Más artículos

La otra "grieta": la pandemia amplió la distancia entre las empresas "dinámicas" y las que no logran recuperarse

La otra "grieta": la pandemia amplió la distancia entre las empresas "dinámicas" y las que no logran recuperarse
El 38% de las Pyme tiene dificultades para satisfacer la demanda. Un sector de la economía nunca dejó de crecer, incluso durante el ASPO
Por Paula Krizanovic
29.12.2020 09.09hs Management

En su informe coyuntural de 2020 la Fundación Obsrvatorio Pyme declaró que la recuperación de la actividad manufacturera inició en el tercer trimestre del año, cuando se relajaron las restricciones para operar propias de las primeras etapas del aislamiento social, preventivo y obligatorio (ASPO).

Pero hubo también otro "efecto colateral" de la pandemia que tiene que ver con una ampliación de la brecha que separa a las grandes y medianas compañías que ya lograron reactivarse de las más pequeñas y menos dinámicas, que parecen no encontrar el piso. 

"La economía productiva de las Pyme y de las empresas medianas-grandes (definidas éstas últimas por una dimensión de 250 a 800 ocupados) está en plena reactivación. Sin embargo, hay diferencias en las reacciones por tamaño de firma y por sector que es importante señalar", apunta un informe enviado a iProfesional.

El Observatorio encuentra una "neta diferencia de desempeño" entre las empresas pequeñas (10-50 ocupados) y las medianas (51-249 ocupados) manufactureras.

"Las firmas medianas vienen exhibiendo un desempeño muy superior, mostrando números positivos ya a partir del segundo trimestre de 2019 y una sola caída productiva en el segundo trimestre de 2020, es decir en el momento más crítico del ASPO. Sin embargo, ya en el tercer trimestre aumentaron sus ventas reales en un 8% interanual, mientras las pequeñas cayeron un 23%", aseguran.

Por eso la Fundación se anima a decir que la pandemia profundizó en dos clústers a las empresas manufactureras de la Argentina. Las que pudieron recuperarse rápidamente suelen ser las medianas o grandes, de los sectores de servicios y agropecuario/recursos naturales, localizado predominantemente en la región Centro del país, con el 40% del total de las empresas relevadas.

Fuera de ese clúster caracterizado como "dinámico", hay otro más bien "estático", con otro 40% de las firmas, conformado por microempresas y pequeñas, de los sectores manufactureros, construcción y comercio, localizado en las regiones AMBA y Sur del país.

El restante 20% está representado por un grupo de comportamiento "inestable" compuesto por empresas que muestran un desempeño difícil de clasificar como "dinámico" o "estático". 

Actividad real en las Pyme manufactureras en 2020
Actividad real en las Pyme manufactureras en 2020

De hecho, un hecho que cobró relevancia en 2020 y que muestra esa diferencia por tamaño de empresa y por sector es que al ocurrir la neta reactivación de la demanda observada durante el tercer trimestre del año, con la duplicación de las órdenes de pedidos con respecto al segundo trimestre, el 38% de las Pyme industriales no pudieron satisfacerla inmediatamente.

Consultada por iProfesional al respecto, Ayelén Bargados, coordinadora de Análisis e Investigación de la Fundación Observatorio Pyme especificó que las empresas que tuvieron este tipo de inconvenientes para satisfacer la demanda una vez que se reactivó fueron las de los sectores que producen manufacturas de caucho y plástico, productos de madera y muebles, fabricación de productos minerales no metálicos (como cerámica, vidrio, etc).

"Por tamaño, las medianas compañías están un poco más complicadas en este sentido que las pequeñas, la difusión del problema es un poco más elevado entre las de mayor dimensión", aseguró la especialista.

"Esta situación advierte sobre el deterioro del capital físico y la insuficiencia del capital de trabajo de estas empresas. El faltante de productos para la venta observado durante el último trimestre no obedece solamente a la incertidumbre sobre el precio futuro de reposición, sino también y más simplemente a la insuficiente capacidad productiva del sector", puntualizan los analistas.

