Más artículos

Cómo será el protocolo para volver a jugar Fútbol 5

Cómo será el protocolo para volver a jugar Fútbol 5
En el país funcionan 3.000 complejos de este tipo de deporte que permanecen cerrados. Sus propietarios buscan reabrir para evitar una crisis mayor
Por Andrés Sanguinetti
06.05.2020 21.40hs Negocios

El fútbol, el deporte más practicado en la Argentina, también sufre las restricciones de la cuarentena y las medidas sanitarias impuestas para combatir el coronavirus. Desde los clubes profesionales hasta las canchas donde se "despunta el vicio" entre amigos permanecen cerradas y sin chances de volver en el corto plazo.

Medidas que sufren no solamente los profesionales de este deporte sino también, y más que nada, quienes lo practican en forma amateur y hasta aquellos que algún día de la semana se juntaban con amigos para alquilar "una canchita" y correr detrás de la pelota un par de horas.

En especial, en alguna de las 1.500 canchas de Fútbol 5 que existen en el país o en otros 2.500 clubes o escuelas deportivas que poseen un predio de este tipo y que dan trabajo a cerca de 100.000 personas que desde que comenzó el aislamiento social obligatorio se mantienen cerradas y sin ningún tipo de ingresos.

Un sector que decidió agrupar sus reclamos y sus fuerzas para poder visualizar la crisis que también están sufriendo a partir de la creación de la Cámara de Complejos Argentinos de Fútbol 5.

Su vocero, Mauro Chavez, explica que, como empresario desde hace 20 años de este sector y propietario de varios complejos deportivos, busca que las autoridades los escuchen, "ya que nuestra actividad le interesa a muchas personas y la paralización por la actual crisis sanitaria nos está pegando muy duro, como a muchos otros sectores".

En este marco, advierte que a pesar de estar la actividad paralizada, les siguen llegando facturas de servicios públicos muy elevadas como las que reciben, por ejemplo de Edenor, "que nos factura como si estuviésemos operativos, con un arbitrario promedio de consumo de los meses anteriores".

Lo mismo les ocurre con los alquileres, el gas y todos los impuestos que deben abonar para poder funcionar, además de la necesidad de unos 6.000 empleados de seguir cobrando sus sueldos por las tareas que cumplen en estos 3.000 clubes y complejos que funcionan en el país.

"Sufrimos esta realidad, ante la imposibilidad de alquilar horas u organizar torneos y escuelitas, por lo que necesitamos que se nos escuche y se analicen alternativas de ayuda para nuestro sector", destaca Chavez.

A la espera de poder mantener reuniones con el ministro de Deportes de la Nación, Matías Lammens, y con autoridades de cada municipio donde existe una cancha de Fútbol 5, la cámara que agrupa a estos empresarios elaboró un protocolo de seguridad para intentar poner nuevamente operativos este tipo de complejos deportivos.

El objetivo es promover la reapertura de los establecimientos dedicados a la actividad física y salud, respetando las normas de bioseguridad necesarias dentro del contexto de emergencia sanitaria por Covid-19, promoviendo además, la recuperación económica del sector que impacta considerablemente en una gran masa de trabajadores y en actividades que se relacionan con la nuestra. También, fomentar el deporte y el ejercicio físico como un cimiento de la salud en la sociedad, sumando medidas de seguridad e higiene para garantizar el bienestar de todas las personas que accedan a los predios deportivos.

La meta es intentar normalizar el escenario actual de trabajo, utilizando este protocolo, con las modificaciones que sean necesarias a fin de restablecer todas las actividades comerciales de la ciudad durante la pandemia de Covid-19.

Según el protocolo, habrá un ingreso limitado del público basado en la cantidad de canchas que posea el complejo y sin permitir el ingreso de espectadores a los partidos, excepto si quienes juegan sean menores de edad y estén acompañados de uno de sus padres o tutor responsable.

Se dispondrán "estaciones" de limpieza de manos, exigiendo a todas las personas que ingresen el correspondiente lavado con agua y jabón como mínimo durante 40 segundos (palma, dorso, muñeca, dedos y entre ellos). De no contar con dicha "estación" se proporcionará a los clientes alcohol en gel y otros elementos de desinfección como rociadores con mezcla 70/30 alcohol o productos antibacteriales para la correcta desinfección de cada cliente.

No se permitirá el ingreso de personas de más de 65 años y los horarios de comienzo y finalización serán estrictos, exigiendo puntualidad para evitar esperas y aglomeración de personas.

Se estipulará un tiempo de 10 minutos entre cada partido en la misma cancha para evitar que las personas que finalizaron un partido y los que llegan a jugar se crucen en el complejo.

En ese tiempo también se desinfectará los postes, arcos y pelotas después de cada partido, teniendo en cuenta que el comienzo de cada juego será escalonado, para evitar que el ingreso y finalización sea en simultáneo y por consiguiente la aglomeración de personas.

En el caso de que dos partidos se jueguen en un mismo horario (por la cantidad de canchas) se buscará que se respete el distanciamiento social y se juegue en canchas distantes. Por ejemplo, en la cancha Nro. 1 comienza a las 21 horas; en la cancha Nro. 2 a las 21.10 en la Nro. 3 a las 21.20.

El protocolo establece también que al presentarse en la cancha, todos los jugadores deberán inscribirse al partido mediante el siguiente proceso:

● Completar datos personales, nombre y apellido, teléfono, email, dirección, DNI y suministrar datos de un referido a contactar en caso que fuere necesario

● Leer detenidamente el protocolo a cumplir durante su estadía en el predio, que también estará visible en el complejo, tanto a la entrada como en la mesa de atención.

● Aceptar/firmar declaración jurada en la que se exponga que no estuvieron en contacto con afectados por el COVID-19, que no presentan síntomas característicos (fiebre) y que cumplirán con las medidas estipuladas por el predio.

● En la medida de lo posible, se realizará a través de medios digitales para evitar aglomeración de personas en el predio

● Será obligatorio el uso de tapaboca al ingresar al predio y durante su estadía para todos los clientes. Sólo podrán quitárselo dentro de la cancha.

● En caso que el predio cuente con estacionamiento, se habilitará el ingreso al predio a través del mismo, buscando principalmente que los jugadores permanezcan en sus vehículos hasta que se retiren los del turno anterior y se desinfecte la cancha.

● Cuando las dimensiones del complejo lo permitan, se dispondrá de una zona de espera delimitada donde las personas que ingresen a pie puedan esperar a que finalice el turno anterior.

● Se diferenciará el ingreso y la salida de personas, por caminos y/o puertas diferentes

● Se usará solo el baño del establecimiento para el lavado de manos, pues es algo fácil de programar y proveyendo de jabón, toallas descartables o secador de manos de aire. Las puertas de los baños permanecerán abiertas en su totalidad para evitar el contacto.

● Se solicitara que cada persona lleve su gel de alcohol personal, más allá de que haya a disposición en los locales.

● No se habilitarán las duchas, y se buscará reducir el uso de los vestuarios.

● El límite máximo de personas dentro de cada vestuario será respetando la distancia de 1,5 metros, uno del otro.

● Los vestuarios se higienizarán mientras se desarrollan los turnos. Se limpiará con agua y lavandina o solución diluida de alcohol. (Alcohol 70% – Agua 30%) en los picaportes y superficies de uso/contacto más frecuente.

● Al comienzo de cada jornada se realizará una limpieza profunda de los baños y vestuarios. Todas las superficies de contacto frecuente, como los inodoros, pisos, y paredes.

● Se podrán facilitar medios de pago digitales para que abone su parte cada cliente.

● En el caso de no poder realizar el pago de manera digital, se comunicará con anticipación el precio a abonar por cada jugador para que paguen con el cambio justo, evitando así el manejo de dinero innecesario.

● Los jugadores deberán venir ya cambiados para jugar, evitando así el uso de vestuarios.

● El complejo no dispondrá de juegos de pecheras de entrenamiento para sus clientes para evitar un posible contagio entre quienes concurran a diferentes turnos.

● Para los lugares comunes, baños, vestuarios, se buscará evitar su uso lo más posible implementando diferentes medidas (cambiarse en casa, puntualidad de turnos).

● Se limpiarán las zonas comunes con agua y lavandina y se adoptarán las medidas necesarias para la ventilación diaria y recurrente.

● Se venderán bebidas y snacks al paso ya que la permanencia será solo de tránsito para hidratación.

● La capacidad del bar/restaurante como así de los quinchos será reducida en un 50% de su ocupación.

● Las mesas serán usadas con reserva previa, como máximo cuatro personas con las medidas de distancia correspondiente y eubicadas a dos metros de distancia una mesa de la otra.

● No podrán quedarse a comer si no cuentan con reserva previa y la capacidad máxima de personas en cada salón será de una cada 2 mts2.

Temas relacionados