La rebelión de los shoppings: reclaman abrir ya o se perderán miles de puestos de trabajo

La rebelión de los shoppings: reclaman abrir ya o se perderán miles de puestos de trabajo
Los centros comerciales anticipan que están en riesgo 50.000 puestos de trabajo y casi 10.000 locales que podrían cerrar si la reapertura se demora
Por Andrés Sanguinetti
20.07.2020 21.10hs Negocios

Con la amenaza de masivos cierres de locales en sus espacios y la pérdida de miles de empleos en los próximos meses, los shoppings centers se rebelan a la imposibilidad de volver abrir en esta nueva etapa de la cuarentena de la misma forma en que se autorizó el regreso de las galerías barriales o los negocios a la calle.

Si bien en el sector son conscientes de que las medidas sanitarias tomadas por el gobierno de la Ciudad de Buenos Aires se orientan a salvar vidas y combatir la pandemia contra el Covid-19, reclaman que se les permita reabrir teniendo en cuenta que ya presentaron un protocolo completo y avalado por expertos del renombre del doctor Daniel Stambulian.

Impacto de cuatro meses sin actividad

Hasta ahora, el confinamiento comercial al que están obligados, los ha llevado en estos casi cuatro meses de inactividad a no poder cobrar alquileres y expensas a los comercios que utilizan sus instalaciones y a ver cómo se les va reduciendo el negocio por cada día de cuarentena comercial que pasa.

De hecho, solamente en expensas acumulan una deuda de casi $700 millones solamente en la Ciudad de Buenos Aires, y de 10.000 comercios que ocupan estos espacios, ya el 25% debió cerrar de manera definitiva.

Shopp
Los shoppings presentaron un protocolo de reapertura, pero no fueron considerados en la flexibilización de cuarentena.

Si se mantienen las prohibiciones por otros meses se hace cada vez más cierta la posibilidad de que otros miles de locales sigan el mismo camino y pierdan el empleo cerca de 50.000 de los 100.000 trabajadores que emplea el sector.

"Desde el primer día, hemos presentado un estricto protocolo para cuando volvamos a operar, que contempla la colocación de alfombras sanitizantes, medición de la cantidad de concurrentes, alcohol en gel en todos los pasillos y control de temperatura", asegura Mario Nirenberg, gerente General de la Cámara Argentina de Shopping Centers (CASC).

Sin embargo, las autoridades locales hasta ahora no han tenido en cuenta a los centros comerciales en el cronograma elaborado de reaperturas para las próximas semanas, al punto que la fecha estimada sería recién para septiembre.

"La situación no da para más y si se mantiene esa fecha, es probable que abramos vacíos y con la mitad de los empleados porque no habrá locales que sobrevivan más tiempo de esta forma", anticipa el ejecutivo de la entidad empresaria que agrupa a shoppings como Unicenter; Abasto; DOT Baires; Alto Palermo y Paseo Alcorta, para citar algunos de los más importantes.

Chicos y grandes en el negocio de los shoppings

Los centros propiedad de grandes grupos como Cencosud o IRSA que representan sólo al 25% de los 100 shoppings que funcionan en el país, ya que el resto son controladas por empresas familiares; pequeños y medianos constructores o desarrolladores inmobiliarios, que generan decenas de miles de empleos en todo el país.

Además, el 90% de los locatarios son pymes y en el ámbito del AMBA, Bahía Blanca y Mar del Plata funcionan cerca de 50 de esos centros comerciales, que emplean en su conjunto unas 50.000 personas que hoy tienen su continuidad en riesgo.

Comercio y reapertura: los shoppings piden que se los habilite como ocurrirá con las galerías.
Comercio y reapertura: los shoppings piden que se los habilite como ocurrirá con las galerías.

En la intimidad, los empresarios de este sector se sienten discriminados con las galerías comerciales que podrán reabrir en los próximos días, quizá con protocolos más laxos y siempre con la duda de si se implementarán los controles necesarios para el cumplimiento de estas medidas.

De todos modos, aclaran que no se trata de una pelea contra las galerías sino un llamado de atención para que el gobierno porteño tenga en cuenta de la profundidad de la crisis que sufren en estos momentos.

Nirenberg hace referencia a las aperturas que ya se dieron en provincias como Mendoza, Salta, Córdoba o Neuquén, donde los shoppings ya funcionan, sin aglomeración de gente y sin haber sido causantes de ningún foco nuevo.

"Tenemos dialogo con la Ciudad, pero no logramos que seamos tenidos en cuenta a la hora de la apertura", agrega el gerente de la CASC.

Esto se debe a que en el nuevo plan de regreso a la normalidad establecido por los gobiernos de la Ciudad de Buenos Aires y la provincia de Buenos Aires, no parece haber lugar para los centros comerciales.

En este sentido, las palabras de Nirenberg ante iProfesiional, complementan una nota redactada por las autoridades de la cámara de sector en la que aseguran estar "sorprendidos" porque siguen siendo discriminados al momento de determinar los comercios que pueden volver a la actividad.

"Les pedimos a las autoridades que revean esa medida en función de las garantías que podemos brindar en lo que hace a distanciamiento social y cuidado de la higiene y que son más efectivas de las que pueden llevar a cabo el pequeño comercio y las galerías", señala el documento enviado a los medios.

Temas relacionados