iProfesional

El cepo no da respiro: los faltantes pusieron en "terapia intensiva" a la salud y paralizan a automotrices y calzado

Entidades del sector médico expusieron la falta de insumos clave y que se frenaron tratamientos complejos. Peligro de suspensiones en automotrices
Por Patricio Eleisegui
02/09/2023 - 19:06hs
El cepo no da respiro: los faltantes pusieron en "terapia intensiva" a la salud y paralizan a automotrices y calzado

Las restricciones al ingreso de importados asfixian a un número cada vez más amplio de sectores, que sufren una afectación que no ha dejado de acelerarse en los últimos días a partir de la decisión oficial de no aflojar el cepo que bloquea el acceso al dólar. A las complicaciones que atraviesan nichos como la construcción o la electrónica, en estas semanas se sumó un faltante de insumos y materiales médicos que encendió todas las luces de alerta en ese ámbito. El desabastecimiento de elementos y compuestos redunda en el aplazamiento de tratamientos o intervenciones de alta complejidad y amenaza impactar hasta en los procedimientos más básicos. Fuera de clínicas y consultorios, las automotrices se añadieron al grupo de los espacios impactados y en las últimas horas actores clave del sector del calzado también entraron en fase de parálisis.

Desde la Asociación de Clínicas, Sanatorios y Hospitales Privados de la República Argentina (ADECRA) su titular, Jorge Cherro, sostuvo que las restricciones vigentes, combinadas con la devaluación y el proceso inflacionario acelerado, van camino a paralizar por completo el sistema de salud.

"Con las últimas medidas económicas, estamos caminando hacia la destrucción de lo que queda del sistema privado de salud, que atiende a 7 de cada 10 argentinos", aseguró. El directivo remarcó que la suba del dólar oficial provocó un aumento "astronómico" en los precios de los insumos, y que ese mismo incremento disparó los faltantes.

Cherro sostuvo que hay escasez de "placas, jeringas, faltan prótesis y se reprograman cirugías. El stock es crítico". A su entender, "en Argentina estamos flojos de papeles para la fabricación de jeringas. Los insumos son importados. Estamos advirtiendo de la problemática que tenemos, es similar a lo que sucedió en 2001".

Lo dramático del escenario fue expuesto, también, por los operadores nucleados en la Cámara de Instituciones de Diagnostico Medico (CADIME), desde donde se advirtió que la demora en la entrada al país de insumos estratégicos para el sector de la salud "está generando una interrupción en el suministro de prestaciones médicas".

A través de un comunicado al que accedió iProfesional, la entidad consideró "inminente el riesgo de desabastecimiento de productos indispensables para el diagnóstico y tratamiento de miles de pacientes que atienden las pymes prestadoras del sector de todo el país".

La falta de insumos de la salud complica la realización de estudios complejos.
La falta de insumos médicos complica la realización de intervenciones de alta complejidad.

"La situación es de extrema preocupación, según un relevamiento efectuado por CADIME. De hecho, está paralizada la importación de repuestos o la compra de equipamiento. Esto hace que prestadores no puedan operar sus tomógrafos desde hace más de 40 días, lo que imposibilita la administración de estudios", indicó la organización.

Guillermo Gómez Galizia, presidente de CADIME, destacó, además, que la carencia de insumos "se suma al incremento del orden de entre el 30 y el 80 por ciento en los precios de otros insumos, como los reactivos de diagnóstico para la salud humana. (Estos son) indispensables para la continuidad del servicio de análisis clínicos y el funcionamiento de determinados equipos instalados en hospitales, clínicas, sanatorios y prestadores ambulatorios".

También la Cámara de Medicina Oftalmológica (CAMEOF) a través de su titular, Juan Manuel Ibarguren, dio detalles del momento crítico que padece la actividad por las trabas a los importados. "Tenemos frenados descartables, por ejemplo, que son necesarios para llevar adelante procedimientos. A un paciente que viene con un desprendimiento de retina, por mencionar, y que debe atravesar una operación quirúrgica en menos de 24 horas, ¿le vamos a decir que no podemos avanzar porque las cosas están en Aduana?", señaló.

