iProfesionaliProfesional

Consejos y tips para conseguir trabajo después de los 50 años

Recomendaciones para empresas y personas mayores de 50 para vencer el edadismo, porque aunque aún hay mucho por hacer, el futuro del trabajo es inclusivo
08/06/2024 - 09:02hs
Consejos y tips para conseguir trabajo después de los 50 años

En el mercado de trabajo argentino, la discriminación por edad, o el edadismo, sigue siendo una barrera invisible que limita las oportunidades de muchos trabajadores, especialmente para los mayores de 50 años. Según un relevamiento que realizó Bumeran durante el 2023, el 68% de los reclutadores de Argentina no tomó a ninguna persona de más de 55 años en el último año. Sin embargo, según Sandra Olive, especialista en gestión y comportamiento organizacional, la tendencia se está revirtiendo y cada vez son más las empresas que muestran una apertura al respecto.

"Si bien aún persisten sesgos asociados a la edad, cada vez más empresas, tanto pymes como corporaciones, están comprendiendo el valor del conocimiento y la experiencia que aportan los trabajadores senior. Yo creo que la clave está en encontrar el perfil que mejor se ajuste al puesto y entendiendo que no necesitas que sea un Messi. Hay que desterrar los sesgos inconscientes y abrir las puertas a la diversidad, pero no solamente de género, también de edad", dice Olive a iProfesional.

"Una vez realizamos una búsqueda para una empresa donde nos pedía un candidato que sepa manejarse en contextos inflacionarios y claro, qué mejor que alguien que vivió los ochenta, es decir, los que hoy tienen más de 50 años", recuerda Olive, quien además es Managing Partner de Bäcker & Partners, consultora especializada en la búsqueda de ejecutivos para la Alta Gerencia.

Los sesgos que limitan las oportunidades

Los sesgos inconscientes son aquellos pensamientos o estereotipos que, sin ser conscientes de ello, influyen en las decisiones. En el ámbito laboral, estos sesgos pueden llevar a discriminar a las personas mayores, considerándolas menos dinámicas, adaptables y tecnológicamente aptas.

"Es importante que las empresas implementen medidas para identificar y eliminar estos sesgos, porque la realidad es que después en los equipos lo que uno ve es que el aprendizaje es mutuo, los de 20 aprenden del conocimiento de los mayores y los mayores aprenden del conocimiento propio de las generaciones más jóvenes, el tema es que tengan la capacidad y las ganas de seguir aprendiendo", afirma Olive. "

El talento, la actitud, la confianza y el compromiso no tienen edad. "Pero si se quiere hacer una distinción, la realidad es que las personas más grandes persiguen otros objetivos respecto a las nuevas generaciones. Los jóvenes buscan el crecimiento económico y profesional rápido, los más grandes están más dispuestos a esperar, son más tranquilos y comprometidos", describe.

Según Sandra Olive, el edadismo está empezando a caer en las empresa, fundamentalmente en aquellas que valoran el conocimiento y la experiencia por sobre todo
Según Sandra Olive, el edadismo está empezando a caer en las empresas, fundamentalmente en aquellas que valoran el conocimiento y la experiencia 

Consejos para mayores de 50 en búsqueda de trabajo

Para las personas mayores de 50 años que buscan reinsertarse en el mercado laboral o encontrar nuevas oportunidades, Olive ofrece algunos consejos:

  • Enfatizar las habilidades y la experiencia: Es fundamental destacar las habilidades y la experiencia que se poseen, poniendo énfasis en los logros y resultados obtenidos en trabajos anteriores.
  • Siempre tener el LinkedIn al día, estudios, postgrados, cursos, idiomas e incluso, avisa Olive, aquellas actividades que creas que no son tan relevantes: desde hobbies, trabajos de voluntariado y primeros trabajos. "Mucha gente no pone esos trabajos que hizo mientras estudiaba porque creen que no son importantes, pero no. No es lo mismo la persona que estudió y trabajó a la vez, que una que se dedicó exclusivamente a estudiar".
  • Algo que las empresas consideran súper valioso son las recomendaciones, hay que contar con al menos cinco.
  • Transmitir al reclutador tu tranquilidad respecto a tus capacidades: La idea es que sepa que sabes qué hacer y cómo hacer en función de las necesidades de la empresa, porque ya viviste la experiencia, aunque no sea exacta, en otros trabajos. "Por supuesto, también hay que decir si no se tiene suficiente conocimiento si en determinada tarea y e indicar que necesitarás ayuda", remarca.
  • Aclarar siempre si las empresas que se trabajó son grandes o chicas, ya que no es lo mismo trabajar bajo el paraguas de una gran empresa que con la estructura de una chica. Tampoco es lo mismo quien trabajó cerca del dueño que quien respondía a una cadena enorme de mandos.
  • Adaptar el CV y la carta de presentación: Es importante adaptar el CV y la carta de presentación a cada puesto específico, destacando las habilidades y experiencias más relevantes para el puesto en cuestión.
  • Desarrollar habilidades digitales: Existen diversas opciones de capacitación online y presencial para adquirir o mejorar estas habilidades.
  • Ampliar y demostrar tu red de contactos: El networking es fundamental para ampliar las posibilidades laborales. Se puede participar en eventos, grupos profesionales o utilizar plataformas online para conectar con personas del sector de interés.
Actualmente las búsquedas de candidatos se canalizan por LinkedIn, por lo tanto es clave mantenerlos siempre actualizado
Actualmente, las búsquedas de candidatos se canalizan por LinkedIn, por lo tanto, es clave mantenerlos siempre actualizado
  • Mantener una actitud positiva y perseverante: La búsqueda de empleo puede ser un proceso desafiante, pero es importante mantener una actitud positiva y perseverante. La confianza en uno mismo y la disposición para seguir aprendiendo son claves para el éxito.
  • Aunque el tema dinero es importante, Olive no recomienda abordarlo de entrada.
  • Es aconsejable siempre llegar a las entrevistas con una investigación previa sobre las características del puesto, la empresa,  el sector y no menos la cultura de la organización.

"Hay que tener en cuenta que muchas veces el primer entrevistador, puede ser una persona junior sin demasiada práctica o que hasta tenga dudas sobre el rol del que te estés postulando, pero lo importante en ese momento es el impacto que causas en esa persona, ya que será el primer filtro. En una segunda entrevista, quizás con el responsable del área, podrás sacarte todas las dudas. Enfocate en cada etapa y sé humilde porque de esa primera persona depende si avanzas o no", remarca Olive.

Combatir el edadismo en el mercado laboral argentino es un desafío que requiere el compromiso de todos los actores y las empresas que apuesten por la diversidad y la inclusión de los mayores de 50 no solo estarán haciendo lo correcto, sino que también estarán obteniendo una ventaja competitiva. Como bien concluye Olive: "El talento no tiene edad".

Temas relacionados