La industria sufre la escasez de dólares y la crisis del gasoil: cuáles son los sectores más golpeados

Las dificultades para dar con insumos congela el cierre de proyectos inmobiliarios y complica a proveedores y locales minoritas. Los rubros complicados
Por Patricio Eleisegui
18/06/2022 - 08,30hs
La industria sufre la escasez de dólares y la crisis del gasoil: cuáles son los sectores más golpeados

El escenario de faltantes que evidencia la industria y el comercio sigue ganando velocidad en esta etapa del año. Y la aparición de variables negativas como el desabastecimiento de gasoil no ha hecho más que desnudar aún más las dificultades que atraviesan los sectores productivos de la Argentina.

La industria, por un lado sufre la escasez de dólares para importar insumos y materias primas. A esto se le sumó la complicación de la logística reducida por la escasa disponibilidad del combustible.

En ámbitos como la construcción y la producción automotriz dan por descontado, además, que las complicaciones se profundizarán durante la segunda mitad de 2022.

En el segmento de los desarrollos inmobiliarios, desde la Sociedad Central de Arquitectos (SCA) comentaron a iProfesional que las complicaciones para hacerse con insumos importados siguen alargando la entrega de nuevos departamentos.

El desabastecimiento de materiales continúa profundizándose y a los faltantes de artículos de grifería e iluminación ahora se añadió la ausencia de repuestos para sistemas de aire acondicionado centrales, calefacción y calderas.

El Gobierno comenzó a administrar los dólares ante la crisis de reservas

Construcción: faltantes aceleran la suba de costos en dólares

"Repuestos de equipos centrales no hay, por lo que no estamos pudiendo ponerlos en marcha. Eso en sistemas de aire acondicionado, pero en las últimas semanas se complicaron más las calderas. En cuanto a iluminación, apenas se consigue algo nacional y es muy poco el stock existente", dijo a este medio Darío López, titular de la SCA.

"En nuestro caso, tenemos carpintería que no hemos podido entregar porque hay desabastecimiento de herrajes. Tampoco podemos dar con revestimientos. Lo poco que se consiguen, además, viene con un precio casi imposible de cubrir. Los valores de los insumos importados están subiendo casi un 2 por ciento en dólares a nivel mensual", agregó.

López sostuvo que si bien el metro cuadrado evidencia aún una merma importante respecto de los niveles pre pandemia, la suba de costos por variables como el faltante de importados redujo fuerte la diferencia a favor de los inversores en dólares.

"Las dificultades para ingresar materiales encarecen los insumos y eso complica la cotización del metro cuadrado nuevo. Está ocurriendo que hay edificios que están terminados y las unidades no se pueden entregar porque faltan, por ejemplo, cámaras de seguridad. Esos elementos que antes eran detalles y ahora no se consiguen, bueno, juegan en contra de los valores del departamento por entregar", afirmó ante iProfesional.

Los costos de la construcción también pegaron un salto en dólares por el faltante de importados.
Los costos de la construcción también pegaron un salto en dólares por el faltante de importados.

Faltan importados: autopartes brillan por su ausencia

Por el lado de las autopartes, en las últimas semanas se hizo más evidente la falta de insumos para tapizados y en zonas como Warnes conseguir hasta un parabrisas terminó volviéndose una rareza.

"Los aumentos de los pocos artículos que ingresan son del orden del 5 por ciento mensual. Una auténtica locura. Baterías, tren delantero, iluminación: todo está entrando muy caro y con una demora superior a los dos meses", indicaron a este medio desde una casa de repuestos situada en esa área de la Ciudad.

Sendos talleres reconocen faltantes en lo referente a kits de distribución, juntas, bombas de agua, mangueras y bujías. Párrafo aparte para los sobreprecios: un comercializador con oficinas en territorio bonaerense afirmó que el valor de, por poner un caso, los embragues subieron 300 por ciento de 2021 a esta parte.

En el interior del país, distintos comercializadores interpelados por iProfesional destacaron las dificultades para ingresar al país productos como bujías, componentes eléctricos, sistemas de amortiguación y frenos.

Faltan neumáticos y suben precios

No hay neumáticos: marcas y modelos que no se consiguen

Después está la situación con los neumáticos. Al margen del paro que en el último mes complicó el funcionamiento de las fábricas locales de Fate, Pirelli y Bridgestone, lo cierto es que al menos el 80 por ciento de las cubiertas que se utilizan en la Argentina provienen del exterior.

"Fate cubre el 20 por ciento de la demanda de Argentina. A pesar de que están las otras marcas importadas que ayudan a proveer a los consumidores, como Michelin y Goodyear, queda siempre un déficit", declaró Jorge Pérez, de la comercializadora tucumana Mr. Wheels.

"Por más que esté la fábrica acá, los insumos son de afuera y entran a cuentagotas por el tema del dólar. Eso hace que se agudice más el problema. Gomerías como las nuestras compran cubiertas a los distribuidores oficiales. Ellos las están restringiendo para el consumo de sus clientes. Los revendedores somos los que más estamos sufriendo el golpe", añadió.

Las gomas de rodado 13, 14 y 15, las más demandadas del mercado, son las que evidencian el faltante más pronunciado.

Desde que inició 2022, el desabastecimiento de cubiertas aceleró fenómenos como el contrabando de neumáticos desde Brasil y Paraguay. Y redundó en la decisión de cientos de argentinos de cruzar las fronteras hacia países limítrofes para dar con aquellos productos que en Argentina no se consiguen.

El faltante de neumáticos disparó el ingreso ilegal de cubiertas desde Paraguay y Brasil.
El faltante de neumáticos disparó el ingreso ilegal de cubiertas desde Paraguay y Brasil.

Faltantes: cómo afecta a las pyme

Por el lado de las pequeñas y medianas empresas, Daniel Rosato, presidente de Industriales Pymes Argentinos (IPA), señaló que las restricciones están generando un "parate productivo" debido al desabastecimiento de materias primas.

"Las pymes están sufriendo la falta de materia prima que no se produce en el país. Y si bien existe un sistema para garantizar el consumo histórico de cada fábrica, que busca evitar un salto en las compras externas ante la escasez de dólares, la comparación con la casi nula actividad en pandemia y con el año pasado muestra un panorama que no se ajusta a las necesidades de la reactivación", dijo recientemente a iProfesional.

Rosato alertó que la situación también está generando un efecto no deseado por el Gobierno. El directivo sostuvo que el proceso de sustitución de importaciones motorizado por el oficialismo "quedó virtualmente interrumpido ante las restricciones al Mercado Único y Libre de Cambios (MULC) debido al desbalance en importaciones de insumos versus productos terminados".

"Las importaciones de insumos para la actividad están en el listado de Licencias Automáticas, mientras que los productos terminados cuentan con Licencias No Automáticas (LNA). Ante las restricciones y la aplicación del cupo para importar, se está dando una dinámica de autorizaciones más ágiles de LNA que de LA, lo que provocó involuntariamente un ciclo de importación de valor agregado", concluyó.

Temas relacionados