¿Es saludable el sushi? Estos son los ingredientes menos sanos de esta comida

¿Es saludable el sushi? Estos son los ingredientes menos sanos de esta comida
Se suele pensar que el sushi es una comida saludable, pero se trata de un plato que tiene ingredientes poco sanos que pueden producir efectos adversos
Por iProfesional
07.07.2021 15.44hs Health & Tech

El sushi es una comida muy difundida que actualmente se consume en muchas partes del mundo, más allá de su origen japonés. Si bien se suele pensar que es saludable por los ingredientes que contiene, lo cierto es que hay muchos que no son del todo sanos y cuyo consumo en exceso puede resultar perjudicial para la salud. 

Es por eso que cabe preguntarse, ¿es el sushi un alimento saludable?

En una primera instancia se podría pensar que la respuesta es sí. Al final, este plato está repleto de ingredientes recomendables como por ejemplo el pescado azul.

Este alimento es buena fuente de proteínas y vitaminas entre las que se incluye la vitamina D. A su vez, contiene grandes cantidades de grasas saludables, cuya ingesta forma parte de la regulación de la presión arterial, en procesos inflamatorios y en la coagulación sanguínea. Por tanto, ayudan a combatir enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares.

Asimismo algunas formas de elaborar este plato hacen que se acompañe de verduras o frutas, la más típica el aguacate. Otro alimento altamente recomendable por su aporte de grasas buenas, fibra y vitaminas como la C.

El sushi tiene ingredientes saludables y otros que son menos sanos
El sushi tiene ingredientes saludables y otros que son menos sanos

También se debe recordar la presencia del alga nori, ingrediente muy frecuente en el sushi. Entre los beneficios de su consumo, su elevada concentración de proteínas, que pueden representar hasta el 44% de la materia seca. Sus niveles son comparables a los que encontramos en vegetales como la soja (40%).

A pesar de todo lo anterior, no todo lo que se encuentra en el sushi puede ser considerado saludable.

En primer lugar, porque aunque lleve pescado, vegetales y algas, el aporte de estos alimentos es realmente bajo, dada su proporción.

De hecho, su componente principal es el arroz blanco perlado, y aquí es donde empiezan algunos de los aspectos menos recomendables del sushi.

A este tipo de arroz se le ha quitado la mayor parte de su fibra, vitaminas y minerales. Además, se suele preparar con azúcar, por lo que su ingesta podría suponer un alto consumo de azúcares fácilmente asimilables.

No obstante a este respecto, hay que tener en consideración que, tal como sugieren algunos estudios, parte del almidón presente en el arroz utilizado para el sushi es resistente a la acción de las enzimas digestivas.

Por tanto, aportaría menos calorías de las que, en principio, podríamos pensar, mientras que actúa como una fibra soluble, con los beneficios para la salud que ello conlleva. Por ejemplo, aumenta la saciedad y reduce los picos de glucemia.

Algunas piezas de sushi son más saludables que otras
Algunas piezas de sushi son más saludables que otras

Aún así, hay un nuevo "pero", que son los aderezos con los que se suele acompañar a este plato. Como la salsa de soja, que aporta una gran cantidad de sal a la dieta.

Dependiendo del tipo escogido, una cuchara sopera puede contener entre 1.365 y 2.535 miligramos. Esto supone entre un 27,3 y un 50,7% de la cantidad máxima diaria recomendada por la Organización Mundial de la Salud (OMS), unos 5 gramos, para conseguir reducir la hipertensión, las enfermedades cardiovasculares o los accidentes cerebrovasculares.

Cuál es el tipo de sushi más saludable

Llegados a este punto, es fácil ver que el tipo de sushi más saludable es el conocido como sashimi, ya que se basa en un corte de pescado crudo que no incorpora arroz.

En este sentido, el nigiri -una pieza de arroz alargada cubierta con un ingrediente adicional), suele ser menos calórico que el maki, por contener menos arroz y no llevar salsas.

Por ejemplo, el California roll, un maki a base de surimi, pepino, aguacate, sésamo y mayonesa, se estima que aporta unas 349 kilocalorías por pieza. Si además lo consumimos en tempura, rebozado con harina y frito, la cantidad podría ascender a unas 632. 

Temas relacionados