Más artículos

Metrogas obtiene fondos en los mercados de capitales para renegociar deuda e invertir

Metrogas obtiene fondos en los mercados de capitales para renegociar deuda e invertir
A través de una nueva emisión de Obligaciones Negociables (ON), la mayor distribuidora de gas del país busca recomponer su situación financiera
Por Andrés Sanguinetti
10.12.2018 16.07hs Negocios

Con fuertes pérdidas en lo que va del año por algo más de $2.400 millones y con la necesidad de cumplir con las inversiones comprometidas en el acuerdo de renegociación de tarifas, Metrogas acaba de obtener fondos frescos provenientes de los mercados de capitales.

La mayor distribuidora de gas del país, con 2,3 millones de clientes residenciales en la Ciudad de Buenos Aires y 11 municipios del Gran Buenos Aires (GBA)-, recaudó $512,4 millones mediante la emisión de una serie de Obligaciones Negociables (ON) por un total de $626,4 millones.

Es decir, logró atraer inversores por casi el 85% del total del dinero que intentó colocar con estas ON simples, no convertibles en acciones y que tienen la particularidad de estar denominadas en Unidades de Valor Adquisitivo (UVA) y actualizables por el Coeficiente de Estabilización de Referencia (CER).

Se trata de dos series que fueron emitidas por Metrogas a tasa fija con vencimiento a los 24 meses contados desde la fecha de emisión y liquidación que fue establecida para este próximo miércoles 12 de diciembre.

El paraguas legal de esta colocación lo da el programa de emisión de ON de corto y mediano plazo por hasta u$s600 millones que la Comisión Nacional de Valores (CNV) le autorizó a la distribuidora propiedad de YPF hace ya casi una década y que se fue renovando año tras año.

Según los términos del lanzamiento, Metrogas recibió 40 ofertas por $512,4 millones con un precio de emisión del 100% del valor nominal, que tendrán como fechas de pago de los intereses el 12 de marzo, el 12 de junio, el 12 de septiembre y el 12 de diciembre del año próximo.

Los agentes colocadores y organizadores de esta serie de ON fueron los bancos Itaú BBA e ICBC y, según fuentes oficiales, el dinero será destinado a reducir deuda de corto plazo y apalancar algunos de los planes de inversión que debe encarar Metrogas en el 2019.

La empresa viene siendo afectada por el impacto que la devaluación tuvo en su deuda financiera y por malos resultados durante lo que va del año, lapso en el cual acumula un rojo de $2.414 millones hasta septiembre pasado que no logró revertir ni siquiera con los últimos aumentos de tarifas que fueron aplicados en abril y en octubre pasados. De hecho, el rojo se contrasta con una ganancia de $1.031 millones que había registrado en el mismo periodo del 2017.

Uno de los principales factores negativos que debió enfrentar este año es su fuerte exposición a las variaciones del dólar, teniendo en cuenta que su deuda se encuentra nominada en la moneda norteamericana.

Esto fue lo que más le impactó en sus resultados para el período de nueve meses finalizados en septiembre pasado, al estar expuesta, principalmente a la fluctuación del tipo de cambio del dólar con respecto al peso.

Por ese motivo, en lo que va del año concretó varias operaciones de compra a término de dólares buscando mitigar el riesgo de tipo de cambio y asegurar el cumplimiento de sus obligaciones financieras que terminaron siendo afectadas por el cambio en las condiciones macroeconómicas que comenzó en la Argentina en abril pasado.

Estas modificaciones le provocaron, una imprevista variación en la paridad entre la moneda nacional y el dólar, moneda en la que están establecidos los precios de los contratos con los productores de gas que fueron cerrados a un precio de $20 por dólar para abastecer la demanda en el período comprendido entre el 1° de enero pasado y el 31 de diciembre de 2019.

Pero como la devaluación incrementó el dólar de manera exponencial, Metrogas intentó liquidar su deuda al mismo tipo de cambio con el que había negociado los contratos.  Sin embargo, se encontró con la negativa de las petroleras productoras de gas que pretendieron hacer valer esos contratos a un costo actualizado según la suba del dólar.

El Gobierno intervino en el conflicto ordenando en un primer momento que la diferencia generada por la devaluación fuera abonada por los usuarios en un plazo de 24 meses. Pero el rechazo de las sociedad obligó a la Secretaría de Energía de la Nación a dar marcha atrás y a anunciar que el Estado si hacía cargo de las diferencias entre distribuidoras y productoras.

En el caso de Metrogas, ese dinero llega a los $5.189 millones por las diferencia diarias acumuladas e impagas que todavía acumula en sus pasivos como consecuencia de estas negociaciones.

De hecho, los $512,4 millones que acaba de obtener por la emisión de las ON se suman a otros u$s250 millones que logró mediante la instrumentación de un préstamo no garantizado con Industrial and Commercial Bank of China Limited - Dubai Branch (DIFC) e Itaú Unibanco - New York Branch.

Se trata de un crédito por un plazo de 36 meses y amortizable en 9 cuotas trimestrales a partir de los 12 meses desde la fecha de desembolso. Con ese dinero, Metrogas procederá al rescate de la totalidad de otras ON por el total del monto de capital, con más sus intereses devengados e impagos, y todos los demás montos que se adeudaban hasta la fecha de Rescate. Y con el excedente, intentó refinanciar pasivos corrientes y a capital de trabajo.

De manera adicional, YPF continúa buscándole dueño a sus acciones en la distribuidora por orden del gobierno nacional. Se trata de un proceso que obliga a la petrolera estatal a desinvertir en la distribuidora de gas para cumplir con normativas que le impiden sostener este escenario.

YPF es actualmente dueña del 70% de las acciones de Gas Argentino S.A (GASA), holding controlante de Metrogas, mientras que el 30% restante de esa sociedad se lo reparten entre el ANSeS (8,13%); el personal (10%), y accionistas que operan en las bolsas de valores de Buenos aires y de Nueva York.

El año pasado, el gobierno de Mauricio Macri le ordenó al directorio de YPF poner en venta, por lo menos, una cantidad de acciones que le entreguen el control de Metrogas a un nuevo inversor.

El objetivo es evidenciar el respeto por las leyes bajo las cuales se mueve el mercado energético argentino y que le impiden a una productora de gas ser dueña de una distribuidora.

En ese marco, se contrató al Citigroup para que se hiciera cargo de la presentación de la distribuidora a potenciales interesados. En carrera habrían quedado cinco grupos entre los que se encuentran el dueño de la mayoría de los aeropuertos del país, un ex ministro de Carlos Menem, el ex CEO de Edenor, un grupo español y un fondo inversor norteamericano.

Es decir, Eduardo Eurnekian, a través Compañía General de Combustibles (CGC); José Luis Manzano y su firma energética Integra; Alejandro Macfarlane, actual dueño de Camuzzi; Gas BAN, y el fondo Blackstone. Todos elegidos por el Citigroup que, sin embargo, no ha logrado iniciar el proceso final de venta

Pero debido a los problemas de financiamiento que sufriría la operación tras la devaluación de mayo, la suba de las acciones de la distribuidora gracias al nuevo contexto de tarifas y la falta de apuro de YPF por salir de la compañía.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas