Más artículos
La pregunta que se hacen en la Justicia: qué pasará con las causas de Bonadio sobre el kirchnerismo

La pregunta que se hacen en la Justicia: qué pasará con las causas de Bonadio sobre el kirchnerismo

La pregunta que se hacen en la Justicia: qué pasará con las causas de Bonadio sobre el kirchnerismo
El magistrado murió de un cáncer cerebral. Tenía varias de las causas de corrupción contra Cristina Kirchner y sus funcionarios. Quién lo reemplaza
Por iProfesional
05.02.2020 00.01hs Legales

En medio de la conmoción nacional que provocó la muerte del juez federal Claudio Bonadio, en el ambiente político se planteó la gran pregunta: qué pasará con las causas por corrupción que el juez había impulsado, sobre todo aquellas que tienen como acusada a la ex presidente y actual vice Cristina Kirchner.

Por lo pronto, el juez federal Sebastián Casanello (en la foto de abajo) será quien reemplazará al fallecido Bonadio en el juzgado federal 11 de Capital Federal hasta marzo próximo y luego la Cámara Federal determinará quién subrogará dicha dependencia.

Más allá que Bonadío falleció este martes, la subrogancia temporal de Casanello ya había sido dispuesta días atrás por la Cámara Federal porteña, el órgano superior que se encarga de nombrar los reemplazos.

 

Por ello, hasta marzo será Casanello el juez a cargo de dicho juzgado y luego la Cámara determinará si extiende esa subrogancia o nombra a otros jueces hasta que mediante concurso se designe reemplazo definitivo.

Bonadio debía volver el 1 de febrero pero por su estado de salud decidió extender su licencia hasta marzo.

El juez Bonadio, hombre incónico de los Tribunales de Comodoro Py, falleció est6e martes a los 64 años como consecuencia de un cáncer que afectó su salud en los últimos años.

El deceso se produjo a las 3:20 de este martes en su casa de la calle Naón al 2.200, en el barrio porteño de Belgrano, según confirmaron a NA fuentes judiciales: en 2019 había sido operado de un tumor en el cerebro.

De acuerdo a allegados al magistrado, sus restos no serán velados y serán enterrados este martes en el cementerio privado Jardín de Paz, ubicado en el partido bonaerense de Pilar, por pedido de la familia.

La historia de enfrentamientos entre Claudio Bonadio y Cristina Kirchner

Si bien el fallecido juez federal Claudio Bonadio y la ex presidenta Cristina Kirchner se conocen hace más de una década, la historia de enfrentamientos entre ambos es relativamente reciente, ya que comenzó en 2014 cuando el magistrado comenzó a investigar a la familia presidencial en el marco de la causa Hotesur, el primero de cinco expedientes que el magistrado llevó adelante contra la ex mandataria.

Ese año, cuando Cristina era presidenta y siete meses más tarde de comenzar la investigación, Bonadio envió a juicio oral al entonces vicepresidente Amado Boudou, al ex secretario de Transporte Ricardo Jaime y al ex secretario de Comercio Guillermo Moreno, pero, además, decidió allanar Hotesur, la sociedad comercial a través de la cual la familia Kirchner administraba varios hoteles en el sur del país.

En paralelo, el Consejo de la Magistratura comenzó a imponer una serie de multas al juez federal por atrarse con otras causas que estaban a su cargo y que no involucraban a la entonces presidenta.

Además, los camaristas Eduardo Freiler y Jorge Ballesteros recusaron a Bonadio y le sacaron el expediente de la causa Hotesur.

En ese entonces, en cadena nacional, la primera mandataria llamó a Bonadio "juez pistolero", haciendo referencia a un episodio que sucedió en 2001, en el que Bonadio mató a disparos a dos asaltantes, en tanto que lo calificó de "mafioso" y "extorsionador".

En septiembre de 2015, el senador kirchnerista Marcelo Fuentes denunció a Mariano Bonadio, hijo del juez federal nombrado por Carlos Menem en 1994, por un presunto caso de lavado de dinero a través de un estudio de grabación.

El segundo round llegó en 2016 cuando, ya con Mauricio Macri en la presidencia, a través de la conocida causa "Dólar Futuro", Bonadio citó a indagatoria a 13 personas, entre las que estaban la ex presidenta y varios funcionarios del gabinete económico, por supuestamente causar "pérdidas al Banco Central por $ 77.000 millones", siendo la primera de numerosas visitas de Cristina Kirchner a Comodoro Py.

Con el paso del tiempo, a esas dos causas se sumaron otras tres: la firma del Memorándum con Irán, cuyo fiscal era Alberto Nisman, Los Sauces, Vialidad y la causa de Los Cuadernos de las Coimas escritos por el ex chofer Oscar Centeno.

Por la firma del Memorándum, Bonadio dictó la prisión preventiva para la ex presidenta, que nunca se hizo efectiva debido a que recientemente había sido elegida senadora y la postura del titular del bloque del PJ de entonces, Miguel Pichetto, era de no dar el desafuero si la sentencia no era firme, tomando como ejemplo el caso de Carlos Menem.

El segundo pedido de prisión preventiva fue en la causa de los Cuadernos, que tampoco se efectivizó por el mismo motivo.

En su libro "Sinceramente", la ex presidenta le dedicó un capítulo al juez federal, asegurando que fue "perseguida y sometida por un sicario judicial".

El lunes, en dos escritos que presentó ante la Justicia y la AFIP, Cristina, en su última referencia a Bonadio, consignó: "Si se me permite, podría agregar el dato de haber sido sometida por el sicario judicial Claudio Bonadio a ocho indagatorias en un mismo día... en fin".

Para el próximo 10 de febrero estaba programada la reanudación del juicio oral por la causa Vialidad, en la que Cristina es apuntada por presuntas irregularidades en la adjudicación de contratos de obras públicas en la provincia de Santa Cruz para las empresas de Lázaro Báez.

Además, terminado su trabajo como juez de Instrucción, Bonadio elevó a juicio la causa de los cuadernos, que quedó en manos del Tribunal Oral Federal N°7, el cual aún no definió la fecha de inicio del proceso.

Temas relacionados