iProfesional

Aumentan un índice de la tarifa de luz congelado desde hace 60 años

Se trata del Valor de Potencia, cobrado por Edesur y Edenor, que había sido autorizada por el ENRE durante la época de SEBGBA, hace ya más de seis décadas
Por Andrés Sanguinetti
05/02/2024 - 17:29hs
Aumentan un índice de la tarifa de luz congelado desde hace 60 años

Mientras termina de definir los próximos aumentos de las tarifas de luz que comenzarán a regir a partir de este mes o desde marzo próximo, el Gobierno acaba de lanzar un plan para que las distribuidoras controlen y regulen el uso de la electricidad de los usuarios a los que prestan servicios.

La medida rige solamente para Edesur y Edenor, las dos mayores prestadoras del servicio, que actúan en el ámbito de la Capital Federal y el AMBA y llegan a más de seis millones de usuarios entre ambas.

Cambio clave en las tarifas de luz dispara el precio

A través de la Resolución 85/2024, el Ente Nacional Regulador de la Electricidad (ENRE) acaba de crear el llamado "Programa para la Mejora del Factor de Potencia", cuya iniciativa es propender al uso eficiente de la energía eléctrica y las instalaciones de distribución, en las áreas de concesión de Edesur y Edenor.

El proyecto reemplaza el Capítulo 1 del régimen tarifario y establece medidas como obligar a las distribuidoras a notificar los cambios a los usuarios junto con la facturación, tomada a partir de dicha fecha.

También dispone que, dentro del área de Edesur y Edenor, los inmuebles bajo el régimen de Propiedad Horizontal que posean alimentación eléctrica común y estén dentro de las categorías Nro. 1 (Pequeñas Demandas) o Nro. 2 (Medianas Demandas), deberán instalar un equipo de corrección de factor de potencia automático que mida el valor que se registra a nivel general y que eleve el Cos fi de la demanda conjunta de todos los usuarios del inmueble, a 0,95 mientras.

Actualmente se encuentra en 0,85, un valor que proviene del Reglamento de Suministro de SEGBA, "adoptado en una época en que la reserva de capacidad remanente de las redes respecto de su capacidad nominal, la característica tensión-potencia de la carga eléctrica, los patrones de consumo de la población, la menor dotación de electrodomésticos, el criterio relativo a la eficiencia energética, la preocupación por el cuidado del medio ambiente y la tecnología disponible, eran radicalmente diferentes a las actuales".

El factor de potencia será regulado y controlado por las distribuidoras, según dispuso el ENRE.
El factor de potencia será regulado y controlado por las distribuidoras, según dispuso el ENRE.

Factor desactualizado

Para el ENRE, se trata de un valor del Factor de Potencia "apreciablemente desactualizado respecto de las normativas que rigen no solo en los países desarrollados industrialmente, como Italia, Francia, Reino Unido, Estados Unidos de Norteamérica, Canadá y otros, sino también en países de la región sudamericana, e incluso en algunas jurisdicciones provinciales y/o municipales de la República Argentina".

Si bien para las empresas el precio de la energía es un pass trough, en cuanto a esta nueva medida, el ENRE buscaría optimizar el consumo de energía activa y evitar excesos de demanda o fluctuaciones. En este sentido, el factor de potencia es un indicador del aprovechamiento de la energía activa que se actualizó luego de 60 años.

El nuevo plan les prohíbe a Edenor y Edesur cobrar cargos por los servicios de medición del Factor de Potencia, determinación de los volúmenes de compensación, notificación al usuario y/o consorcio de copropietarios, y las inspecciones y/o habilitaciones correspondientes.

En cuanto a los plazos para instalar los nuevos medidores de potencia y durante dos años, serán de 180 días para usuarios de Tarifa Nro. 1, y de 120 días para usuarios de Tarifas Nro. 2 y Nro. 3 individuales.

En este sentido, se le permite a las distribuidoras ofrecer la provisión e instalación de los equipos de corrección de Factor de Potencia realizando licitaciones nacionales e internacionales, con los alcances que el ENRE disponga y que darán lugar a una lista de precios finales de acceso público y transparente, las que deberán ser ampliamente difundidas por las distribuidoras.

En el caso que sean las empresas las encargadas no se aplicarán los plazos establecidos, siempre que los consorcios contraten el servicio dentro de los 90 días tomados a partir de la notificación de la necesidad de corregir el Factor de Potencia.

Con la firma de Darío Oscar Arrué, interventor del ENRE, la resolución explica que "los contratos de concesión establecen la obligación por parte de la distribuidora de propender y fomentar para sí y para sus USUARIOS el uso racional de la energía eléctrica y adecuar su accionar al objetivo de preservar y/o mejorar los ecosistemas involucrados con el desarrollo de su actividad, cumpliendo con las normas destinadas a la protección del medio ambiente actualmente en vigencia, como asimismo, aquellas que en el futuro se establezcan".

Si bien para las empresas el precio de la energía es un pass trough, en cuanto a esta nueva medida, el ENRE buscaría optimizar el consumo de energía activa y evitar excesos de demanda o fluctuaciones.
Si bien para las empresas el precio de la energía es un pass trough, la nueva medida busca optimizar el consumo de energía.

Crecimiento descontrolado

Recuerda que el crecimiento de la demanda de energía eléctrica registrado en las últimas dos décadas fue, en buena parte, producto de señales tarifarias que no reflejaron los costos reales de producción de energía eléctrica ni del desarrollo de las redes, y simultáneamente, de la falta de inversión en el sistema de distribución.

Esta falta de inversión, asegura el ENRE, provocó "un deterioro creciente de los índices de calidad de servicio técnico que se traducen en cortes de servicio frecuentes y de larga duración en amplias zonas, producto de averías así como por accionamiento de los elementos de protección para evitar que dichas averías sucedan, lo cual llevaría a cortes aún mucho más prolongados, y que son particularmente severos en las estaciones en que se registran altas temperaturas.

Este mecanismo llevó a un agotamiento del recurso disponible y a que el sistema de distribución esté operando en el límite de su capacidad. Lo mismo ocurrió con los márgenes de capacidad para contingencias, que redujeron o son inexistentes, la operación se hizo menos flexible, la demanda sigue creciendo y los equipos sujetos a sobrecargas sufren un envejecimiento prematuro, dando lugar a unas tasas de fallas y averías crecientes.

Por eso, el informe resalta la necesidad de "incentivar el uso eficiente y racional de la energía eléctrica, tanto del lado de la demanda como de la oferta, por lo que se puede presumir que existe un significativo potencial de ahorro, aprovechable mediante medidas que pueden ser aplicadas en un corto plazo".

Temas relacionados