Por qué no deberías confiar en el peso que indica la balanza, según una experta

Por qué no deberías confiar en el peso que indica la balanza, según una experta
La aguja o los números de la balanza pueden indicar pesos diferentes en función de muchas variables, por eso se desaconseja pesarse constantemente
Por iProfesional
05.05.2021 17.43hs Health & Tech

Pesarse se puede transformar en una obsesión, e incluso puede llevar a las personas a la frustración o angustia si no ven resultados rápidos. Si bien se sabe que ninguna dieta ni rutina de ejercicios da resultados en forma inmediata, a veces se generan expectativas que pueden derivar en un efecto negativo. 

Cuando se busca perder peso la recomendación de los expertos es pesarse de manera frecuente, pero siempre con la idea de darle tiempo al cuerpo a llegar a manifestar los efectos. Entonces, la mayoría de los profesionales indica que la frecuencia para pesarse y que no resulte negativo es una vez a la semana, de forma regular y siempre en las mismas condiciones. 

Aquellas personas que se pensan constantemente deben tener en cuenta que hay muchas variables que pueden influir en los números que arroja la balanza, sobre todo si se trata de un dispositivo digital, cuyos resultados suelen ser más precisos. 

La ropa, por ejemplo, es uno de esos factores que pueden impactar en el número que arroja la balanza y que nada tiene que ver con el peso propio de la persona. Puede llegar a haber entre 500 gramos y 1 kilo de diferencia entre la persona con y sin ropa.

Es importante pesarse con la frecuencia adecuada para evitar frustraciones y efectos negativos
Es importante pesarse con la frecuencia adecuada para evitar frustraciones y efectos negativos

Pero la vestimenta no es el único elemento que entra en juego a la hora de valorar los kilos. Según la nutricionista Paloma Quintana le dijo a Business Insider, es muy importante considerar varios puntos al momento de subirse a la balanza y no tomar ese valor como verdad universal.

"Llegan persona a consulta que dicen "me he pasado comiendo este fin de semana y he engordado tres kilos", ese peso que marca la balanzano es real. No se ganan tres kilos de grasa en dos días. Ese número puede estar indicando un mayor acúmulo de líquido porque hemos comido más carbohidratos o más sal y el cuerpo lo regula de manera natural, tampoco hay que ir corriendo a por un diurético", señala la profesional.

Desgraciadamente el engaño también puede darse del otro lado, cuando los kilos marcados indican una pérdida de peso.

Aquí, tal como indica la nutricionista, puede estar sucediendo que lo que se ha perdido es masa muscular, por ejemplo por la falta de ejercicio, pero que el nivel de grasa corporal siga siendo el mismo.

"Si confiamos ciegamente de la balanza lo único que hacemos es engañarnos a nosotros mismos porque creemos que esa subida y bajada de peso son determinantes y que encima vienen dadas por nuestra grasa corporal y eso, con un número, es muy difícil de valorar. Es decir, la balanza no pesa mal, pero el valor que nos da no es representativo", señala la profesional.

Cómo saber si se pierde peso si no se puede confiar en la balanza

"Medir la cintura a la altura del abdomen, por ejemplo, es mucho más representativo y nos va a indicar la grasa visceral que es una de las más preocupantes. O incluso una forma de evaluación muy interesante es la evaluación fotográfica, que puede parecer muy superficial o incluso muy subjetiva pero no lo es. Al comparar, pasado un tiempo, la fotografía nos va a ayudar a evaluar la evolución sin necesidad de pesarse a menudo", señala la nutricionista.

El diámetro de cintura se coloca incluso como un indicador del peso y salud más efectivo que el Índice de Masa Corporal (IMC) para algunos expertos.

Medir la cintura puede ser una de las formas de saber si se ha perdido peso
Medir la cintura puede ser una de las formas de saber si se ha perdido peso

En este sentido, puede haber personas que a pesar de estar en un IMC normal, metabólicamente puedan ser considerados obesos por tener un porcentaje de grasa visceral elevado. 

La grasa visceral es aquella que se acumula en la sección media del organismo, es decir, en el abdomen. Además de ser muy difícil de eliminar, puede conllevar serias implicancias para la salud, ya que entre otras cosas, se cree que puede afectar al funcionamiento de los órganos internos que recubre.

Específicamente, tener una cintura de más de 102 centímetros para los hombres o de 88 centímetros para las mujeres se relaciona con un mayor riesgo de desarrollar diabetes tipo 2 y ataque cardíaco.

Temas relacionados