Más artículos
Últimas noticias
Ahora en portada
Últimas noticias

Tras su incursión en televisión, Fabricio Oberto apuesta por los e-sports a donde busca llevar su experiencia de equipo

Tras su incursión en televisión, Fabricio Oberto apuesta por los e-sports a donde busca llevar su experiencia de equipo
El ex basquetbolista incursionó en los deportes electrónicos. Creó Indian Games, que será parte de la Liga Master Flow de LOL. Nuevas lecciones
Por Andrea Catalano
20.01.2020 07.01hs Management

Finales de agosto. Final de la Liga Master Flow de League of Legends en el mítico Estadio Obras Sanitarias, el escenario en donde supieron tocar Charly, Los Violadores, Los Redondos, Spinetta y tantos otros grandes de ayer, hoy y siempre. Las gradas estaban copadas por jóvenes de 20 años promedio que alentaban a 9Z, finalmente campeón, y a Isurus Gaming. En el extremo digital, y vía Twich, otros cientos de miles de fanáticos siguieron las alternativas y sumaron unos 7 puntos de rating.

Un número que cualquier programa de televisión hoy envidiaría tener. Y es la razón por la que, este año, la liga de LOL no sólo sumará más equipos sino que lo hace de la mano de dos referentes de peso: por un lado, River Plate con su propio team de LOL; por el otro, un grande del básquet nacional, Fabricio Oberto, que hace su debut en esta liga con su equipo Indian Games. Una manera de continuar ampliando el alcance, los públicos, y hasta la forma en que entidades tradicionales se incorporan a los negocios de los nuevos tiempos.

¿Cómo es posible que un referente del dream team argentino de básquet, quien también fuera referente de la NBA y capitán de ese equipo que ganó la máxima presea en Atenas 2004, lo que le llevó a catapultar a este grupo de deportistas como la Generación Dorada, ahora apueste a los e-sports, a los videojuegos? La pregunta es tan obligada como prejuiciosa.

"Desde el momento en que el Comité Olímpico Internacional consideró a los e-sports como actividad deportiva es posible pasar la experiencia del llamado deporte tradicional a este, más nuevo", dijo en una charla con iProfesional, el propio Fabricio Oberto.

Haber llegado a esta instancia no fue casualidad. En una charla amena, durante la presentación de la Liga Maste Flow de League of Legends, contó que en sus tiempos de concentración con la selección nacional, gran parte de los integrantes del equipo se pasaban horas jugando frente a la pantalla.

En su caso particular, de chico había incursionado en el mundo de los videojuegos con los Arcade y otros del estilo, pero que una vez en la selección mayor del básquet hubo que aprender otras habilidades, electrónicas claro. El Counter Strike solía llevarse las noches de varios de ellos.

Oberto está muy entusiasmado con esta nueva etapa, que arrancó hace menos de un año, casi en paralelo con el lanzamiento del reality Desafío ESPN: Camino a League of Legends, el programa de la señal deportiva donde el ex basquetbolista ofició como comentarista dada su afición por los esports.

Junto a un amigo, hombre de negocios dedicado a temas de innovación y de deporte, decidió impulsar la conformación de un equipo de League of Legends, hoy integrado por cuatro cordobeses y un chico de Buenos Aires, que se conocían entre ellos. Se trata de Indian Games, que el pasado jueves fue presentado como uno de los nuevos integrantes de la Liga LOL.

Misma disciplina en analógico y digital

Ser jugador de League of Legends o de Fortnite o de Freefire (el nuevo juego que hace furor en el móvil) o de Counter Strike exige, cuando ya se habla en términos profesionales, de la misma disciplina deportiva que siguen los jugadores de fútbol, de básquet, de voleybol, o los atletas que se dedican a disciplinas individuales.

"Tenemos planes de actividad física. Estamos terminando nuestra Gaming House (N. de la R: la casa acondicionada especialmente con la más alta tecnología disponible en donde los jugadores de esports se reúnen a entrenar). Mi intención es poder pasar mi experiencia de equipo al equipo de e-sports y a la organización, y darle un nuevo estilo", comentó Oberto.

Una experiencia que no es cualquier experiencia. Menos aún en la percepción de los padres de los jugadores de Indian Games que coinciden en haber sigo fervientes seguidores de la Generación Dorada y que esa admiración parece convertirse en un motivo más de cercanía para trabajar en equipo también desde la familia.

"Evolucionar es ser adaptable a todo. Y esa es una bajada de línea igual a la que se da en el deporte tradicional entre comillas", señaló el ex basquetbolista. Sucede que, ante la aparición de esta actividad, que suma millones de seguidores en el mundo, resulta difícil diferenciar a una de otra en cuanto a las exigencias en materia de disciplina, preparación física y mental que requieren tanto una como otra.

A diferencia de lo que suele verse en los partidos "tradicionales" de diversos deportes, en los e-sports el público no sólo es participativo y festivo sino que, además, practica la camaradería. Es lo que pudo verse el año pasado en las finales del Apertura y Clausura de la Liga Master Flow y también en las alternativas del Argentina Game Show, donde se definió el Clausura de la Liga Pro Trust Gaming de CS, entre otras competencias.

"Competir es casi una mala palabra para estos chicos", dijo, todavía sorprendido, Fabricio Oberto. Y aunque el común diga que la competencia sana es buena para templar los espíritus y que el deporte ayuda en esa formación, las nuevas generaciones de millennials y centennials parecieran estar resignificando también estos conceptos.

Por eso, el integrante de la Generación Dorada consideró que resulta fundamental enseñarles a "aprender a perder", además de que el tiempo dedicado a los e-sports sirva también para socializar, aunque parezca contradictorio.

Hay otro aspecto que a Oberto le interesa desarrollar a través de Indian Games. Desterrar esa idea de que a los 23 o a los 24 años hay que abandonar el deporte. O los e-sports, cuyos equipos se conforman, principalmente, por chicos de 18 a 22 años, aunque a veces esos extremos pueden ampliarse un poco más.

"A los 23 o 24 años no sos viejo para jugar. Hay un montón de jugadores que estiraron ese tiempo y que pueden estar perfectamente en cualquier liga profesional. Por eso vimos y vemos a jugadores que con 37 o 38 años siguen siendo de elite. Para lograr eso se trabaja la parte mental y la parte física, porque esto es posible siempre que se trate de una elección. Y cuando es así el paso siguiente es desarrollar un entrenamiento cuidado", subrayó el capitán del siempre querido dream team argentino.

Cuando iProfesional le consultó su opinión sobre los casos de los chicos que ganan mucho dinero con los e-sports cuando apenas están entrando en la adolescencia, tal el caso de Thiago King Lapp, que se hizo de u$s900.000 por haber llegado a ser uno de los finalistas del Mundial de Fortnite, el año pasado, Oberto fue contundente: "Si apuesto a que mi hijo me salve a mí hay algo que está muy mal. Esto es como cualquier otro deporte. Sí pueden ser profesionales, pero eso es parte de un camino".

Será sólo parte de lo que transmita a partir de ahora cada vez que los chicos entrenen y salgan a gastar sus dedos, sus neuronas y su trabajo en equipo cuando salgan a las pantallas. En la Argentina hay más de 2,5 millones de jugadores de deportes electrónicos. Es hora de dar lecciones nuevas.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Management en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Más sobre Management
Te puede interesar