Edesur, golpeada por la inflación: las subas de tarifas no cambian su inestabilidad financiera

La mayor distribuidora de electricidad de la Argentina registró caídas de sus ingresos y un Ebitda afectado por el retraso tarifario y la suba de costos
Por Andrés Sanguinetti
26/07/2022 - 19,45hs
Edesur, golpeada por la inflación: las subas de tarifas no cambian su inestabilidad financiera

Edesur, la mayor distribuidora de electricidad de la Argentina, encara el segundo semestre del año con una mejora de sus resultados financieros a partir de una ganancia de $3.598 millones lograda entre enero y junio pasados, una cifra muy lejana a los $20.294 millones que había perdido en el mismo período del 2021.

Sin embargo, la cifra lograda por Edesur sigue sin alcanzar para mejorar su performance financiera que sigue siendo afectada por la política tarifaria del Gobierno, a pesar de los aumentos otorgados hasta ahora y por los que se comenzarán a aplicar desde septiembre próximo, en el marco de la segmentación de las facturas del servicio.

Así lo advierte la compañía en el informe sobre los resultados financieros intermedios condensados al 30 de junio pasado presentado ante la Comisión Nacional de Valores (CNV).

Las bajas tarifas, el principal problema de Edesur

En ese documento, el directorio de la empresa propiedad del grupo italiano Enel informa que sus ingresos registraron una disminución del 5% como consecuencia, principalmente, del atraso tarifario en relación con la inflación interanual, mientras que las ventas de energía, en términos físicos, presentaron una mejora del orden del 5%.

Edesur
Edesur asegura que las tarifas bajas son uno de sus principales problemas

Los datos son impactados por la Resolución ENRE N° 172/22, que aprobó un nuevo cuadro tarifario para Edesur con vigencia a partir de la facturación del 1° de junio pasado.

Esta medida recoge los nuevos precios estacionales establecidos por la Secretaría de Energía en la resolución N° 405/22 para los segmentos residenciales (que aumentan aproximadamente en un 13%) y para los no residenciales menores a 300 Kw (que aumentan aproximadamente en un 17%).

Edesur es la mayor distribuidora de energía de la Argentina, ya que ofrece sus servicios a cerca de 2,5 millones de clientes, llegando a más de dos millones de hogares y abasteciendo a comercios y a grandes empresas. Su área de concesión es de 3.300 km2 y abarca la zona sur de Capital Federal y 12 partidos de la provincia de Buenos Aires.

El año pasado, sufrió pérdidas por $18.790 millones en comparación del rojo del 2020 que había llegado a los $9.156 millones.

Los números sirven para entender el preocupante escenario que atraviesa no sólo Edesur sino el resto de las distribuidoras cuyo negocio depende de los vaivenes de la política oficial.

Este escenario y los años de congelamientos ha desgastado las estrategias comerciales de las empresas que deben aceptar competir en un negocio donde las ganancias se encuentran reguladas pero los costos crecen a la misma velocidad que la inflación.

En el caso de Edesur esta política oficial la llevó a convertirse en la distribuidora con las tarifas más bajas de la Argentina y de Latinoamérica.

Edesur, sin fondos adicionales

En lo que va de este 2022, la tarifa media de Edesur pasó a ser 7,838 A$/Kwh (+10,5%), con ingresos orientados a reducir el déficit de Cammesa, la empresa mixta encargada de controlar y ordenar el sistema energético.

Es decir, a la empresa no le llegan más fondos a partir de los incrementos como tampoco lo hará cuando se ponga en marcha el proceso de segmentación tarifaria, ya que el Gobierno no tomó medidas para ajustar la remuneración que percibe a través del valor agregado de distribución (VAD).

Por esos motivos, en su comunicado Edesur indica que su EBITDA arrojó una pérdida de $4.832 millones de pesos, mayor en un 250% respecto de la que había informado en igual período del 2021, debió a la caída en los ingresos junto con mayores costos operativos.

En todo balance corporativo, el propósito del EBITDA es obtener una imagen fiel de lo que la empresa está ganando o perdiendo en el núcleo del negocio.

Por eso y a pesar de que no forma parte del estado de resultados de las compañías, el EBITDA es una ratio que permite saber de una manera rápida y sencilla si el negocio es rentable o no, ya que representa el beneficio bruto de explotación calculado antes de la deducibilidad de los gastos financieros.

La segmentación tarifaria no aportará fondos para las empresas distribuidoras de electricidad como Edesur
La segmentación tarifaria no aportará fondos para las empresas distribuidoras de electricidad como Edesur

En ese sentido, también se observa que el resultado operativo (EBIT) se vio afectado por la caída registrada por estos indicadores, aunque el resultado del período terminó siendo mejor con relación al del primer semestre del año pasado debido fundamentalmente a una mayor ganancia por ajuste por inflación, junto a un menor cargo del impuesto a las Ganancias, compensado parcialmente por mayores costos financieros netos.

Crece el consumo de energía eléctrica

Del balance también se observa una mejora en la deuda neta con respecto a la de diciembre pasado, debido a los mayores saldos de inversiones corrientes junto con menores saldos de deuda financiera.

En cuanto a las inversiones, la empresa indica que se mantuvieron en un nivel similar en comparación con las de idéntico período de 2021, habiendo alcanzado los $10.521 millones y que en todos los casos fueron orientadas a disminuir la duración promedio de los cortes de energía.

Durante el primer semestre del año 2022, la demanda acumulada de energía eléctrica en el área de concesión de Edesur aumentó 4,7% con respecto a igual período del año 2021, habiendo alcanzado 10.421 GWh.

Si se la analiza por tipo de usuario, se evidencia un incremento en la demanda residencial (5,7%), seguido por un comportamiento estable de los consumos intermedios (0,4%) y por una recuperación del consumo industrial/comercial grande (13,4%).

empresa indica que se mantuvieron en un nivel similar en comparación con las de idéntico período de 2021, habiendo alcanzado los $10.521 millones y que en todos los casos fueron orientadas a disminuir la duración promedio de los cortes de energía.
La empresa indica mantuvo un nivel similar de inversiones en comparación con las de idéntico período de 2021

A partir de ese incremento de la demanda, Edesur informa que sus ventas de energía llegaron a los 8.432 GWh, lo cual marca un incremento del 5,5% con respecto a igual período del año anterior (7.994 GWh).

Esta suba se debió a un mayor consumo eléctrico en todas las categorías de usuarios. De hecho, la cantidad de clientes Edesur también registró un aumento de 1,8%, debido al crecimiento de los clientes de tarifa T1, de pequeñas demandas de uso residencial.

Con relación a las pérdidas acumuladas de energía, durante el primer semestre se ubicaron en 19,1%, mejorando con respecto al 19,7% del mismo período de 2021.

Edesur acusa al Gobierno del desequilibrio económico

Al analizar los resultados, Claudio Cunha, CEO y Country Manager de Enel Argentina, asegura que Edesur "sigue invirtiendo a pesar de su EBITDA negativo producido por el congelamiento tarifario".

El ejecutivo informa que la compañía llevó electricidad a aproximadamente 27.000 familias solamente en el primer semestre de este año, "lo cual muestra que cada día estamos mejorando el servicio y reduciendo las pérdidas de energía".

De hecho, le reclama al Gobierno que sume sus políticas al compromiso de la distribuidora con sus clientes. "Falta que las autoridades se sumen a este compromiso y aporten una solución al desequilibrio económico que ellos han generado", advirtió.

Edesur culpa al Gobierno del desequilibrio económico
Edesur culpa al Gobierno del desequilibrio económico

Cunha suma este reclamo a los que el Grupo Enel acaba de hacer públicos pidiendo políticas regulatorias y seguridad jurídica para acelerar la transición energética en el país.

Lo hizo en una mesa debate organizada en el marco del proyecto Hoja de Ruta de Transición Energética, que reunió a referentes del sector y que busca optimizar la matriz energética cuantificando tanto los costos como los beneficios económicos de acelerar la transición energética en el país.

Junto con Cunha, de ese debate también participó Maurizio Bezzeccheri, director de Enel para Latinoamérica, quien explicó que la "Hoja de Ruta" que lleva a cabo el holding "busca ser una contribución del sector privado".

Pero, a la misma vez, reclamó la intervención del Estado desde el punto de vista regulatorio "para que esto se ponga en marcha porque sin eso no vamos a ningún lado".

Mejora en generación

En Argentina, el grupo italiano no sólo controla las operaciones de Edesur sino que también es propietario de Enel Costanera, una de las mayores generadoras de electricidad local donde en el último año invirtió $1.000 millones para el mantenimiento de la planta.

"Seguimos trabajando para lograr mayores eficiencias y disponibilidad", dijo Cunha, con respecto a los planes de Enel para su generadora que, en el primer semestre del año registró menores ingresos en un 24% debido principalmente, a la actualización de los valores remunerativos por debajo de la tasa de inflación, y en menor medida, por una menor generación.

El
El Grupo Enel controla las operaciones de Edesur

Al igual que con los precios de la distribución, el Gobierno emitió el 18 de abril la Resolución SE N° 238/2022, que actualiza los valores de la remuneración a los generadores de la Resolución SE N° 440/2021, mediante un aumento lineal del 30% retroactivo a febrero y de un 10% adicional a partir de junio.

Con este escenario, el EBITDA de la compañía acumula una ganancia de $3.216 millones y pudo compensar la caída de sus ingresos gracias a una disminución en los costos operativos.

De ese modo, su resultado operativo (EBIT) mejoró también a partir de menores gastos de comercialización y administración, contribuyendo a que el resultado del período alcance

El resultado del período también aumentó y llegó a los $3.615 millones contra una pérdida de $566 millones de igual semestre del 2021, como consecuencia de la mejora de su ganancia operativa, una mayor ganancia por el ajuste por inflación junto con el beneficio por el impuesto a las Ganancias, parcialmente compensado por mayores costos financieros netos.

ccc
Edesur es la mayor distribuidora de energía de Argentina

En cuanto a las inversiones realizadas ascendieron a $937 millones y fueron destinadas al mantenimiento de las unidades generadoras, con el propósito de optimizar la disponibilidad y confiabilidad de la planta.

En el informe enviado por Enel a la CNV se recuerda que, durante el 2021, se realizó el mantenimiento mayor programado de la TG08 y TV10 del Ciclo Combinado II (Mitsubishi).

Con respecto a su neta empeoró, principalmente, producto de los menores saldos de efectivo y colocaciones a corto plazo.

En tanto, la energía generada por Costanera disminuyó un 14% a 2.782 GWh respecto de los 3.224 GWh generados en el mismo período de 2021, como consecuencia del menor requerimiento de despacho por parte de Cammesa, principalmente, del ciclo combinado I

Temas relacionados