Los edificios inteligentes son furor: tienen hasta enchufes para autos eléctricos y se puede manejar todo desde el celular

Tienen sistemas inteligentes que calientan agua con el sol y recolección de lluvia para limpiar espacios comunes, entre otras innovaciones. Diferenciales
Por Nicolás Bal
21/11/2022 - 08,37hs
Los edificios inteligentes son furor: tienen hasta enchufes para autos eléctricos y se puede manejar todo desde el celular

Los edificios con sistemas inteligentes se convirtieron en una opción cada vez más demandada. A la hora de buscar un nuevo hogar, un 23,2% de los argentinos prefieren que cuenten con esta tecnología y un 41,7% la consideraría, conforme una encuesta reciente realizada por Zonaprop y Navent.

Y como la sustentabilidad ya está en boca de desarrolladores y compradores, contemplando la necesidad de reducir el impacto de las construcciones en materia de emisiones y uso medido de los recursos no renovables, se vienen ejecutando diferentes proyectos en este sentido.

En el barrio de Caballito acaba de inaugurarse Allegra, el primer edificio residencial Eco Smart de la Ciudad de Buenos Aires pensado desde sus inicios bajo estas premisas. Con un 65% de sus unidades vendidas, tiene 17 departamentos repartidos en 9 pisos: de 3 ambientes de 87 m2 (de u$s239.000 a u$s247.000) y de 4 ambientes de 111 m2 (de u$s299.000 a u$s345.000).

Todos vienen con cochera con piso de adoquines drenantes "que reducen el efecto de la isla de calor, disminuyen la escorrentía, alimentan los sistemas acuíferos, evitan inundaciones y permiten que el agua y el oxígeno lleguen a las raíces de los árboles, favoreciendo la biodiversidad", detalla Lucas Torres, gerente comercial de Urban DNA Group.

Además, tiene ya la preinstalación de tomacorrientes para autos eléctricos conectado al medidor de electricidad de la unidad funcional a la que corresponde el espacio guardacoche.

Edificios inteligentes: sus características infaltables

Gracias a la vegetación que cubre las fachadas con los canteros de riego automático de cada unidad funcional, más los jardines verticales en la planta baja y la cubierta verde en la terraza, el edificio logra una envolvente "virtual" que reduce el efecto "isla de calor".

Los jardines verticales son una de las tantas características de estos edificios.

Asimismo, para reducir el impacto de la temperatura exterior y evitar el uso de climatización para el frío o el calor, en las losas de los últimos dos pisos se realizó una aislación térmica con poliestireno expandido, una espuma rígida, 98% hecha de aire, con gran capacidad aislante.

Y cada departamento cuenta con aire acondicionado frío/calor con sistema Inverter –con ahorros mayores al 30%–; y una vez que el ambiente alcanza la temperatura deseada, estos equipos reducen la velocidad del motor y el refrigerante utilizado para enfriar el aire.

Con el mismo fin, sus ventanas con doble vidriado hermético (DVH) disminuyen el consumo de energía de climatización porque evita las pérdidas y mejora el aislamiento acústico entre un 40% a un 70 por ciento.

En materia de reutilización, destaca el wall panel, un revestimiento utilizado en interiores y como cielorrasos de balcones que no requiere de mantenimiento y tienen un 95% de materiales reciclados; así como un sector común con tachos diferenciales para que se puedan separar los residuos.

Por otro lado, la terraza posee un sistema de desagües que dirigen el agua recolectada durante las lluvias a un depósito cisterna desde donde es bombeada para ser utilizada para la limpieza general del edificio.

También, cuenta con circulación diferencial de agua caliente que genera un ahorro de entre 40 y 140 litros diarios por unidad, inodoros de doble descarga que permiten ahorrar hasta un 40% del consumo diario y canillas con un aireador que combina el agua con aire para que parezca que la presión es la misma, pero en realidad tiene lugar con un caudal inferior y posibilita un 60% de ahorro.

En estos edificios, muchas de las funciones se pueden manejar desde una app en el celular.

Y para el agua caliente sanitaria utiliza colectores solares: tienen 4 grupos de 2 paneles que aportan kilocalorías a la instalación para que el consumo de gas resulte ser del mínimo en épocas de frío a casi nulo cuando llega el calor.

Más desarrollos de edificios inteligentes 

Con entrega estimada para agosto de 2024, Respira Palermo (El Salvador 4360) –de 1 a 4 ambientes de 46 a 140 m2, con valores promedio, en etapa preventa, de u$s2.100 el m2– estará equipado con domótica, es construido bajo normas EDGE y diseñado para optimizar costos de operación y mantenimiento. Casi todo podrá manejarse desde una app en el celular: control de acceso, iluminación, climatización. Y los paneles solares estarán incorporados en los termotanques eléctricos para el precalentamiento del agua.

Otro desarrollo de características semejantes es Bold Barrancas (Libertador y José Hernández) –departamentos de 1 a 5 ambientes cuyos precios, con obra iniciada, oscilan alrededor de los u$s3.000 el m2–, con sistema de recolección, filtrado y almacenamiento del agua de lluvia que se reutilizará para regar espacios verdes y limpiar las veredas. Y en la azotea dispondrá de una preinstalación completa para paneles solares fotovoltaicos cuya captación de energía contribuirá a la reducción del consumo de iluminación en las áreas comunes. Además, tendrá ingreso automatizado a las unidades mediante cerraduras digitales, teclado numérico o lectora de huella digital.

También Mahe Desarrollos se propone reducir costos con las soluciones sustentables aplicadas a la arquitectura. Con emprendimientos en ejecución en Coghlan, Flores y V. Gral Mitre desde u$s1.590 el m2, utiliza conceptos de eficiencia energética a partir de paneles solares que alimentan partes comunes y los termotanques, tecnología de inyección en la red eléctrica de energía excedente autogenerada y también recolección de agua de lluvia para utilizar en limpieza.