Principales problemas de las PYME manufactureras en 2020Principales problemas de las PYME manufactureras en 2020
Principales problemas de las PYME manufactureras en 2020Principales problemas de las PYME manufactureras en 2020

En el tercer trimestre, de acuerdo al indicador compuesto PMI (Purchasing Managers’ Index) relevado por la Fundación, la cartera de pedidos aumentó 109% en relación al trimestre previo. También disminuyó la caída en las ventas, que pasó a afectar al 46% de las compañías relevadas (en el segundo trimestre, en plena vigencia del ASPO, fue afectado el 81%), los retrasos en los pagos de los clientes y las dificultades de financiamiento.

El sector que "escapó" a la pandemia

El software y los servicios informáticos no vieron perjudicadas sus ventas por la pandemia
El software y los servicios informáticos no vieron perjudicadas sus ventas por la pandemia

Como punto destacado del 2020 la Fundación Observatorio Pyme señala que las empresas de este tamaño que se dedican al desarrollo de software y servicios informáticos -y que pronto recibirán el beneficio de la reciente reglamentación de la Ley de Economía del Conocimiento- en ningún momento de la pandemia experimentaron caída de sus ventas.

"Aún en el momento más álgido del ASPO, en el segundo trimestre del año, vieron aumentar su facturado real en un 14% interanual. En el tercer trimestre del año repitieron ese mismo desempeño", resume el informe.

La situación particular de este sector que "escapó" a los embates de la pandemia también profundiza el dualismo productivo mencionado anteriormente. En el mismo período en el que las ventas de estas empresas crecieron 14% las del sector textil, calzado y cueros retrocedieron un 44%, solo para brindar un ejemplo. 

"Estas divergencias de comportamientos no constituyen un evento coyuntural, sino que se vienen manifestando con fuerza durante los últimos años. En efecto, durante los últimos 4 a 5 años (desde el primer semestre de 2016) las empresas manufactureras medianas se destacaron por su dinamismo relativo con respecto a las empresas más pequeñas. Es más, mientras las pequeñas empresas nunca salieron de la última recesión que se inició a mediados de 2018, las firmas medianas comenzaron a registrar ventas reales positivas ya en el segundo trimestre de 2019 y disminuyeron solo durante el segundo trimestre de 2020, en el momento más álgido del ASPO", se lee en el reporte.

¿Cómo será el 2021?

Pese al repunte en la confianza, los empresarios no incrementarán su nivel de inversión
Pese al repunte en la confianza, los empresarios no incrementarán su nivel de inversión

La Fundación Observatorio Pyme considera que, si bien se evidencia un repunte en el nivel de confianza de los empresarios, eso no alcanzó para modificar las previsiones de inversión ni las expectativas de rentabilidad, que continuarán estables al nivel actual. 

Y ese nivel de actividad, por más estable, no logrará tampoco tener un impacto sustancial en las tasas de ocupación de los trabajadores del país. 

Por todos estos motivos la Fundación tiene la expectativa de un 2021 mediocre: Sin eventos disruptivos, se espera un 2021 mediocre, con niveles de rentabilidad e inversión similares a los actuales, insuficientes para generar un cambio significativo en el mercado de trabajo y con grandes diferencias de desempeño entre empresas mediana-grandes y medianas, por un lado, y microempresas y pequeñas, por el otro

Prevén que aproximadamente el 70% de las Pyme (con algunas diferencias por sector y tamaño) retornará al nivel de actividad de la pre-pandemia durante el primer semestre y el restante 30% se distribuye entre el segundo semestre y el 2022.

Los esfuerzos de los empresarios, por su parte, estarán dedicados al desarrollo de estrategias orientadas a la mayor eficiencia productiva y de gestión. 

Temas relacionados
Management en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído