Más artículos

Nueva avanzada contra Clarín, detrás del ente que busca controlar la información

Nueva avanzada contra Clarín, detrás del ente que busca controlar la información
Sin aval del Gobierno, sectores K que impulsan una nueva Ley de Medios buscan usar el nuevo ente para iniciar una etapa de revancha contra el multimedios
Por Andrés Sanguinetti
13.10.2020 19.00hs Negocios

Tras la polémica y el fuerte rechazo que generó la creación de un nuevo organismo para supuestamente desarticular noticias falsas (fake news), desde el Gobierno salieron rápidamente a despegarse de la iniciativa que intenta tomar el control sobre las noticias con un esquema arbitrario y que roza la filo política.

Si bien lo hacen todavía de manera informal, fuentes oficiales recordaron que el organismo de aplicación y regulación que rigen la información en el mercado de las telecomunicaciones es el Ente Nacional de Comunicaciones (Enacom).

El organismo, creado por el anterior gobierno de Cambiemos para reemplazar resabios de la Ley de Medios kirchnerista como el Afsca, puede actuar luego de recibir, por ejemplo, una denuncia sobre violencia; insultos fuera de los límites de horario; sexo explícito o discriminación.

A su vez, se trabaja con otros organismos del Estado vinculados a los mismos delitos como el INADI para el caso de algún tipo de discriminación.

Del mismo modo, el Enacom entiende ante una supuesta agresión a algún funcionario del Gobierno mediante el uso de redes sociales o de algún medio que roce la difamación; las calumnias; las injurias o algún delito contra el honor.

Superposición de tareas

En este sentido, algunas de las funciones de Nodio podrían superponerse con las del Enacom, ya que se pretende combatir supuestos mensajes favorables a la dictadura cívico militar; misóginos; sexistas; racistas; xenófobos; homofóbicos que, según los impulsores del ente "intoxican el debate democrático y refuerzan opiniones que promueven la polarización, cancelan la diversidad y pueden conducir, incluso, a la violencia física".

Toda una batería de palabras para argumentar hechos que ya son investigados y, si corresponde, sancionados no solamente por el Enacom sino por varios organismos oficiales vinculados a los delitos tipificados.

Del mismo modo, el Enacom puede actuar si alguna información es emitida de manera maliciosa y causa un efecto social concreto, como la investigación que se abrió luego de que la periodista Viviana Canosa bebiera al aire una botella de dióxido de cloro, elogiando el líquido y a pesar de que el Anmat había desaconsejado su ingesta.

Es decir, el ente que preside Claudio Ambrosini regula de manera posterior, una vez que exista una denuncia contra algún programa o medio de comunicación por los motivos que indican las normativas vigentes.

En el caso del nuevo instituto creado por la Defensoría del Público que ha sido bautizado como Nodio, se lo acusa de pretender ejercer censura previa al intentar, como dice su carta de presentación, "registrar, analizar y prevenir el caudal de informaciones y contenidos maliciosos y falsos en los medios de comunicación masivos".

Su esencia será la de actuar antes o casi en simultáneo a la información que pretenden controlar con el objetivo de "garantizar a la ciudadanía la protección contra noticias que promueven la polarización social y la violencia", pero sin aclarar cuáles serán los parámetros que se tendrán en cuenta para evaluar esas consideraciones ni quiénes serán los funcionarios encargados de llevar adelante esta tarea.

De sus considerandos se desprende también que trabajará intentando detectar; verificar; identificar y desarticular "estrategias argumentativas de noticias maliciosas, de sus operaciones de difusión, y los sistemas de alertas con el objetivo de proteger a la ciudadanía comunicacional".

Cristina:
Nodio abrió otra grieta entre el Gobierno y ciertos sectores del kirchnerismo.

Preocupación en el Gabinete

Semejante cantidad de argumentaciones generalistas y de falta de precisiones causaron fuerte preocupación y fueron motivos de conversaciones entre miembros del Gabinete nacional para determinar el verdadero alcance de un organismo que dicen no haber sido impulsado por nadie cercano al presidente Alberto Fernández.

Repiten que con la tarea del Enacom es suficiente para sostener una sana relación con toda la industria de medios y de telecomunicaciones, con la que en la actualidad se está debatiendo la reglamentación del decreto presidencial que declaró a esta industria como esencial, marcando nuevos límites en el accionar de las compañías y en la política de precios que establecen para cobrar sus servicios a los clientes.

De hecho, ya existen varias medidas cautelares contra la medida presidencial que fueron presentadas por Movistar; Telecom; Telecentro; DirecTV y varias operadoras de televisión por cable del interior.

Los funcionarios aclaran también que no hacía falta "marcar la cancha" a los medios críticos el mismo día en que una nota de Clarín fue acusada de "golpista" por informar la dirección de la vicepresidenta, Cristina Kirchner, como uno de los puntos de convergencia de la marcha opositora del pasado lunes 13 de octubre.

Los argumentos, compartidos con iProfesional, intentan evidenciar otra grieta entre sectores del oficialismo y ciertos grupos kirchneristas que fueron desplazados de la distribución del poder y que añoran recuperar terreno perdido a partir de reflotar viejas ideas como una nueva Ley de Medios que esta vez logre su cometido de eliminar la opinión de canales, emisoras radiales y diarios ubicados en las antípodas del mundo K.

Es decir, "fuego amigo" contra Nodio a partir de argumentos similares a los que desde la oposición política se usó para destrozar el ente como considerarlo un ataque a la libertad de prensa y propio de regímenes dictatoriales.

Quién ideó Nodio

Si bien la "vocera" de Nodio fue Miriam Lewin, titular de la Defensoría del Público, la creación intelectual del ente tiene a varios ex impulsores y redactores de la fracasada Ley de Medios durante el gobierno de CFK. También advierten "la mano" del PJ Capital, comandado por Juan Manuel Olmos y Gabriela Cerruti, quien ya manifestó sus simpatías por Nodio.

Sin embargo, para los funcionarios del Gobierno, el ente "es un refrito de organismos anteriores como el Observatorio de Accesibilidad a los Servicios de Comunicación Audiovisual que fue lanzado cuando la Defensoría del Público estuvo a cargo de Cynthia Ottaviano, en la gestión de Mauricio Macri.

Miriam Lewin, la vocera del proyecto Nodio.
Miriam Lewin, la vocera del proyecto Nodio.

Ahora, señalan a la misma "banda" que estuvo detrás de la avanzada contra el Grupo Clarín y que tuvo a la Facultad de Ciencias Sociales de la UBA como una de sus usinas preferidas.

De hecho, el director de Planificación Estratégica e Investigación de la Defensoría, Glenn Postolski, es egresado de esa casa de altos estudios, fue director de la carrera de comunicaciones y perdió las elecciones en el Centro de Estudiantes hace dos años, luego de un quiebre entre la izquierda y el kirchnerismo por el reparto de los fondos que maneja esa facultad.

En declaraciones a FM La Tribu, el funcionario del ente que dirige Lewin fue crítico contra la forma en la que el periodismo o los "medios hegemónicos" tratan y abordan la pandemia del Covid-19. Según su visión, los medios ya dejaron de ser el cuarto poder para convertirse en un poder antagónico en sí; en un actor político.

También recordó que la propia Lewin, su jefa, dijo que se necesita "educar a las audiencias para que no consuman discursos de odio". Y agregó que "se debe construir con todos los agentes del sistema, inclusive con aquellos que forman parte de esos medios hegemónicos, una condición cultural que nos proteja y que nos cuide".

Para coronar su postura frente al nuevo ente y para que no queden dudas de que se trata de un instrumento en la lucha de este sector kirchnerista desplazado del poder por recuperar la esencia K de la Ley de Medios, pidió "pensar una nueva ley".

Su argumento se basa en que actualmente, Internet es ya un derecho humano y un bien público que en la norma vigente todavía lo audiovisual está visto y concebido en los patrones clásicos de los medios de comunicación abiertos que llegan por el vínculo físico del cable. Hoy, sin dudas hay que poner en discusión el derecho humano que implica tener acceso a internet.", remarcó Postolski, durante el reportaje concedido a la radio que es propiedad del ex integrante del Partido Comunista local, Ernesto Lamas.

Otro de los impulsores de Nodio es Martín Becerra, asesor kirchnerista en temas de medios de comunicación quien durante la gestión de CFK estuvo muy activo en la guerra contra Clarín y el resto de los medios considerados opositores.

Becerra ve en Nodio y en el control sobre las informaciones una especie de revancha contra Clarín y los "medios hegemónicos" y defiende el pedido de Postolski de sancionar otra Ley de Medios, aunque no logra el respaldo de ninguna de las usinas de poder del Frente de Todos para tener éxito en su cruzada.

De todos modos, se conforman con la creación de nuevos puestos de trabajo que las tareas que plantea Nodio deberán cubrirse y suponen que lo harán con hombres de su confianza que quedaron afuera del reparto de poder del 10 de diciembre pasado para vigilar y controlar toda la información. También sueñan con generar acuerdos de cooperación con universidades y facultades al estilo de los que se acostumbraban hacer durante el kirchnerismo sin pasar por licitaciones transparente y generando muchas sospechas sobre los movimientos de fondos.

Se suma a este grupo "pro Nodio" la diputada bonaerense Florencia Saintout; otra acérrima enemiga de Clarín que se hizo famosa por haber sido la impulsora, en su momento, de entregas del premio "Rodolfo Walsh" a ex presidentes latinoamericanos como Hugo Chávez; Rafael Correa y Evo Morales, en sustitución de formas que antes premiaban la labor periodística en la Universidad Nacional de La Plata.

En el acto de lanzamiento de Nodio, Santout pidió "ponerle un freno a esos discursos de odio" que circulan por las redes sociales y que, según su visión, construyen agenda en los medios tradicionales.

Habría que analizar si sus palabras incluyen a la amenaza realizada por el cómico Dady Brieva quien dijo sentirse con ganas de "agarrar un camión y jugar al bowling por la 9 de Julio" en clara alusión a los participantes de la marcha opositora de este lunes 13 de octubre que se manifestaron en esa avenida.

A todos ellos se agregan la investigadora Adriana Amado Suárez; el abogado especializado en política y derecho de la comunicación, Damián Loretti, y la periodista María Seoane.

Temas relacionados