Más artículos

Jack Ma dice que no es importante que Alibaba gane dinero

Jack Ma dice que no es importante que Alibaba gane dinero
En el Foro Económico Mundial, el empresario chino aseguró que hoy no invertiría en Internet y dio su perspectiva sobre cómo debe ser reformada la educación
Por Paula Krizanovic
24.01.2019 09.23hs Management

El hombre más rico de China y creador de la plataforma de e-commerce Alibaba, Jack Ma, participó como todos los años del ciclo de charlas de jóvenes con líderes empresariales, organizado por la unidad de "Global Shapers" del Foro Económico Mundial, evento que se realiza esta semana en Davos (Suiza). 

Al recordar sus comienzos en 1999, Ma reconoció que tenía miedos y dudas, "pero entonces todo el mundo tenía una chance justa. Nadie era un experto, e incluso hoy, nadie es un experto en el mañana". 

Aseguró que pudo superar esas preocupaciones trabajando duro junto a su equipo para atravesar los problemas. Los organizadores de la conferencia entonces le preguntaron, ¿cómo construiste tu equipo?

"Hoy la gente piensa que los 18 fundadores de Alibaba son leyendas. Pero honestamente, la mayoría de nosotros en esos días no podíamos encontrar un trabajo. No somos tan inteligentes. Ninguno de nosotros se graduó de una gran universidad. Pero estábamos listos para aprender y sabíamos que si trabajábamos juntos y mejorábamos, seríamos grandes", respondió.

Ma entonces les dijo entonces a sus socios que la clave sería contratar a personas más inteligentes que ellos mismos. "Solo si contratamos a quienes son más estúpidos que nosotros tendremos problemas", les advirtió. 

También detalló las dos cosas que busca al reclutar a un nuevo miembro del staff: "La prioridad para contratar a alguien es que sea inteligente. Si es estúpido, es peor que el cáncer. El cáncer se puede curar. Tiene que ser más inteligente que yo. Alguien que en cuatro o cinco años podría ser mi jefe y a mí me gustaría trabajar para él. Eso es lo primero. Lo segundo es que me guste su personalidad. Que sean positivos y que no se rindan fácilmente".

Más tarde en la misma charla, volvió a referirse a aquella etapa fundacional de la compañía china: "Mi consejo es que pueden buscar socios, pero no hagan negocios con amigos. He visto muchas empresas empezar y fracasar entre colegas de la escuela de negocios o del MBA. Muchas amistades se rompen. No inviten a sus amigos a hacer negocios con ustedes, tener amigos siempre es bueno". 

"Ser amigos es algo preciado. Te dan consejos. Mis 18 co-fundadores y yo todavía nos mantenemos en contacto, las cosas están bien y estoy orgulloso de ellos, viven muy bien", recordó el empresario que, según la revista Forbes, tiene una fortuna personal mayor a u$s36.500 millones.

Otro consejo que le dio a los jóvenes es que cuando salgan de la universidad, no se encandilen con las grandes compañías ni busquen pomposos cargos. "Tenés que encontrar un buen jefe, que sea un maestro y que te enseñe a hacer las cosas bien y apropiadamente. Entonces, hacerte a vos mismo la promesa de quedarte allí al menos tres años. Recién entonces empezar a moverte. La gente lo hace demasiado rápido y he visto muchos desastres", apuntó. 

"Luego, cuando ya tienes entre 30 y cuarenta años, si realmente tenés ganas de hacer algo por vos mismo, inténtalo. Entre los 40 y los 50, quedate con aquello en lo que sos bueno. Y después de los 50, potencia a los jóvenes a hacer las cosas mejor", recomedó quien antes de fundar su multinacional participaba como oyente de las conferencias de "Global Shapers" en Davos y ahora no se pierde una sola edición para compartir con los emprendedores su experiencia.

Por su parte, aseguró que si hoy tuviera que volver a empezar, seguramente tomaría decisiones muy distintas: "Si hoy volviera a graduarme, probablemente no me metería en Internet. Porque hay muchísima gente inteligente compitiendo ahí. Probablemente emprendería en la agricultura".

Por último, también les recomendó aprender de las historias de fracasos, "porque casi todas vienen de los mismos errores. No se pueden evitar los errores, pero cuando el fracaso llegue, sabrán como enfrentarlo".

