Gastronómicos, contra restricciones: las ven como "disparate colosal" y "tiro de gracia final"

Gastronómicos, contra restricciones: las ven como "disparate colosal" y "tiro de gracia final"
Trabajadores y empresarios del sector manifestaron el rechazo a las severas restricciones contra la pandemia. "Van a perjudicar la situación", advierten
Por iProfesional
21.05.2021 18.22hs Negocios

El secretario general de la Unión de Trabajadores del Turismo, Hoteleros y Gastronómicos de la Argentina, Dante Camaño, rechazó enfáticamente este viernes las nuevas restricciones por la pandemia, a las que consideró "un disparate colosal".

"Es un disparate colosal, no podemos reaccionar por impotencia e indignación. Estas medidas no van a ayudar, van a perjudicar la situación", estimó el dirigente.

Camaño reconoció que "tenemos un problema sanitario grave que atender, que hay tener medidas prudentes. Pero pretenden meter a toda la gente en un termo".

Trabajadores gastronómicos temen la pérdida de empleo en el sector.
Trabajadores gastronómicos, en alerta por la pérdida de empleo en el sector.

La solución "no puede ser la prohibición"

"Es que el Gobierno es un desastre y está haciendo macanas, pero también la oposición no tiene ninguna idea", señaló el sindicalista.

Además, alertó que "esta situación está generando más miseria en el país".

Las nuevas restricciones por la pandemia comenzarán a regir desde este sábado y se extenderán hasta el 30 de mayo, según anunció el presidente Alberto Fernández.

"La solución nunca puede ser la prohibición de la actividad. Es un tiro de gracia final. No somos un foco de contagio, sino una fuente enorme de empleo, sobre todo, de jóvenes de entre 18 y 24 años que hacen su primera experiencia en el mundo laboral dentro del sector", sostuvieron en un comunicado conjunto la Ahrcc, la Uthgra y la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (Fehgra).

Los 9 días de confinamiento serán un durísimo golpe para el sector gastronómico.
Los 9 días de confinamiento serán un durísimo golpe para el sector gastronómico.

Dueños de bares y cafés, "decepcionados"

El presidente de la Cámara de Bares y Cafés de la Ciudad de Buenos Aires, Francisco Miranda, sostuvo hoy que en ese sector están "decepcionados" a raíz de las nuevas restricciones por la pandemia, pero garantizó que las van a acatar.

"Estamos muy sorprendidos, decepcionados. No imaginábamos este extremo de volver a la Fase 1. Para nosotros es la muerte directamente", sostuvo el dirigente.

No obstante, aclaró que "vamos a acatar las restricciones" que comenzarán a regir desde mañana, por 9 días.

En declaraciones al programa "Ruleta Rusa", por FM Rock and Pop, Miranda señaló que "somos laburantes y lo único que queremos es trabajar. Nos deja mal que siga habiendo marchas como si nada, aglomeración en trenes, gente sin barbijo".

Gastronómicos piden que se les permita seguir operando en las veredas.
Gastronómicos piden que se les permita seguir operando en las veredas.

"Veo que no puedo trabajar en la vereda pero sí puede haber piquetes, no entiendo porqué", se quejó.

Y advirtió que el año pasado "se tomaron medidas demasiado apresuradas y en ese camino cerraron muchos comercios. Hoy, más de la mitad de nuestros socios han quebrado o siguen sin operaciones".

De acuerdo con lo dispuesto por el Gobierno porteño, desde mañana y hasta el 30 de mayo inclusive los comercios esenciales van a seguir abiertos con los protocolos vigentes, pero los no esenciales podrán trabajar solo de la puerta hacia afuera.

Los locales gastronómicos trabajarán con la modalidad de delivery o retiro en el local, y de la puerta para afuera.

Las restricciones que se aplicarán en la Ciudad

  • Estarán prohibidos los encuentros sociales, tanto en espacios abiertos como cerrados y en todos los ámbitos.
  • El transporte público sigue siendo exclusivo para los trabajadores de tareas esenciales y solo se permite la circulación para actividades de cercanía como ir a la farmacia, a comprar algo a un comercio o a la plaza del barrio a caminar, sin permanencia.
  • Se cerrarán con un vallado 71 accesos y egresos a la Ciudad, sobre un total de 127. Los habilitados quedan para quienes tengan permisos que serán requeridos por la Policía de la Ciudad y las Fuerzas Federales.
  • Los comercios esenciales van a seguir abiertos con los protocolos vigentes.
  • Los comercios no esenciales pueden trabajar, pero de la puerta hacia afuera.
  • Los locales gastronómicos podrán trabajar en la modalidad de delivery o retiro en el local, y de la puerta para afuera.
  • En el caso de la construcción y la industria, van a estar limitadas de acuerdo a lo establecido por el DNU del Gobierno nacional.
  • Van a cerrar los clubes y no estarán habilitadas las ceremonias religiosas.
  • En las plazas y parques, los patios de juegos van a permanecer cerrados y sólo van a poder practicarse deportes individuales. Allí tampoco están permitidos los encuentros sociales.

Temas relacionados