compras y Administración de Materiales (AACAM).

"Al principio, desconocíamos a qué nos enfrentábamos. En el área de compras no sabíamos qué se iba a utilizar, ni cuánto ni cómo debía cuidarse el personal de salud para asistir a los pacientes. Si el parámetro era lo que sucedía en Europa, aquí no existía una estructura adecuada de equipamiento, circulación e insumos para lo que creíamos nos tocaría vivir", agrega Schiera.

Por su parte, Germán Di Doménico, Country Manager de Bionexo Argentina, considera que la pandemia "encontró al sector de Salud con una crisis económico-financiera crónica, y esta situación se arrastrará por un buen tiempo, al menos hasta el total restablecimiento de la actividad".

Con esta percepción de los actores que están en el día a día del abastecimiento sanitario, cabe preguntarse qué pasará durante este año, sobre todo si se desatara un rebrote como lo que está aconteciendo en Europa.

El desconcierto para planificr las compras fue total al principio de la pandemia.

Por empezar, hay que saber que la Argentina es un mercado chico a nivel mundial, por lo que en muchas ocasiones no somos prioridad de venta para los proveedores.

"En 2020 tuvimos que pensar y buscar alternativas de abastecimiento. Por ejemplo, con referencia a ropa de protección, al principio continuamos utilizando descartables; de repente, ante la escasez de la tela y la mano de obra, volvimos a los reutilizables. Finalmente, esto nos resultó más económico y sustentable", explica Schiera, de CEMIC.

Lo aprendido hasta ahora

Por supuesto, la pandemia obligó a las empresas del sector a buscar alternativas ante los precios, la escasez y hasta el desabastecimiento. Rápidamente se organizaron "burbujas" de compras para seguir operando, pero también incorporaron tecnología como nunca antes.

Así, se volvió parte del cotidiano el uso de tableros de control, herramientas tecnológicas para una compra más inteligente, mejor planificada y eficiente. "Aprendimos a tener cuidado. Hubo casos de productos que en enero de 2020 valían $60 y en septiembre $900", recuerda Schiera.

En este sentido, 2021 no será un año libre de pandemia, y los recursos económicos son el gran limitante para la recuperación y el crecimiento del mercado de Salud.

Poder aplicar tecnología para hacer compras inteligentes será la clave de 2021.

Según Schiera, "la productividad bajó y, asimismo, los financiadores argumentan no haber podido trasladar actualizaciones de precios".

"Por un lado, por las regulaciones de los precios de las cuotas (las prepagas), y por el otro, a raíz de sufrir bajas de ingresos por la caída de aportes con el aumento del desempleo, además de factores relacionados con la cuarentena (las Obras Sociales)", amplía. 

"El escenario de salud es más alarmante que el año pasado", afirma Eva Quintas, gerente General de la Asociación Española de Socorros Mutuos de Comodoro Rivadavia, Chubut.

"La gente no vino a controlarse, por miedo de contagiarse, y existe una alta probabilidad de tener que asistir a pacientes con enfermedades crónicas (cardíacos, diabéticos), además de contagiados de Covid-19. Este año será muy complicado para las instituciones de salud. La facturación se paralizó drásticamente. Los financiadores no reconocen los nuevos precios. Contamos con stocks muy reducidos. Debemos realizar compras más inteligentes. La vacuna es nuestra única esperanza".

"Esto obliga a desarrollar un proceso de compras más eficiente. Hay que ajustar al máximo en el primer eslabón de la cadena para derramar beneficios en las etapas subsiguientes. El sector necesita una inversión tecnológica urgente para mejorar el management de abastecimiento a partir de una planificación de compras inteligente, con información estratégica para tomar mejores decisiones. Poder planificar, prever las compras, es esencial. A mayor eficiencia desde el principio del abastecimiento, menor cuello de botella al momento de la asistencia", resume Di Doménico.

Health & Tech en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído