Preocupación por la vacuna Sputnik V: el adenovirus que utiliza podría replicarse y producir resfriados

Preocupación por la vacuna Sputnik V: el adenovirus que utiliza podría replicarse y producir resfriados
La vacuna Sputnik V está hecha en base a un adenovirus que se usa como vehículo para hacer llegar una proteína del SARS-COV-2 a las células humanas
Por iProfesional
02.05.2021 11.50hs Health & Tech

La vacuna Sputnik V aparece diariamente en los medios de comunicación del mundo por diversos motivos. Al principio, el foco estaba puesto en que había sido la primera vacuna registrada. Luego, la atención pasó a la poca transparencia con la que se había manejado todo el proceso desde la Federación rusa. Más adelante, la noticia fue el comienzo de las ventas y de la aplicación de la vacuna Spuntik V en diversos países, Argentina entre ellos. 

Recientemente, el producto desarrollado por el Instituto Gamaleya pasó a estar en la mira de los expertos por lo sucedido con la agencia de control brasilera. En el país vecino, la ANVISA -el organismo análogo a la ANMAT- rechazó su importación por un dato tan esencial como preocupante: el adenovirus que utiliza esta vacuna no sería inofensivo, sino que tendría capacidad para replicarse y, por lo tanto, de provocar una infección. Si bien desde el Instituto Gamaleya niegan esta acusación por parte de la agencia brasileña, lo cierto es que es un dato que genera preocupación en el mundo, sobre todo para los países y personas que se han aplicado esta inmunización. 

Cómo está diseñada la Sputnik V

Es importante tener en cuenta cómo está hecha la Sputnik V, que es muy similar a la diseñada por AstraZeneca, Janssen y CanSino. El producto diseñado por Gamaleya, al igual que las demás, emplea un adenovirus como vehículo para hacer llegar a las células humanas las instrucciones genéticas para producir la proteína S del SARS-COV-2. Así, el sistema inmunitario reconocerá al coronavirus si la persona se infecta y reaccionará para rechazarlo o tratar de combatirlo.

La diferencia entre estas vacunas es el tipo de adenovirus que usan. La vacuna rusa es la única que utiliza dos vectores distintos, ambos adenovirus humanos; el que se aplica en la primera dosis es el adenovirus 26 (Ad26) y el de la segunda, el adenovirus 5 (Ad5).

Lo que comparten todas estas vacunas es la idea de eliminar partes del genoma original del adenovirus para que no pueda replicarse en el organismo humano y, por lo tanto, causar una infección. En concreto, la forma más común de hacerlo es eliminar un gen llamado E1. Los adenovirus son virus implicados en los resfriados comunes, una buena manera de hacer llegar el antígeno a las células humanas sin riesgo, sobre todo si es imposible que el patógeno se reproduzca en el cuerpo y cause enfermedad.

La vacuna Sputnik V ha sido rechazada en Brasil
La importación de la vacuna Sputnik V ha sido rechazada en Brasil

"Por definición, puedes tener vacunas con vectores virales replicativos o no replicativos", explicó al sitio Teknautas el presidente de la Sociedad Española de Inmunología (SEI), Marcos López Hoyos. A su vez, explicó: "todas las de adenovirus desarrolladas contra el Covid están clasificadas como no replicantes".

Sin embarg, la agencia brasileña "está diciendo que con esta vacuna el adenovirus sí puede infectar las células humanas y producir el resfriado correspondiente". La única buena noticia que se podría encontrar es que los resfriados que provoca el Ad5 -los brasileños encuentran el problema solo en la segunda dosis- son de los más comunes e inofensivos, hasta el punto de que "muchas veces se comportan como una enfermedad asintomática". De esta manera, es posible afirmar, sobre todo para aquellos que se han vacunado con Sputnik V, que si esta falla existiese es probable que no le cause más que un resfriado común e incluso que sea prácticamente insignificante.

De todos modos, es esencial tener en cuenta que este problema todavía es muy preliminar, al igual que sus resultados. El experto indica que es todo "muy preliminar, todo son suposiciones y es demasiado pronto para tener una opinión formada".  

Argentina recibió 765.545 dosis de Spuntik V

Este viernes llegó al aeropuerto de Ezeiza un vuelo de Aerolíneas Argentinas que trajo 765.545 dosis de la vacuna Sputnik V. El vuelo arribó al la Argentina desde Moscú, precisamente tocó suelo local a las 17 horas.

El avión -un Airbus 330-200 con matrícula LV-GIF- partió del Aeropuerto Internacional de Sheremetievo y aterrizó a las 17.03 en el aeropuerto internacional de Ezeiza con su cargamento de vacunas producidas por el Centro Nacional de Investigación de Epidemiología y Microbiología Gamaleya.

Con 20 tripulantes a bordo, entre comandantes, copilotos, personal técnico y de mantenimiento, la aeronave había partido el jueves a las 2.14 de la mañana desde el aeropuerto de Ezeiza con el número de vuelo AR1064. Poco más de 15 horas después llegó a la capital rusa, cerca de las 17 horas de Argentina.

Luego de haber completado el proceso de estiba de la carga de vacunas, el avión emprendió el regreso a la 0.17 de este viernes con el número de vuelo AR1065.

Este viernes llegaron 765.000 dosis del componente 1 de la vacuna Sutnik V
Este viernes llegaron 765.545 dosis del componente 1 de la vacuna Sputnik V

Es importante tener en cuenta que en este vuelo han llegado dosis del componente 1 de esta vacuna, de modo que estas 765.545 dosis implican ese total de nuevos vacunados en Argentina

Con la llegada de estas dosis, Argentina recibió solo en esta semana casi 2.800.000 dosis que llegaron cargadas en cinco vuelos.

Qué otras vacunas llegaron a Argentina en esta semana

Los cuatros primeros –tres de la línea de bandera nacional y uno de la alemana Lufthansa- llegaron los días domingo, lunes, miércoles y jueves. Estos vuelos arribaron desde Pekín y trajeron 2 millones de dosis de la vacuna Sinopharm. Lo que resta llegó en el vuelo mencionado anteriormente: más de 700 mil dosis que arribaron desde Moscú. 

Cabe recordar que el jueves por la noche, el presidente Alberto Fernández había recibido en Ezeiza a otro avión de Aerolíneas Argentinas que trajo un millón de dosis de Sinopharm desde Pekín. De esta manera, el país logró superar las 10 millones de dosis de vacunas contra el coronavirus -entre Sinopharm, Sputnik V y Covishield-. 

Temas relacionados