Liderazgo y educación

El estilo de hacer negocios de Jack Ma es, sin dudas, muy particular para los tiempos que corren. El empresario una y otra vez insiste en la necesidad de poner al cliente en el primer lugar y en liderar con valores y no con órdenes para ganar los corazones de las personas. 

De hecho, volvió a mencionarlo en esta conferencia cuando una jóven de Buenos Aires le preguntó cuáles cree que son las habilidades que serán necesarias para el futuro de la humanidad. 

"Estoy muy orgulloso de los seis valores de Alibaba. Hay dos que son muy particulares porque creo que si en el futuro cambiamos, estos dos no cambiarán nunca.  El primero es que los clientes vienen en primer lugar, los empleados en el segundo y los 'shareholders' en tercero. Eso significa potenciar a los otros, hacer que las otras personas sean mejores. Entonces la regla principal para el futuro de la humanidad es esperar que las personas sean mejores", contestó.

"El segundo valor es aceptar el cambio. Si no puedes cambiar las cosas, acéptalas. Esto es algo que tienen que poner en práctica los líderes", apuntó el títular de Alibaba.

En este sentido es que advirtió que será necesario un liderazgo distinto para la nueva economía, ya que todos los referentes pero también las universidades y escuelas de negocios enfrentarán retos.

Dijo que hasta el momento el sistema educativo está hecho para tratar a los chicos como "máquinas para aprender", para que recuerden todo, para que calculen más rápido. Pero no podrán competir en eso con una computadora. "Si queremos enseñarles a trabajar más, las computadoras -mientras haya electricidad- nunca paran de trabajar", continuó. "Así que tenemos que enseñarle a los chicos a ser más creativos e innovadores, a hacer las cosas que las máquinas no pueden hacer", dijo el multimillonario que es en realidad maestro de profesión. Este es de echo el ideal que persiguen el jardín de infantes y las escuelas primaria y secundaria que Alibaba construyó, en donde testea un nuevo modelo educativo para China.

"Pero cuando tienes un montón de personas inteligentes, la clave es el liderazgo. Para manejar un equipo de gente inteligente tenés que usar la cultura, el sistema de valores. Que crean en lo que hacen", insistió. "No puedes controlarlos. Normalmente puedes controlar a la gente estúpida", dijo.

Para gestionar un equipo de personas inteligentes, "lo mejor es que se autoregulen", afirmó Ma. ¿Y cómo se hace? "Cuando creen en los valores y la misión. Las máquinas del futuro tienen chips pero las personas tienen corazones, y allí es donde estarán los valores y la misión. Y la educación debe ir en la misma dirección", adelantó el innovador que a sus 54 años, anunció en septiembre pasado su inminente retiro para dedicar a la enseñanza de los jóvenes el resto de su carrera.

Incurable

En una conferencia como la de Davos, donde los líderes mundiales debaten cómo "gestionar" los cambios sociales y económicos que trae aparejada la cuarta Revolución Industrial, Ma es uno de los pocos que permanece como un optimista incurable. 

El año pasado, en este mismo foro alertó acerca de como cáda revolución tecnológica de la historia fue acompañada de una guerra mundial. Este año sostuvo su pensamiento pero confió en que la propia tecnología proverá las armas para corregir el curso. 

"Creemos que la tecnología es buena para las personas, porque cada revolución tecnológica creó más trabajos. Pero en etapas iniciales lo que crea una tecnología nueva son preocupaciones, preocupación sobre como si no es bien manejada, generará grandes problemas", arrancó el fundador del "gigante" chino de e-commerce.

"En Alibaba creemos en el futuro. Creemos que la tecnología será inclusiva, sostenible, usaremos la tecnología para mejorar el medioambiente. Creemos que hay que aprender a usarla de manera inteligente y darle oportunidades a cada país para hacerlo", profundizó.

Y el fundador fue mucho más allá: "Por eso, una compañía de tecnología no debe hacer el mal, debe estar creando cosas buenas para el mundo y para el futuro. Debemos creer en la gente joven".

"Por eso creo que Alibaba tiene mucho para hacer. Hacer dinero no es importante para Alibaba. Era importante en los primeros días. Hoy lo importante para nosotros es cómo podemos usar la tecnología para cambiar, para ser mejores, más inclusivos, sostenibles y 'verdes'. Ese es el significado de la tecnología", reflexionó.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas