Más artículos

Por el recorte de fondos, Larreta subió otra vez los impuestos, ¿a quiénes afecta?

Por el recorte de fondos, Larreta subió otra vez los impuestos, ¿a quiénes afecta?
La Ciudad Autónoma de Buenos Aires elevó del 7 al 8% la alícuota sobre Ingresos Brutos que deberán tributar estas entidades. ¿A quiénes afecta?
Por iProfesional
10.12.2020 06.48hs Impuestos

El Gobierno porteño le subió una vez mas la presión impositiva al sector financiero para compensar un recorte extra de fondos que se desprende de la aprobación por parte del Congreso de la Nación de la ley de financiamiento de la Policía porteña.

En efecto, el gobierno de Horacio Rodríguez Larreta calcula que el recorte total de fondos que sufrirá CABA alcanzará los $65.000 millones en 2021.

Larreta sube otra vez la presión impositiva sobre los bancos

Para compensar el recorte adicional, el Gobierno porteño anunció que "se incorporará a la Ley Tarifaria 2021 una modificación que consiste en incrementar en un punto la alícuota del Impuesto sobre los Ingresos Brutos al sector financiero, uno de los menos perjudicados en el marco de la pandemia."

Los funcionarios explicaron que ahora "esta alícuota pasará del 7% al 8%, lo que marca una armonización tributaria con la Provincia de Buenos Aires".

Desde las entidades financieras señalaron que este impuesto, como el de las Leliq, terminará impactando de una u otra forma sobre los usuarios de bancos. Ya sea porque recibirán una tasa menor por las colocaciones a plazo fijo o deberán afrontar una tasa de interés más alta por los créditos que pidan.

Larreta sube otra vez la presión impositiva sobre los bancos
Larreta sube otra vez la presión impositiva sobre los bancos

En el comunicado, el gobierno porteño señaló que "ésta y el resto de las medidas adoptadas en el marco de este presupuesto de contingencia quedarán sin efecto en caso de que la Coparticipación de la Ciudad se retrotraiga a la situación existente antes del 9 de septiembre, fecha en la cual el PEN decidió implementar el Decreto 735/20."

"La aprobación de la ley del financiamiento de la Policía porteña en el Congreso representará una quita de otros $13.000 millones para el próximo año", agrega el comunicado.

Consenso fiscal

El presidente Alberto Fernández encabezó el viernes pasado la firma del Consenso Fiscal 2020 contó con el respaldo de 23 de los 24 distritos del país, y agradeció a los gobernadores firmantes por entender que "lo importante es trabajar juntos, más allá de las diferencias políticas". El gran ausente fue Horacio Rodríguez Larreta.

"Todos entendieron lo importante que es trabajar juntos, y que más allá de las diferencias políticas lo más importante es trabajar por la gente", resaltó el jefe de Estado durante el acto que tuvo lugar en el Museo del Bicentenario de Casa Rosada.

 Allí estuvieron gobernadores y representantes de 23 provincias, menos de la Ciudad de Buenos Aires, ya que el mandatario porteño se negó a firmar el acuerdo, en medio de su disputa con la Nación por los fondos de coparticipación.

Fernández afirmó que con la pandemia el Gobierno nacional y las provincias se enfrentaron a lo desconocido, pero lograron "tapar agujeros" y lograron que el barco "no se hunda".

"Hemos debido enfrentar algo para lo que nunca nos habíamos preparado", señaló Fernández.  A la vez, afirmó: "Corrimos el riesgo de que el barco se hunda y fuimos capaces de tapar agujeros y no hacer agujeros en el fondo".

El mandatario porteño se negó a firmar el acuerdo

El Presidente remarcó el acuerdo y dijo que "la responsabilidad acá no es la que se hablaba años atrás, donde el concepto era ajustar, acá la responsabilidad es cómo se va a crecer".

"Cuando me hablan de que estamos promoviendo un ajuste para el año que viene yo me asombro, porque cuando miro el Presupuesto la inversión en obras se multiplicó por dos. ¿Dónde está el ajuste? vayan y miren la barra de intereses de la deuda", aseguró.

En tanto, hizo un llamado a no "perder la oportunidad" de construir "una normalidad más justa, donde todos crezcan" por igual.

El mandatario estuvo acompañado por el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; el ministro de Economía, Martín Guzmán; la directora de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Mercedes Marcó del Pont, y el presidente de la Cámara de Diputados, Sergio Massa.

El acuerdo fue refrendado por los gobernadores y las gobernadoras de Buenos Aires, Axel Kicillof; Catamarca, Raúl Jalil; Chaco, Jorge Capitanich; Chubut, Mariano Arcioni; Corrientes, Gustavo Valdés; Entre Ríos, Gustavo Bordet; Formosa, Gildo Insfrán; La Rioja, Ricardo Quintela; Mendoza, Rodolfo Suárez; Misiones, Oscar Herrera Ahuad; Neuquén, Omar Gutiérrez; Río Negro, Arabela Carreras; Salta, Gustavo Sáenz; San Juan, Sergio Uñac; Santiago del Estero, Gerardo Zamora; Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur, Gustavo Melella, y Tucumán, Juan Manzur.

La firma del Consenso Fiscal 2020 tuvo el respaldo de 23 de los 24 distritos del país

 En tanto, lo rubricaron en representación de Córdoba, el vicegobernador Manuel Calvo; por Santa Cruz, el vicegobernador Eugenio Salvador Quiroga, y por Santa Fe, la vicegobernadora Alejandra Rodenas, mientras que por Jujuy lo había hecho más temprano el gobernador Gerardo Morales, que no pudo participar del acto central por razones de agenda.

 También estuvo presente el gobernador de La Pampa, Sergio Ziliotto, mientras que el mandatario de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, no pudo participar por recomendación médica.

 Ambas provincias no firmaron el acuerdo, aunque manifestaron su apoyo, por no haber adherido al Consenso Fiscal 2017.

El acuerdo fija límites para la toma de deuda en dólares para promover el endeudamiento responsable y sostenible; suspende las demandas por el lapso de un año contra el Estado Nacional a partir de la entrada en vigencia del pacto, e incluye el reconocimiento de que la coparticipación no es el vehículo de recursos para transferir servicios, competencias y funciones de la Nación a los distritos.

El origen del enojo

Luego de que la Cámara de Diputados de la Nación aprobara-con cambios- el proyecto sobre coparticipación que estipula quitarle fondos al distrito porteño, el jefe del Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, cuestionó con dureza al Gobierno Nacional y afirmó que existe "una intencionalidad política" de parte de la gestión del Frente de Todos para perjudicarlo.

Se "se consolidó el avance sobre la Ciudad de Buenos Aires", dijo en una conferencia, y denunció que el oficialismo busca "quebrar a la Ciudad".

"Hoy se consolidó el avance. No solo aumentando el monto que nos sacan, sino que además lo hacen de forma discrecional", criticó. "Mientras muchos países apoyan a las ciudades, a nosotros nos desfinancian", profundizó.

"Quieren quebrar a la Ciudad, que nos arrodillemos al límite del sometimiento", arremetió Larreta. En ese sentido, alertó que "nos sacan 150 millones de pesos por día, a fin de año serán 13 mil millones y el año que viene serán 65 mil millones de pesos".

"Y ahora, con la ley, nos sacan 12 mil millones más", agregó el mandatario porteño, y cuestionó que "nos invitan a negociar mientras siguen avanzando en la decisión que ya tomaron".

"Es como que nos convoquen a un partido con una cancha ya inclinada, con un árbitro que ponen ellos y el resultado definido de antemano. ¿Eso es vocación de diálogo?", se preguntó.

Acompañado por funcionarios de Juntos por el Cambio, Larreta manifestó que "durante los últimos meses tuvimos que enfrentar situaciones que van en contra de nuestros valores. Y donde propusimos consenso, nos devolvieron decisiones intempestivas".

"No había necesidad de tanta improvisación, de tanto apuro", señaló el jefe de Gobierno en relación a la aprobación -este martes, en Diputados- del proyecto que prevé una quita de fondos al distrito porteño.

"¿Qué quieren? ¿Quieren sacarle la seguridad a la gente para que barrabravas violentos puedan tomar la Casa Rosada como el otro día? ¿Sacarle la Policía a la Ciudad? ¿Quieren menos seguridad? ¿Menos cámaras?", advirtió con sarcasmo.

"Hubo siete senadores y un diputado elegidos para representar a la Ciudad que votaron en contra. ¡Votaron en contra de sus vecinos! Miren hasta dónde llegó la grieta", criticó.

Larreta anticipó que "vamos a presentar una demanda por esta ley", y subrayó que "desde el 10 de septiembre nos sacan todos los días y ya llevamos acumulados 10 mil millones de pesos". En esa línea, además, le metió presión al máximo tribunal. "Necesitamos que la Corte (Suprema) resuelva cuanto antes y revierta esta situación", enfatizó.

"Acá hay una intencionalidad política. Nos metieron una denuncia penal a Diego (Santilli) y a mí por lo que pasó en el velorio de Maradona. No cuenten conmigo para profundizar la grieta", concluyó.

La quita de fondos a la ciudad de Buenos Aires

Larreta dio una conferencia luego de la aprobación, con cambios y de parte de los diputados nacionales, del convenio entre la Nación y la Ciudad que define que la partida presupuestaria que debe recibir el Estado porteño en materia de seguridad sea fija, y no a través de los fondos coparticipables.

En rigor, el Senado nacional dio media sanción a que fuera una suma de 24.500 millones de pesos actualizado trimestralmente, pero los diputados incluyeron un cambio: fijaron que ese monto deberá acordarse en un plazo de 60 días entre ambas jurisdicciones, por lo cual giró el expediente nuevamente a la Cámara alta.

Diputados aprobó, con cambios y en una áspera sesión, la iniciativa que profundiza el recorte de fondos de Nación a la ciudad de Buenos Aires, por 129 votos positivos, 118 negativos y 7 abstenciones. La propuesta vuelve al Senado, donde obtuvo media sanción.

Máximo Kirchner encabeza la ofensiva contra Rodríguez Larreta en Diputados.
Máximo Kirchner encabeza la ofensiva contra Rodríguez Larreta en Diputados.

El proyecto con modificaciones fue aprobado con respaldo del Frente de Todos, Córdoba Federal (que responde al gobernador Juan Schiaretti), el interbloque de Unidad para el Desarrollo, el Movimiento Popular Neuquino el Bloque Justicialista. Lo rechazaron Juntos por el Cambio y dos bloques minoritarios.

"El recorte de fondos alcanzará los $ 65.000 millones para el 2021, lo que obligará a la Ciudad a adoptar nuevas medidas transitorias", agregan.

Cuando se conocieron los primeros recortes, la Ciudad dispuso aplicar un impuesto a los consumos con tarjeta de crédito del 1,2% y también gravar los intereses que los bancos cobren por las colocaciones en Leliq que hagan con su liquidez.

Sobre este punto, el Banco Central avisó que utilizará todos los mecanismos a su alcance para impedir que CABA avance que esa imposición.

Temas relacionados
Impuestos en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído