Más artículos
El Lobo de la City

inversiones personales

Recomiendan bonos con CER para tratar de acercarse a las súper tasas del Central

JP Morgan dice que también los títulos que ajustan por Badlar y las Lecaps deberían estar en menú inversor. En la City coinciden y redoblan apuestas
Por Leandro Gabin
11.10.2018 17.00hs El Lobo de la City

Las súper tasas en pesos, con las Leliq del Banco Central a la cabeza, empiezan a generar la necesidad de buscar nuevas alternativas que puedan servirle al inversor para subirse a este nueva ola. 

Un instrumento que está comenzando a verse en el mercado son los bonos atados con CER (o sea, la inflación). No sólo los players de la City ya están hablando de esto sino que el JP Morgan salió a recomendarlos a sus clientes.

El paper del banco de inversión de Estados Unidos, dice que "los bonos atados a la inflación proveen un atractivo carry en el corto plazo". Además dicen que los títulos que pagan según la tasa Badlar -la que pactan para grandes colocaciones en los bancos privados y que actualmente está en casi 49%- son sus favoritos. 

El informe de JP Morgan, escrito por sus estrategas globales Robert Habib, Carlos Carranza y Lara Bes, comparó y estimó las ganancias de los bonos más líquidos en pesos de la Argentina. 

En ese estudio encontraron que las Lecaps (las Letras Capitalizables que emite en Ministerio de Hacienda) y los bonos atadas a Badlar son los más atractivos, con rendimientos aproximadamente del 60% y 49% respectivamente.

"Nos mantenemos underweight en Botes y neutrales con el tipo de cambio", remarcaron desde JP Morgan. 

También desde un fiel exponente del mercado se está empezando a recomendar esta clase de títulos públicos con la idea de subirse al nuevo esquema de súper tasas.

"Los niveles actuales de tasa de política monetaria son atractivos pero inaccesibles para los inversores, dado que no son equiparados por las Lecaps (Letras Capitalizables que emite Hacienda) y los bonos Badlar", dice Delphos Investment.

Según la consultora, la fuerte aceleración de la inflación durante los meses de septiembre y octubre y la naturaleza de su devengamiento “desfasado” a través de los pesos más CER, los presenta como una opción interesante en el muy corto plazo. ¿Por qué?

-El carry ofrecido por los bonos en pesos más CER se posiciona así como una opción superadora respecto del resto de instrumentos de renta fija en moneda local para un horizonte de inversión hacia mediados de diciembre

-Al interior de la curva CER favorecen el TC20, pese a su magra liquidez, debido a que se encuentra desarbitrado respecto del TC21

-Toman como referencia una inflación efectiva de 3,9% en agosto e inflaciones mensuales proyectadas del 7% en septiembre y 4,5% en octubre. Considerando como fecha inicial el 11/10/2018 y una fecha final el 24/12/2018, la inflación devengada anualizada alcanzaría casi 88%. Los rendimientos reales de los bonos CER estarían estabilizándose en un rango entre 6,5%-9% en el corto plazo, difiriendo según duration y liquidez.

"En este contexto, las tasas nominales de los instrumentos para el período considerado, superiores al 90%, se posicionarían muy por encima de las ofrecidas por el resto de los activos de renta fija en pesos", afirma Delphos.

Los rendimientos de las Lecaps en el mercado secundario se posicionan entre 51%-56% y los rendimientos de los bonos Badlar soberanos, a Badlar constante, se ubican alrededor del 60%, lo cual significa spreads sobre Badlar de hasta 250 puntos básicos. El PBY22 rinde alrededor de 75%, unos 1.800 puntos sobre Badlar. Y finalmente, el TJ20, a tasa de política monetaria constante, ofrece un rendimiento del 70%.

Para la consultora financiera, actualmente la curva ofrece tasas reales entre 6,5% y 8,8%, existiendo oportunidades en el tramo corto. El spread del TC21 versus el TC20 se encuentra en mínimos, con rendimientos reales de 8,8% y 6,9% respectivamente. Si bien la liquidez del TC20 es menor, con base en el spread histórico habría un potencial de compresión de por lo menos 75 puntos respecto del TC21.

"El análisis contempla un mantenimiento de las tasas reales vigentes en el mercado, el principal riesgo estaría constituido por una suba de tasas reales. Si bien perspectivas de una desaceleración inflacionaria podrían impactar negativamente sobre los bonos en pesos que ajustan por CER, las mismas vendrían acompañadas de disminuciones en las tasas reales, moderando el riesgo", arriesga Delphos.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