Más artículos

El microcentro, un "páramo": se duplicó cierre de locales, garajes colapsan y hay alquileres a pagar en cuotas

El microcentro, un "páramo": se duplicó cierre de locales, garajes colapsan y hay alquileres a pagar en cuotas
La falta total de turistas y el "home office" mantienen por el piso la facturación de los comerciantes. Propietarios, desesperados por retener inquilinos
Por Patricio Eleisegui
02.12.2020 12.21hs Negocios

El microcentro porteño, describen los comerciantes, parece una escena de película futurista en la que la humanidad amenaza desaparecer. "Es un páramo, sobre todo los fines de semana", sintetizaron desde organizaciones que nuclean a los negocios en la zona de Florida y Lavalle. Como nunca antes en décadas, ese apartado de la Ciudad transita una ola de cierres que parece no tener techo. Y la posibilidad concreta de que las pyme del área dejen de percibir el ATP oficial hace suponer que lo peor aún no ocurrió.

El desastre, pronostican los empresarios, se profundizará en el verano si no hay ayuda oficial y se incentiva el consumo. Desde fines de junio a esta parte, según pudo constatar iProfesional, el cierre de locales comerciales directamente se duplicó sólo en el punto comprendido por las peatonales.

Desde FECOBA, la federación que integra a las pyme del comercio y la industria en Buenos Aires y el conurbano, informaron que cerca de 200 locales bajaron persianas de forma definitiva en este último tramo del año. A mitad de 2020, tal como expuso este medio, el número merodeaba los 100 y ya en ese momento se hablaba de catástrofe.

"Tanto el micro como el macrocentro están entre los más expuestos por la situación que atraviesa el país por la pandemia y la economía. Ninguna pyme estaba preparada para sobrellevar una cuarentena tan larga. Seguimos tratando de sostener el empleo, pero los meses corren y todo se vuelve más dramático", comentó a iProfesional Fabián Castillo, presidente de FECOBA.

"El turismo no existe, no muestra ningún indicio de una eventual recuperación. Y las oficinas nunca retomaron su funcionamiento habitual. Quién sabe cuándo eso ocurrirá finalmente. Justamente son los dos actores que traccionan la economía de las peatonales y el microcentro en general. Lo que viene es más complicado porque siempre el verano es una meseta para el sector en Capital. Hoy la zona es un páramo, sobre todo los fines de semana", añadió.

Según Castillo, los locales comerciales hoy apenas si facturan el 35 por ciento de lo que registraron en 2019, considerado ya un año malo para el sector. "Tenemos cada vez menos gente que consume. No hay un incentivo fuerte y eso repercute de esta forma. Lamentablemente, la perspectiva es negativa y eso significa que se perderán empleos", expresó.

La pérdida definitiva de esos 200 locales en Florida y Lavalle representa la extinción de cuanto menos 600 puestos de trabajo. Para los propietarios este incremento en el nivel de vacancia representa un auténtico dolor de bolsillo por lo que, expuso el titular de FECOBA, las negociaciones para garantizar la continuidad de los comercios contemplan acuerdos de distinta naturaleza.

"Para los dueños la salida del inquilino representa la obligación de correr con todos los gastos de mantención del inmueble. A eso hay que sumarle que el contexto económico no garantiza en absoluto que ese mismo local volverá a estar ocupado en el corto plazo. Eso terminó originando tratativas basadas en la flexibilidad, que apuntan a seguir manteniendo el local en funcionamiento", dijo Castillo.

Los locales comerciales del microcentro facturan el 35 por ciento de lo que
Los locales comerciales del microcentro facturan el 35 por ciento de lo que registraron en 2019.

Para luego añadir: "En muchos casos, las renovaciones de contratos que se cerraron en estos meses se realizaron manteniendo el precio del alquiler. O sea, sin aumentos. Se dejó afuera el ajuste semestral que aplicaban algunos propietarios. También hay acuerdos para que el pago del alquiler se pueda completar de forma fraccionada. Que se abone una parte y el resto a completar cuando mejore la facturación".

Castillo comentó que "se terminaron los contratos que se cotizaban en dólares", y sostuvo que los comerciantes apuntan al 24 de diciembre como la última gran oportunidad para mejorar sus números económicos. "Es la última oportunidad. Esperemos que no suceda lo del Día de la Madre, que terminó con ventas hasta un 30 por ciento por debajo de las del año pasado", señaló.

Garajes, muy complicados

Complicados tanto por el menor movimiento en la zona como por el libre tránsito impuesto en su momento por el Gobierno, los garajes también concluyen 2020 afectados por una ausencia casi total de ingresos, el endeudamiento en alquileres e impuestos, y la falta de ayuda oficial para sortear este momento.

Semejante combo terminó por activar una ola de cierres con foco en la zona del micro y macrocentro, área donde sólo en la primera mitad de 2020 clausuraron su entrada más de 20 emprendimientos.

Como ocurre con otros rubros, los estacionamientos también dejaron de percibir el ATP que aliviaba el pago de salarios.
Como ocurre con otros rubros, los estacionamientos también dejaron de percibir el ATP que aliviaba el pago de salarios.

"Estábamos complicados con la cuarentena y ahora mucho peor. En general sigue el libre estacionamiento y eso hace muy difícil tener un ritmo de trabajo razonable", comentó a iProfesional Eduardo Sánchez, titular de la cámara que nuclea a los empresarios del rubro.

"Para colmo tenemos empleados mayores de 60 años a los que tenemos q cubrir con otros. Esto nos obliga a pagar doble sueldo y ya no tenemos el ATP", añadió. Para luego afirmar que, sin auxilio del Estado, cerca de 450 estacionamientos porteños podrían desaparecer en los próximos meses.

Temas relacionados