La segunda ola castiga a más negocios: cinco sectores, al borde del abismo por nuevas restricciones

La segunda ola castiga a más negocios: cinco sectores, al borde del abismo por nuevas restricciones
La decisión oficial de reducir la movilidad pega de lleno en el funcionamiento comercial de miles de emprendimientos. El drama, rubro por rubro
Por Patricio Eleisegui
30.04.2021 06.15hs Negocios

El Gobierno volvió a mover las fichas y se prepara para oficializar la continuidad de las restricciones a la circulación en Capital Federal. Incluso baraja ajustar aún más los criterios mediante la suspensión de toda actividad comercial a partir de las 18.

Entre las pautas que se discuten está desde cerrar el grueso de los accesos a la Ciudad hasta solicitar nuevos padrones para los permisos especiales. Sí hay certezas en torno al funcionamiento de los comercios y el entretenimiento en la geografía porteña: continuarán las limitaciones vigentes, sumado al recorte del horario. 

Centros de estética y peluquerías se verán alcanzados por el DNU que el oficialismo dará a conocer en el transcurso del viernes. Resta tener la certeza de la duración de estas trabas, aunque todo indica que se establecerá por el lapso de una quincena.

La extensión de las limitaciones representa otro duro golpe para segmentos y actividades comerciales que transitan esta etapa de la pandemia con números en rojo intenso.

A partir de este contexto, iProfesional identificó 5 sectores en "terapia intensiva económica" a los que ahora se los vuelve a colocar de frente a la tormenta. Lo que sigue es el detalle de un drama que, se sabe, recrudecerá a partir del cierre que se prolongará durante los próximos días: 

1. Restaurantes y pizzerías

En diálogo reciente con iProfesional, Daniel Prieto, flamante presidente de la AHRCC, la asociación que integra a los emprendimientos del rubro, los bares, confiterías y hoteles de la Ciudad, sostuvo que las restricciones vigentes "generan un daño enorme en muchos establecimientos".

La cuarentena del año pasado derivó en la pérdida de 2.000 establecimientos gastronómicos en Capital Federal. Ahora trascendió que sólo en Puerto Madero ya cerró cerca del 20 por ciento de los locales gastronómicos, y que la imposibilidad de operar con normalidad se cobrará la vida comercial de al menos el 50 por ciento de los emprendimientos aún en pie.

Un desastre similar transitan las pizzerías porteñas. Voceros de APPYCE, la entidad que nuclea a los comercios del rubro comentaron a iProfesional que las medidas implementadas por el Ejecutivo resultaron fatídicas para la actividad. "Las medidas causaron una caída promedio del 40 por ciento" en la actividad comercial de las pizzerías. Los más afectados, señalaron las fuentes, corresponden a los emprendimientos del microcentro.

Las trabas en el horario "liquidan" el fuerte del rubro: la atención nocturna. Esta franja, en tiempos previos a la pandemia, representaba el 70 por ciento de la facturación de los comercios.

Desde APPYCE afirmaron recientemente que el año pasado el sector perdió el 15 por ciento de sus comercios. Y que, por el mal momento económico profundizado en estas semanas, cerca del 35 por ciento de los locales aún en funcionamiento está en riesgo.

Según la entidad, durante 2020 bajaron sus persianas al menos 150 pizzerías sólo en la geografía correspondiente a la Ciudad de Buenos Aires. En términos de empleo, semejante "apagón" representó la pérdida de cuanto menos 1.500 puestos de trabajo.

Al menos 150 pizzerías cerraron sus puertas desde que comenzó la pandemia.
Al menos 150 pizzerías cerraron sus puertas desde que comenzó la pandemia.

2. Shoppings y cines

En el ámbito de los centros comerciales la continuidad de las medidas es asumida con la peor de las preocupaciones. Señalan que ya el veto de estos días reavivó el crecimiento de la vacancia en los locales y que el cierre que sigue arrojará números incluso peores a los cosechados en 2020.

En el segmento dan por descontado que entrará en riesgo la continuidad de más de 13.200 empleos sólo en Capital Federal. A la par, pronostican un nuevo estallido en las estadísticas de locales vacíos, aspecto que había comenzado a revertirse en el último tramo de 2020.

Respecto de esto, Mario Nirenberg, titular de la CASC, la cámara que aglutina a los shoppins, sostuvo ante iProfesional que el escenario para el rubro es peor que el de 2020 en tanto los comerciantes ahora carecen de ayudas oficiales como los ATP que, durante buena parte del año pasado, permitieron cubrir el 50 por ciento de cada sueldo.

"La decisión de cerrar los shoppings implicó un golpe terrible para el sector. Nos sentimos discriminados a partir del permiso para operar establecido para los comercios a la calle. Además, el protocolo que implementamos dio probadas muestras de efectividad. Esta situación va a poner en instancia de desastre a la mayoría de los locales", afirmó.

El directivo remarcó que, a este ritmo, lo que viene es una nueva ola de desocupación de locaciones.

"El año pasado hablamos de una vacancia del orden del 25 por ciento. Logramos que se reduzca al 10, 12 por ciento y eso por efecto de los ATP y la decisión de los shoppings de flexibilizar el pago de expensas. Ahora, si el cierre se sigue prolongando, ese 25 por ciento quedará chico. Vamos a hablar de un porcentaje de vacancia muy superior", vaticinó.

El segmento de los centros comerciales sufrió, sólo durante el primer año de pandemia, pérdidas por 1.200 millones de pesos en concepto de expensas impagas, lucro cesante y alquileres no cubiertos.

Las salas de cine, en tanto, son otro de los ámbitos alcanzados por las restricciones impulsadas por el oficialismo. En diálogo con iProfesional, Martín Álvarez Morales, CEO de Cinemark-Hoyts y presidente de la Cámara Argentina de Exhibidores de Multipantallas, definió a esta instancia como "un golpe más".

"Cada cadena deberá revisar sus costos. Ya no se venían cubriendo más allá de que hubo una vuelta en la actividad. Las decisiones en torno a los cines no se entienden porque es uno de los espacios donde más se respetan los protocolos", afirmó.

"Con el retorno nos estaba yendo bien, esto en términos de las condiciones en que podemos operar. Sobre todo, a partir del estreno de Godzilla Vs. Kong. Pero igual los números del sector están complicados", dijo.

Álvarez Morales remarcó que los cines no han registrado contagios, y que este tipo de decisiones complica la estabilidad laboral de todo el sector. La actividad brinda trabajo a más de 10.000 personas.

3. Hoteles

Paralizada desde hace más de un año, la hotelería transita una de las peores crisis de su historia. Los números del derrumbe son dramáticos: de 2020 a esta parte, a nivel país, cerraron de forma definitiva 1.700 establecimientos y se perdieron al menos 170.000 empleos.

Desde organizaciones del sector como FEHGRA, la federación que nuclea a los empresarios de los alojamientos y los restaurantes, acercaron a iProfesional un relevamiento donde se detalla que sólo entre abril y diciembre del año pasado, el segmento acumuló una baja de la actividad superior al 60 por ciento.

Según la Asociación de Hoteles de Turismo (AHT), el número de cierres definitivos en el último año, que engloba hoteles de todas las categorías, representa el 10 por ciento de la oferta total.

Desde la AHT se alertó, además, que la situación se profundizará por las nuevas restricciones implementadas por el Gobierno.

Previo a la pandemia, la Ciudad contaba con 1.100 hoteles en funcionamiento. De ese número hoy apenas se mantiene operativo el 7 por ciento de los alojamientos. Aquellos establecimientos que permanecen abiertos sólo ofrecen un puñado acotado de habitaciones.

Las agencias de turismo, grandes perjudicadas por la pandemia

4. Agencias de turismo

Las restricciones surgidas a partir del recrudecimiento de los contagios con Covid-19 intensificaron el escenario de desastre que transitan las agencias de viajes. Tras sortear un 2020 en el que la comercialización cayó algo más del 50 por ciento, este tramo del año encuentra a las empresas en una situación de recaudación igual a 0.

La ausencia de ayuda oficial complica la supervivencia de las compañías del rubro, que entienden que la recuperación no llegará hasta por lo menos el último tramo de 2021.

El estado de emergencia es tal que las principales entidades del sector ya anticipan que, si no hay ayuda oficial, las compañías no podrán cumplir con aquellos clientes que hoy tienen servicios contratados para algún momento de este año.

"Reprogramaciones, reembolsos, cancelaciones: toda esa carga recae en las agencias sin que se generen ingresos. La realidad es que las empresas del sector hoy están en el peor de los mundos", dijo a iProfesional Daniel Hana, titular del Foro Argentino de Consultores de Viajes (FACVE).

La organización, que integra a los 45 mayores operadores del rubro, es una de las más golpeadas por las medidas de reducción de vuelos y cierres de fronteras implementadas en las últimas semanas.

A todo esto se suma la reciente suspensión de los viajes de egresados. Desde que se retomó el turismo estudiantil a Bariloche en 2020, la ciudad recibió a más de 10.000 estudiantes, traídos por 14 empresas que volvieron a operar allí.

 "En ese período, la incidencia de contagios demostró no ser superior a la del resto del sector turístico, e incluso sin superar tampoco a otros sectores productivos. Se calcula un 10% del total de jóvenes se infectaron con el virus", explicó el secretario de turismo de Bariloche Gastón Burlón.

Para la ciudad rionegrina el turismo estudiantil es esencial y genera miles de bocas deempleo. En general arribaban cerca de 120 mil jóvenes por año, hoy eso no está sucediendo y si bien la suspensión de los viajes es durante el mes de abril, todo hace pensar que podría estirarse. "Casi el 30% de los turistas que Bariloche recibe por año son estudiantes en viaje de egresados", remarcó el funcionario.

Las agencias de turismo atraviesa esta etapa de la pandemia con
Las agencias de turismo atraviesa esta etapa de la pandemia con facturación igual a 0.

5. Gimnasios

Al igual que ha ocurrido con todas las actividades que implicaban el encuentro presencial, los gimnasios están entre los segmentos que recibieron de lleno el golpe de la pandemia, la implementación de las restricciones, y el desplome de la economía.

El combo resultó fatal para el rubro: según fuentes del segmento, sólo en el último año bajó la persiana casi el 20 por ciento de los establecimientos. Previo a la pandemia, el nicho estaba conformado por más de 6.000 sitios de entrenamiento distribuidos en todo el país.

Con escaso o, en muchos casos, directamente nulo acceso al crédito, muchos emprendimientos no alcanzaron a ver la luz del final del aislamiento obligatorio.

Sin embargo, tras la salida el camino tampoco fue de rosas para los sobrevivientes: con el rebrote de Covid-19 de principios de enero volvió a mermar la afluencia de público y restableció la incertidumbre entre los actores de ese ámbito.

La decisión oficial de incluir a los gimnasios entre los sectores que no pueden operar, más allá de su comprobada experiencia como agentes de la salud, despliega un extenso manto de incertidumbre sobre un rubro que da empleo a más de 50.000 personas en todo el país.

Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído