iProfesionaliProfesional

¿Cuál fue el sueldo en blanco promedio de los argentinos en abril y cómo le fue contra la inflación?

La inflación avanzó solo 8,8% en abril y acumuló 65% en los primeros cuatro meses de 2024. ¿Cómo evolucionaron en promedio los salarios?
10/06/2024 - 10:06hs
¿Cuál fue el sueldo en blanco promedio de los argentinos en abril y cómo le fue contra la inflación?

Al cumplirse los primeros seis meses de su gestión, el gobierno de La Libertad Avanza vio un alentador dato positivo: por segundo mes consecutivo, el salario promedio de los trabajadores registrados en la Argentina le ganó a la inflación. La Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables (RIPTE) para el mes de abril 2024 fue de 819.501,72 pesos.

Este es el dato que se desprende del último informe sobre los salarios de la actividad pública y privada registrada en la Argentina que entrega la Secretaría de Trabajo, Empleo y Seguridad Social. 

Eso significa un incremento intermensual del 16,1% del salario promedio nominal, que se alinea con el 14% que tuvo en marzo. En ambos meses, el indicador oficial creció por encima de la inflación medida por el Instituto Nacional de Estadistica y Censos (INDEC), que fue del 11% en el tercer mes del año y del 8,8% en el cuarto

¿Se trata entonces de un reacomodamiento de los sueldos frente a los precios, luego de la fuerte devaluación que tuvo lugar en diciembre de 2023? Por lo pronto, lo que se ve es un alineamiento de dos meses consecutivos donde los salarios "en blanco" de los trabajadores estables tuvieron en promedio una mejora del poder adquisitivo real.

¿Los sueldos le ganan a la inflación?

Más allá de la comparación intermensual, los sueldos en la Argentina acumulan varios años de pérdida del salario real, que no se recupera con esta suba del indicador. Más aún, tampoco en el acumulado de 2024 le ganaron a la inflación, por lo que tampoco se puede pensar que se subsanó aquello perdido durante la actual administración.

En lo que va de 2024 el RIPTE muestra una suba acumulada del 47,5%, -el salario promedio de los trabajadores argentinos fue de 555.269,16 pesos mensuales en enero-, en tanto que hasta abril la inflación acumulada en el año de acuerdo al INDEC había sido de 65% en cuatro meses. Se trata de una pérdida del 10,6% del salario real en ese lapso

Los salarios en blanco le ganaron a la inflación en abril pero acumulan más de 10% de pérdida desde enero
Los salarios en blanco le ganaron a la inflación en abril pero acumulan más de 10% de pérdida desde enero

En las empresas se está viendo un panorama similar, y de hecho, se proyectan ahora aumentos de sueldo menores para empleados fuera de convenio que los que se presupuestaron a principio de año.

La consultora Mercer confirmó esta tendencia y dijo que la media de incrementos salariales será de 191% anual, en tanto que las compañías estiman una inflación del 190% anual. La misma tendencia vio en marzo WTW, que pronostica subas del 186% en promedio de mercado.

Asimismo, puede ser que esas previsiones continúen a la baja si la misma tendencia sigue la inflación. En mayo, 36 consultoras, centros de investigación y entidades financieras de Argentina consultadas por el Banco Central ya redujeron a 146,4% anual su proyección de este indicador para 2024. 

No obstante, vale la pena recordar que el RIPTE no se puede tomar como indicador general del promedio de los salarios en el país, según advierte la propia Secretaría que hoy conduce Julio Cordero. Sólo incluye el promedio de salarios de los trabajadores registrados en el sistema de seguridad social y que estuvieron trabajando para un mismo empleador por 13 meses consecutivos, tal y como fueron declarados en el Régimen General del Sistema Integrado Previsional Argentino (SIPA).

Es decir, el RIPTE no contempla los salarios informales, los autónomos, los nuevos empleados en el sector público o privado formal con menos de un año de antigüedad, etc. y tampoco las remuneraciones variables y componentes no remunerativos del sueldo (que en algunos convenios colectivos tienen cada vez más peso).

Por eso, no es equiparable al mercado general de trabajo ni a los promedios de salarios que realiza el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC). Sin embargo, es uno de los indicadores que permiten tener una idea de cuál es la situación de los salarios formales en la Argentina.

Temas relacionados