Expensas en llamas: los encargados "abrocharon" suba extra en la paritaria y así se sentirá en los pagos que vienen

Expensas en llamas: los encargados "abrocharon" suba extra en la paritaria y así se sentirá en los pagos que vienen
El SUTERH se alzó con un adicional de 8.000 pesos mensuales que regirá hasta febrero del año próximo. Consorcistas anticipan mayor morosidad
Por Patricio Eleisegui
18.06.2021 11.19hs Negocios

A tono con el vaivén sanitario, el bolsillo tampoco encuentra respiro en el día a día de los gastos "hogareños" por cubrir. Pese a haber cerrado un incremento para este año del orden del 32 por ciento, el SUTERH, gremio que integra a los encargados de edificios, finalmente logró torcerles las muñecas a los administradores y abrochó un extra de 8.000 pesos mensuales de aquí a febrero de 2022.

En lo que debe asumirse como el primer ejemplo de una escalada de revisiones que ganará intensidad durante la segunda parte del año, el sindicato impuso su visión del contexto inflacionario que viene para, de esa forma, alzarse con un incremento salarial acumulado cercano al 45 por ciento.

En el ámbito de los consorcios, aunque se cuidan de la crítica dura, reconocen que el monto extra se verá reflejado en las boletas que llegan cada mes a los inmuebles. Pronostican un horizonte de aumento de al menos del 30 por ciento para lo que queda del año.

En torno a entidades como la Asociación Civil de Administradores Independientes de Propiedad Horizontal (AIPH) van más allá: estiman un piso de suba del 35 por ciento.

Como consecuencia de esto, los consorcios dan por descontado que el efecto inmediato será la intensificación de la morosidad, lo cual complicará aún más el día a día de las administraciones.

Hoy por hoy, indicaron a iProfesional desde la Liga del Consorcista, justamente la morosidad promedia el 50 por ciento en algunos complejos de viviendas de Capital Federal. El primer inconveniente conocido refiere a que la interrupción en los que pagos que realizan los dueños o inquilinos deriva en el reparto del monto total de gastos comunes entre los departamentos que sí cumplen con las cancelaciones.

La presión renovada por la suma adicional obtenida por el SUTERH, comentan entre los administradores, reducirá aún más la torta de los pocos que siguen cumpliendo con las expensas.

"La situación se está volviendo más caótica y este tipo de cambios empeoran aún más el escenario. Propietarios e inquilinos ya no pueden afrontar más gastos. Esto que se decidió ahora es otro abuso, una decisión unilateral aunque se diga de otra forma. Este adicional que llegará a las boletas afectará fuerte la liquidación mensual. Vamos a una morosidad nunca vista", comentó a iProfesional Samuel Knopoff, presidente de la Federación de Consorcistas de Argentina.

El salario de los encargados representa el 70 por ciento del valor de las expensas.
El salario de los encargados representa el 70 por ciento del valor de las expensas.

La falta de pagos se profundizó durante la pandemia y redundó en un fuerte endeudamiento de los edificios en impuestos como agua, luz y ABL. Un informe reciente de la AIPH expuso que cerca de 90.000 consorcios porteños enfrentan enormes complicaciones para sostener el funcionamiento de los edificios.

"El peso del sueldo del encargado sigue siendo un gran tema de discusión en los consorcios y más en estos momentos. Pensemos que el 70 por ciento de la factura que llega por expensas corresponde a ese concepto", dijo a iProfesional David Loisi, máxima autoridad de la Liga del Consorcista.

"La pandemia acentuó la tendencia alcista de prescindir del encargado para, en cambio, alquilar la unidad de la portería para generar más fondos. En lugar de contar con una persona en esa función son cada vez más los edificios que contratan empresas de limpieza", agregó.

Problemas de fondos

Loisi comentó recientemente que, hoy por hoy, los consorcios carecen totalmente de fondos para llevar a cabo grandes refacciones o mejoras estéticas en los edificios. La pintura nueva se volvió un recuerdo.

Y señaló, además, que por esta misma falta de caja se estiró el mantenimiento de recursos como los matafuegos, los mismos ascensores o la limpieza de tanques.

La morosidad elevada redundó en una falta de mantenimiento generalizada de los edificios.
La morosidad elevada redundó en una falta de mantenimiento generalizada de los edificios.

El extra que percibirán los encargados, y que llegará a las boletas, profundizará esta ausencia de recursos para normalizar estas actividades y controles.

"No se está pudiendo hacer ningún arreglo en los edificios y esto se pondrá mucho peor con este adicional en las expensas", aseguró Knopoff.

"Muchos complejos de viviendas directamente se están viniendo abajo por esta falta de mantenimiento. Apenas si se hace el arreglo de un baño cuando se constata una pérdida mayor. Lamentablemente, la perspectiva es peor por estos costos adicionales que los propietarios ya no pueden cubrir", concluyó.