Más trabas a las importaciones: cuáles son los sectores más perjudicados por el "cepo" al dólar

La postura del Gobierno de mantener "pisado" el acceso al dólar complica el funcionamiento de los distintos resortes de la economía. Los rubros acorralados
Por Patricio Eleisegui
04/05/2022 - 13,00hs
Más trabas a las importaciones: cuáles son los sectores más perjudicados por el "cepo" al dólar

La decisión oficial de mantener restringido el acceso a los dólares para la importación de insumos y productos en general ahoga la eventual recuperación de diversos sectores de la economía. Segmentos como los laboratorios, la construcción, la comercialización de autopartes y el agronegocio acumulan pronósticos de complicación económica severa si el Gobierno no flexibiliza la disponibilidad del billete verde. Al mismo tiempo, la demanda de productos nacionales transcurre en un contexto inflacionario que complica los costos y fomenta el parate de emprendimientos e inversiones.

Las compañías que importan medicamentos e insumos para la producción local de medicinas elevaron un nuevo reclamo luego de que, a comienzos de marzo, el Banco Central (BCRA) fijara nuevos topes para casi todos los importadores. Las empresas que integran Cooperala (Cámara Empresaria de Laboratorios Farmacéuticos) y Cilfa (Cámara Industrial de Laboratorios Farmacéuticos Argentinos) advirtieron que, si no hay cambios en breve, faltarán medicamentos para tratamientos de complejidad e, incluso, reactivos para análisis clínicos.

Mediante un pronunciamiento en bloque, las entidades expresaron que "dadas las respuestas de proveedores del exterior, que dentro de pocas semanas se estará afectando el stock disponible de materias primas, insumos y medicamentos en los laboratorios farmacéuticos".

Para luego añadir que "esta falta de suministro podría derivar en que los laboratorios tengan que dar falta de algunos medicamentos en la ANMAT, con las graves consecuencias que ello podría implicar para la continuidad de tratamientos de salud de los pacientes en particular, y de la salud pública en general".

Al mismo tiempo, los laboratorios destacaron la imposibilidad de importar insumos para la elaboración de medicamentos a nivel local. Señalaron que el 50 por ciento de los materiales que se emplean provienen del exterior. Y expusieron las trabas vigentes para importar el aluminio y el PVC que requieren los envases. En Cooperala afirman que los costos en dólares se quintuplicaron para todo el sector sólo en el último año.

Laboratorios anticipan faltantes de insumos y envases por las restricciones
Laboratorios anticipan faltantes de insumos y envases por las restricciones

Importados: las complicaciones en las autopartes

La situación de las autopartes ya es un canto al "crac" comercial. Según pudo saber iProfesional de fuentes ligadas a la comercialización, tanto en Capital Federal como en territorio bonaerense se multiplican los talleres que aplazan más de un mes la entrega de autos que requieren el cambio de alguna pieza.

También hay demora en las labores de chapa y pintura por complicaciones con el ingreso de los insumos. Marcas como Renault, por ejemplo, sufren el desabastecimiento de embragues al igual que las unidades Amarok de Volkswagen.

Sendos talleres reconocen faltantes en lo referente a kits de distribución, juntas, bombas de agua, mangueras y bujías. Párrafo aparte para los sobreprecios: un comercializador con oficinas en territorio bonaerense afirmó que el valor de, por poner un caso, los embragues subió 300 por ciento de 2021 a esta parte.

En cuanto a los neumáticos, los productos de marcas importadas como Michelin, Goodyear, Continental, Yokohama, Kumho y Hankook, demoran hasta 4 meses en ingresar. Las gomas de rodado 13, 14 y 15, las más demandadas del mercado, son las que evidencian el faltante más pronunciado.

Fuentes ligadas a la Cámara Cordobesa del Neumático indicaron, además, que sólo en 2021 las gomas acumularon incrementos superiores al 80 por ciento. Y que para el este año los pronósticos dan cuenta de un porcentaje de suba similar o, incluso, mayor.

Importados: las complicaciones en las autopartes
Importados: las complicaciones en las autopartes

Faltantes complican a la construcción

La construcción enfrenta faltantes que comenzaron a frenar la evolución de las obras lanzadas en el último año y medio. Sendos desarrolladores ya dan por descontado que, ante la falta de determinados materiales, tendrán que reprogramarse los plazos de entrega de los complejos en etapa de edificación.

Los proyectos más afectados corresponden a aquellos que integran unidades premium. Los revestimientos y las terminaciones comenzaron a "desaparecer" a partir del segundo semestre del año pasado. Desde la Sociedad Central de Arquitectos (SCA) en distintas oportunidades se notificó a iProfesional el faltante de vidrios, durlock, cerraduras, herrajes e iluminación.

Las complicaciones alcanzan, además, a la obra pública. En ese sentido, en provincias como Córdoba la Cámara Argentina de la Construcción (CAMARCO) reconoce problemas para participar en las nuevas licitaciones por el desabastecimiento profundo de insumos y materiales.

"El mayor problema está ahora en las obras viales. Por los problemas de importación, no hay renovación de maquinaria, faltan repuestos (filtros, mangueras, etcétera), no conseguimos neumáticos, y a esto se suma la escasez de combustibles", declaró recientemente Luis Lumello, titular de CAMARCO Córdoba.

Las empresas que participan de proyectos de obra pública utilizan equipamiento importado mayormente de Estados Unidos y China. La falta de dólares traba las posibilidades de ingresos de nuevas maquinarias para las propuestas de mejoras viales que se proponen en el centro de la Argentina.

Desarrolladores reconocen que habrá demoras en la entrega de unidades por falta de insumos.
Desarrolladores reconocen que habrá demoras en la entrega de unidades por falta de insumos.

El agronegocio también siente los faltantes

Esta semana, el Ministerio de Agricultura salió fuerte a aclarar que no hay faltante de fertilizantes para la producción de cultivos en el país. Sin embargo, en el sector privado señalan que la interrupción de las importaciones desde Rusia afecta la actividad del agronegocio. El 15 por ciento de los fertilizantes de síntesis química que demandan la soja y el maíz provienen del país en conflicto con Ucrania.

El domingo pasado, Julio Calzada, director de Informaciones y Estudios Económicos de la Bolsa de Comercio de Rosario (BCR), declaró que "en este momento, los importadores están en contacto permanente con el Banco Central, con AFIP y el Ministerio de Desarrollo Productivo, analizando la disponibilidad de dólares para ir comprando".

"Por el momento la información que tenemos es que los importadores han ido comprando, no toda la cantidad completa, ya que les tienen que autorizar todavía una mayor cantidad de fertilizantes. Y están a la espera de que se les pueda habilitar los dólares del Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) para poder hacerlo", indicó.

A la par de esta situación, el agronegocio afirma que tampoco hay stock de repuestos y piezas para la maquinaria agrícola. Cubiertas, correas y filtros encabezan la nómina de los elementos que faltan y complican el negocio de los empresarios de ese nicho.