Ruta "caliente": se agiganta el paro y además de trabar exportación y abastecimiento se evalúa "invadir" Capital con camiones

Ruta "caliente": se agiganta el paro y además de trabar exportación y abastecimiento se evalúa "invadir" Capital con camiones
Los transportistas nucleados en TUDA volvieron a cerrar los ingresos a puertos en Santa Fe y complican al trigo. Preocupación por el impacto económico
Por Patricio Eleisegui
03.02.2021 11.03hs Negocios

El paro que vienen llevando a cabo los transportistas independientes agrupados en Transportistas Unidos de Argentina (TUDA) está muy cerca de cumplir el mes y la medida de fuerza no deja de intensificarse. Tras fracasar las reuniones llevadas a cabo con Sergio Massa, los referentes del gremio informaron que continuarán con la medida de fuerza por tiempo indeterminado y, además de mantener los cortes en la provincia de Buenos Aires, relanzaron los bloqueos a los puertos en Santa Fe.

Respecto de esto último, durante la madrugada del miércoles el gremio volvió a cerrar el ingreso a la terminal de Timbúes.

La medida en cuestión mantiene en terapia intensiva las exportaciones de trigo y cebada y desde organizaciones como CIARA, la cámara de la industria aceitera, advirtieron que Argentina está a un paso de perder mercados internacionales por la disputa.

"Los transportistas autoconvocados volverán mañana -por hoy miércoles- a organizar piquetes que impedirán la circulación de camiones con granos, lo que comprometerá las exportaciones de trigo y cebada, en el marco de un nuevo llamado a detener el flujo general de mercancías", comunicaron desde la entidad.

"Los mercados internacionales son temerosos de los incumplimientos. La Argentina pagará, en un momento difícil para su economía, con divisas no ingresadas, multas, trabajo no realizado y con la pérdida de participación en el mercado internacional", advirtieron.

Además de las renovadas trabas al ingreso en los muelles establecidas en Santa Fe, TUDA añadió nuevos cortes en Entre Ríos y Córdoba.

Según pudo saber iProfesional, durante la jornada del martes, los trabajadores nucleados en el sindicato ingresaron con sus camiones al centro de Necochea para protestar frente a la sede municipal. Participaron alrededor de 100 choferes. La alternativa que evalúa la organización es llevar a cabo una caravana similar pero ya dentro de la Ciudad de Buenos Aires.

La efectividad de la medida impulsada por TUDA es contundente: desde el 19 de enero ni un solo camión ha podido ingresar a las terminales portuarias de Quequén e Ingeniero White, este último vecino de la ciudad de Bahía Blanca.

La Federación de Acopiadores de Granos estima en 100 millones de dólares la pérdida que viene generando el paro sólo en los puertos mencionados. "A esa cifra hay que sumarle la pérdida en el mercado interno por los fletes que no pueden circular, y de los avícolas, de tambos y feedlots de la zona que no les llega el alimento", declaró Fernando Rivara, titular de esa entidad.

Los transportistas volvieron a cerrar los ingresos a terminales en Santa Fe.
Los transportistas volvieron a cerrar los ingresos a terminales en Santa Fe.

Desde la COPAL su titular, Daniel Funes de Rioja, informó que por estos días existen "trastornos fuertes en la provisión de materias primas, como en la distribución de productos terminados derivados de los cortes, principalmente en plantas de las provincias de Buenos Aires, Santa Fe y Córdoba".

En sus primeros días de establecido, el paro afectó con contundencia el funcionamiento de las automotrices instaladas en Córdoba. Así, tanto Fiat como Renault tuvieron que paralizar sus respectivas producciones ante un faltante de autopartes derivado de los piquetes instalados en los caminos. Desde una de las compañías expusieron que los cortes de rutas complicaron el arribo de piezas clave provenientes de Brasil.

El reclamo de fondo

Como expuso iProfesional al inicio del paro, TUDA reclama una tarifa de 85 pesos por kilómetro y mejoras en la infraestructura de las rutas, entre otros pedidos.

"Se trata de un reclamo a nivel nacional para el autotransporte de carga por la situación de emergencia que estamos teniendo: no podemos afrontar los altos costos logísticos que tenemos hoy en día", declaró al respecto Daniel Carlucci, uno de los voceros del gremio.

Entre otras variables que explicarían el paro, argumentó que en los últimos meses hubo al menos seis aumentos de combustible.

La medida de fuerza ya originó pérdidas por al menos 100 millones de dólares sólo en los puertos bonaerenses.
La medida de fuerza ya originó pérdidas por 100 millones de dólares en los puertos bonaerenses.

"Arrancamos el año con alzas en los costos de un 30 por ciento en seguros, 45 por ciento en técnica, 55 por ciento en los pesajes en Buenos Aires. Es imposible transferir eso a la tarifa", dijo. En contrapartida, en diciembre último la tarifa del autotransporte de carga se incrementó 19,5 por ciento.

"Estamos trabajando a pérdida. No llegamos a obtener la necesaria rentabilidad del 30 por ciento. Tampoco hay créditos flexibles para el transportista", concluyó el vocero.