Cepo a los importados: las automotrices no tienen respiro

Por el lado de las automotrices, el presente también es de dificultades graves y el rubro podría entrar en una parálisis generalizada en los próximos días. Si bien el ministro de Economía Sergio Massa cerró la semana anunciando que liberaría los permisos SIRA para todas las pymes, en las terminales predomina el escepticismo y la preocupación.

En el marco de un acto organizado por la Unión Industrial Argentina (UIA), el candidato de Unión por la Patria afirmó que en el correr de las horas se flexibilizaría el cepo para varias compañías a raíz de que agosto concluyó como "el mes de mayor acumulación de reservas del Banco Central en 17 años".

Entre las fabricantes se impone el "ver para creer". Mientras tanto, las terminales siguen evaluando la posibilidad de establecer un cronograma de paradas de planta. Esos movimientos implicarían, también, la imposición de un régimen de suspensiones de personal que complicaría la situación laboral en el rubro. La posibilidad ya generó la intervención del gremio SMATA, que en el cierre de agosto intensificó gestiones con el oficialismo para destrabar el bloqueo a los importados.

Las trabas al ingreso de piezas y accesorios complica la producción automotriz.
Las trabas al ingreso de piezas y accesorios complica la producción automotriz.

Las automotrices acumulan prácticamente dos meses de freno total al ingreso de modelos importados y, en simultáneo, padecen las limitaciones existentes para el arribo al país de piezas y accesorios provenientes de Brasil. En las terminales reconocen que se trabaja prácticamente con un stock diario de elementos y de ahí que se sucedan frenos de horas o se decidan paradas de un día. Una medida así fue implementada por Renault el pasado lunes.

Portavoces de la compañía indicaron a iProfesional que la parada en la producción se ajustó a esa jornada "por escasez de piezas esenciales". Aclararon, sin embargo, que por estas horas la fabricación ya se retomó sin mayores inconvenientes. Pero lo dispuesto por la firma francesa no es más de un ejemplo de las posibilidades disponibles para las automotrices en este contexto de falta de insumos.

"Renault paró el lunes lo que es la producción de las ‘pick ups’ Nissan Frontier y Renault Alaskan. Está bien que fue una medida de pocas horas, pero es un reflejo de lo que está pasando en el sector y la forma en que las empresas buscan preservar de alguna forma los empleos. Si esto no mejora es probable que el sector empiece a evaluar paradas de más de un día", confió una fuente ligada a la actividad.

"No sólo se trata de lo que sufren los fabricantes: también la mano viene muy complicada para los proveedores locales de autopartes. Después está la situación en las concesionarias, que llevan meses con demoras cada vez más prolongadas en las entregas. Romper una cubierta, por poner otro ejemplo, se ha vuelto algo dramático. Es un muy mal momento para toda la cadena del automotor", agregó.

Nike, Fila, Umbro y Asics, sin fabricación local

Impactadas también por la falta de insumos, una de las principales fabricantes de calzados deportivos entró en parate como consecuencia del cepo instaurado. La firma Dass, que opera produciendo para Nike, Fila, Umbro y Asics, notificó que frenó su funcionamiento ante la imposibilidad de ingresar materiales provenientes de Brasil.

La compañía ha llegado a un acuerdo con sus más de 500 empleados para garantizar que no habrá reducciones salariales durante este período de paralización. Dass produce en ElDorado, Misiones.

Respecto de este cese de actividades, Gustavo Sánchez, delegado de la Unión de Trabajadores de la Industria del Calzado de la República Argentina (UTICRA), explicó que, en principio, la producción se mantendrá detenida al menos hasta el próximo 6 de septiembre.

La producción de calzado Nike quedó suspendida por falta de insumos.
La producción de calzado Nike quedó suspendida por falta de insumos.

"La problemática radica en el cupo, la falta de divisas y la dificultad para importar los productos necesarios para ensamblar las zapatillas. Hace tres semanas que no estamos recibiendo los insumos y ya hemos agotado todo nuestro inventario", completó.

Temas relacionados