Elecciones 2021: el escenario legislativo que prevé el kirchnerismo, ¿pierde senadores y gana diputados?

Elecciones 2021: el escenario legislativo que prevé el kirchnerismo, ¿pierde senadores y gana diputados?
En la cámara alta, el oficialismo aspira a mantener el quórum propio, mientras que, en la baja, analiza distintas posibilidades. Qué proyectos impulsaría
Por iProfesional
31.08.2021 10.18hs Legales

Cristina Fernández de Kirchner mira con preocupación a los distritos donde se renuevan bancas en el Senado. Aunque el Frente de Todos perderá algunos de sus miembros, la vicepresidenta quiere asegurarse que mantendrá la mayoría que necesita para alcanzar el quórum.

A diferencia de Diputados, que se renueva por mitades, la de senadores es una elección de tercios. Las ocho provincias que elegirán este año a sus tres integrantes de la cámara alta (dos por la mayoría y uno por la minoría sin importar el porcentaje de votos) por los próximos seis años son: Córdoba, Santa Fe, Mendoza, Tucumán, Catamarca, La Pampa, Corrientes y Chubut.

El 14 de noviembre, el FdT pondrá en juego 15 de las 41 bancas que le permiten superar el número necesario para el quórum, y JxC arriesgará 9 de sus 25 lugares.

El Senado

De los 24 senadores que finalizan sus mandatos en diciembre, solo cinco intentarán ser reelectos en las elecciones legislativas del 14 de noviembre, posteriores a las PASO del 12 de septiembre.

Si bien el Frente de Todos (FdT) aspira a retener el quórum propio, el escenario para mantener los 41 integrantes del bloque actuales luce complicado. Por ello, consideran que preservar 37 integrantes de la cámara alta será un resultado más que positivo. Es que este número les permitirá impulsar, aprobar o frenar todos los proyectos que consideren necesarios hasta el fin del mandato de Alberto Fernández.

El oficialismo sabe que en Chubut perderán un senador. Es que terminan los mandatos de Mario País, Nancy González y Alfredo Luenzo y aspira a conservar dos bancas.

En Santa Fe también renuevan tres y se anticipa una reñida elección entre el peronismo oficialista y Juntos por el Cambio.

En Córdoba, distintos sectores que antes apoyaban al gobernador Juan Schiaretti quedaron alineados con el Frente de Todos, como el senador Carlos Caserio.

El Gobierno aspira a mantener la mayoría propia en el Senado y aumentar el número en Diputados
El Gobierno aspira a mantener la mayoría propia en el Senado y aumentar el número en Diputados

La Cámara de Diputados

En Diputados, en tanto, el Frente de Todos podría alcanzar o acercarse a la mayoría propia de 129 integrantes. En la actualidad, cuenta con 120 diputados propios, a los que hay que sumarle los "aliados" que sumó desde el 10 de diciembre de 2019, como el interbloque Unidad Federal para el Desarrollo, los que ocupan una posición "intermedia" y otros que acompañaron solo circunstancialmente (los del Interbloque Federal, donde, por ejemplo, están los lavagnistas, los peronistas cordobeses o los socialistas).

El objetivo de Juntos por el Cambio (JxC) es el de ganar terreno en ambas cámaras para tratar de obtener al menos dos años de un Congreso "amigable" en caso de que triunfe en las elecciones presidenciales de 2023.

A continuación, algunas provincias donde una mínima diferencia de votos puede transformar el Congreso:

  • En Neuquén se renuevan tres diputados, (uno del MPN, uno kirchnerista y otro de JxC). Con la oposición en dos espacios distintos, las encuestas muestran que irían dos bancas para el ganador y una para el segundo, puestos por los que pelearán el MPN y el FdT. Así, el Gobierno sumará una banca propia o un "aliado intermedio".
  • En Santa Fe, el peronismo renueva tres, pero podría aspirar a cinco, mientras que en Córdoba apenas renueva un diputado de los nueve que se eligen. Desde el kirchnerismo creen que pueden sumar una banca más.
  • En Entre Ríos, el peronismo perdió en 2017 y renueva dos de las cinco bancas en juego. Se pronostica una elección pareja con Juntos por el Cambio, por lo que el que gane se llevará tres diputados y el otro dos.

Proyectos

Con mayoría, el Frente de Todos podría avanzar finalmente con el postergado proyecto de reforma de la Justicia Federal que aprobó en el Senado en agosto del año pasado, pero que quedó trunco en Diputados, precisamente por la imposibilidad de alcanzar la cantidad de votos necesaria.

El punto central de esa iniciativa es la unificación de los fueros Criminal y Correccional Federal y Nacional en lo Penal Económico, bajo la denominación de fuero Penal Federal con asiento en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, para el cual se crean 23 nuevos juzgados.

Pese al rechazo de la oposición, que considera que el proyecto es un intento de "copar" la Justicia Federal, la reforma podría incluso ampliarse e incorporar nuevos elementos, dado que la propia vicepresidenta Cristina Kirchner había dicho, en oportunidad del tratamiento de esta iniciativa, que el país "todavía se debe una verdadera reforma judicial".

El otro asunto pendiente para el oficialismo en la Cámara de Diputados es la reforma del Ministerio Público Fiscal, con la que el kirchnerismo apunta, principalmente, a remover al procurador general, Eduardo Casal, quien ocupa interinamente el cargo desde la renuncia de Alejandra Gils Carbó en 2017.

El proyecto de reforma judicial pasó el Senado, pero quedó trunco en Diputados
El proyecto de reforma judicial pasó el Senado, pero quedó trunco en Diputados

El proyecto surgió el año pasado del círculo de senadores más cercanos a Cristina Kirchner y, tras su aprobación en la Cámara alta, también quedó trabado en Diputados, donde el Frente de Todos nunca logró reunir el consenso necesario para convertirlo en ley.

Se trata de la iniciativa más sensible porque no solo reduce la mayoría que se requiere en el Senado para designar al procurador general (que pasa de los dos tercios a 37 votos) sino que modifica la integración del tribunal de enjuiciamiento de la Procuración General y le otorga mayor poder de control a la Comisión Bicameral del Ministerio Público del Congreso.

La mayoría que el Frente de Todos alcanzaría en la Cámara de Diputados en estas elecciones le permitiría también tener mayoría en esa comisión para incidir en la política criminal de los fiscales.

A esas dos iniciativas se suma la idea de avanzar con una reforma del sistema de salud, tema que fue planteado hace pocos meses por Cristina Kirchner y que puso en alerta a las obras sociales y a las empresas de medicina prepaga, que temen a una suerte de estatización.

Si bien el Gobierno negó que piense llevar adelante una medida de ese tipo, tampoco quedó claro cuál es la reforma que el kirchnerismo tiene en mente, dado que hasta ahora la idea no se corporizó en un proyecto de ley. Lo que sí se confirmó fue la decisión de avanzar con esa reforma.

El encargado de plantearlo fue Daniel Gollán, segundo candidato a diputado nacional del Frente de Todos por la provincia de Buenos Aires, ex ministro de Salud bonaerense -y de la Nación- y número puesto para encabezar la Comisión de Salud de la Cámara baja.

Recientemente, el candidato afirmó: "La enorme mayoría de los sanitaristas de todos los colores políticos estamos de acuerdo para ir corrigiendo los problemas para hacer más eficiente el sistema de salud". En un intento por de ahuyentar los fantasmas sobre una supuesta estatización, Gollán ratificó que llevará "estas ideas al Parlamento" pero aclaró que "que no es contra nadie" y que "en el debate estarán incluidos todos los actores del sector".