Emisión de acciones, canje de deuda y venta de activos: la fórmula de Cresud para enfrentar la crisis

Emisión de acciones, canje de deuda y venta de activos: la fórmula de Cresud para enfrentar la crisis
El holding agropecuario de la familia Elsztain y controlante de IRSA lleva a cabo una ingeniería financiera y comercial para equilibrar sus pérdidas
Por Andrés Sanguinetti
17.06.2021 11.00hs Negocios

Cresud, la sociedad a través de la cual la familia Elsztain es controlante del grupo inmobiliario IRSA, busca recomponer su situación financiera y expandir sus negocios a partir de refinanciar parte de su deuda y la venta de activos vinculados con el agro.

Se trata del principal accionista del mayor grupo desarrollador inmobiliario de la Argentina, con una participación del 55,64% que, a su vez, reparte su capital entre Inversiones Financieras del Sur S.A. y Agroinvestment S.A., ambas sociedades constituidas y domiciliadas en Uruguay y pertenecientes al mismo grupo controlante.

Con pérdidas por $9.231 millones durante los primeros meses de este año, Cresud intenta recomponerse emitiendo acciones, canjeando Obligaciones Negociables (ON) y cediendo campos en el país y el exterior.

La estrategia que el grupo puso en marcha se reparte entre  las dos líneas de negocios en las cuales opera como son el agropecuario y el de propiedades urbanas e inversiones.

En este caso, hace unos días se desprendió de una fracción de 2.440 hectáreas de su establecimiento "San Pedro", que incluye 1.950 hectáreas productivas de actividad agrícola y su casco histórico.

El campo se encuentra ubicado en el Departamento de Concepción del Uruguay, Entre Ríos, y había sido comprado por Cresud en el 2005 y con su traspaso el grupo embolsa u$s8,6 millones y le permite una ganancia contable de $283 millones.

Ya a fines del 2020, había cerrado una operación similar pero en el exterior. Fue cuando su controlada BrasilAgro se desprendió de 9.000 hectáreas agrícolas en Bolivia, operación por la cual recibió fondo frescos por u$s30 millones.

BrasilAgro es una sociedad anónima controlada por Cresud, que mantiene el 32,06% de las acciones, mientras que el restante 67,94% cotiza en la Bolsa de Valores de San Pablo, Brasil.

El grupo de los Elsztain sigue siendo el accionista privado de mayor peso en la compañía brasileña, posición que le permitió lanzar una oferta pública de distribución primaria y secundaria de 20 millones de nuevas acciones.

La operación se llevó a cabo en Brasil, bajo la coordinación del Banco BTG Pactual de XP Investimentos, y simultáneamente se realizaron esfuerzos para colocar acciones en el exterior por parte de BTG Pactual Capital de Estados Unidos.

Se negociaron las 20 millones de acciones de la oferta primaria y 2.7 millones por la secundaria, con un precio por acción fijado en 22 reales.

Los recursos recibidos en la oferta primaria representan un aumento de 440 millones de reales en el capital social de la compañía, que pasará a ser de 1.139 millones de reales.

Los fondos fueron utilizados para adquirir activos, terrenos para exploración y desarrollo de propiedades agrícolas, y negocios para optimizar y apalancar las actividades operativas.

Cresud tiene presencia en el agro a nivel regional.
Cresud tiene presencia en el agro a nivel regional.

Un esquema similar utilizó en su propio capital por ejemplo, el 17 de febrero pasado, cuando anunció el lanzamiento de una oferta pública por hasta 90 millones de acciones (o su equivalente 9 millones de ADS) y 90 millones para suscribir nuevas acciones ordinarias.

Por cada acción o ADS ofrecía suscribir 0,17 nuevas acciones ordinarias y recibir sin cargo una opción con derecho a suscribir una acción ordinaria adicional en el futuro. El precio de suscripción fue de $70,31 o u$s0,472 y para los ADS de u$s4,72.

En su momento, voceros del grupo explicaron que la estrategia procura fortalecer su posición financiera para aprovechar las oportunidades que se presenten.

Diversificación regional

A través de una nota enviada a la Comisión Nacional de Valores (CNV), el CEO de Cresud, Alejandro Elsztain, remarcó que gracias a la operatoria, la organización se convierte en la primera empresa argentina que sale al mercado de equity -local e internacional- desde el 2017.

"La sociedad sigue apostando al agro en Argentina con un track record de 85 años operando en el país y diversificando su portfolio regional -proceso que comenzó en 2006- con la compra y operación de campos en Brasil, Paraguay y Bolivia", agregó el ejecutivo en la misiva.

En este esquema, los propios accionistas de Cresud suscribieron bajo el derecho de preferencia algo más de 87 millones de nuevas acciones. Es decir, el 97% de las acciones ofrecidas, y solicitaron comprar otras 26 millones completando de esta forma la emisión de la totalidad de las 90 millones ofertadas.

Asimismo, emitió 90 millones de opciones para que sus tenedores puedan comprar la misma cantidad de nuevas acciones con un precio de u$s0,566. Por la operación, Cresud recibió u$s42,5 millones y emitió las nuevas acciones, incrementando el capital social a $591.642.804 millones.

Luego, el 12 de abril, lanzó otra oferta pública por hasta 80 millones de acciones y otras 80 millones de opciones para suscribir nuevas acciones ordinarias.

El anuncio le permitía a cada titular suscribir 0,1 nuevas acciones ordinarias y recibir sin cargo una opción con derecho a suscribir una acción ordinaria adicional en el futuro. El precio de suscripción fue de $58,35 o u$s0,36 y para los nuevos GDS de u$s3,60.

En este caso, los accionistas de Cresud suscribieron 79.1 millones de nuevas acciones, o el 99% de lo ofertado, y solicitaron otras 15.4 millones. Una vez concluido el aumento de capital, le permitirá obtener fondos adicionales por u$s28,8 millones.

Panorama incierto

Este proceso continuó durante junio, cuando inició el canje de ONs para adecuarse a la Comunicación "A" 7272 del Banco Central que obliga a las empresas a reestructurar por lo menos un 60% de los vencimientos de capital de sus deudas a un plazo de dos años de vida promedio. Lo hizo ofreciendo cambiar títulos Clase XXV por u$s59.5 millones, a una tasa de interés fija nominal anual del 9% que vencen el 11 de julio.

El período de vencimiento para anotarse al canje es el próximo 28 de junio y los que ingresen recibirán, entre otras ofertas, una suma de dinero en concepto de repago, en efectivo y en dólares que será equivalente a por lo menos el 40% del capital de las ON existentes.

La familia de Eduardo Elsztain es accionista mayoritaria de Cresud, grupo a su vez controlante de IRSA
La familia de Eduardo Elsztain es accionista mayoritaria de Cresud, grupo a su vez controlante de IRSA

Las nuevas ON Clase XXXIII pagaran una tasa de interés fija nominal anual del 9%, con vencimiento a los tres años desde la fecha de emisión y liquidación, con amortizaciones anuales del 33%, 33% y 34%, respectivamente, denominadas y pagaderas en dólares por hasta un valor nominal u$s3.7 millones.

A pesar de todas estas medidas y planes, para los accionistas de Cresud el alcance final del brote de coronavirus y su impacto en la economía del país y en sus negocios es aún incierto y ha producido efectos significativos a corto plazo.

Sin embargo, estiman que el escenario de crisis no afectará la continuidad de los negocios y la capacidad del grupo para hacer frente a los compromisos financieros de los próximos 12 meses.

En este sentido, aseguran que se encuentran "monitoreando de cerca la situación y tomando todas las medidas necesarias para preservar la vida humana y los negocios del grupo".

Temas relacionados
Negocios en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído