iProfesional

Con qué presupuesto y nuevas condiciones el Gobierno sale a relicitar las obras pendientes del Gasoducto Norte

La reversión del Gasoducto Norte tiene como objetivo reemplazar el gas que dejará de enviar Bolivia a las provincias del Noroeste
Por Antonio Rossi
10/02/2024 - 06:25hs
Con qué presupuesto y nuevas condiciones el Gobierno sale a relicitar las obras pendientes del Gasoducto Norte

En medio de la paralización masiva de las obras públicas y pese que no estará finalizada para el inicio del período invernal tal como se había planificado inicialmente, el Gobierno de Javier Milei decidió volver a licitar los trabajos de ingeniería y la provisión de las plantas compresoras que quedaron pendientes para la reversión del Gasoducto Norte.

Luego de haber declarado desierto el primer llamado licitatorio porque las ofertas en juego habían superado ampliamente el presupuesto oficial, ahora la empresa estatal Enarsa puso en marcha una especie de "balotaje" para adjudicar el denominado "Renglón 1" de las obras que faltan para poder completar la reversión del Gasoducto Norte.

A diferencia de la primera licitación que había salido en un solo paquete, esta vez la conducción de Enarsa piloteada por Juan Carlos Doncel Jones resolvió organizar la convocatoria en dos partes.

Por un lado, se contratará el suministro de los equipamientos y la ejecución de las obras para revertir el flujo de circulación de las plantas compresoras de Ferreyra y Dean Funes (ambas ubicadas en la provincia de Córdoba), Lavalle (Santiago del Estero) y Lumbrera (en territorio salteño). Y, por otro lado, se licitan los trabajos de ingeniería y montaje de 84,8 kilómetros de dos tramos adicionales y complementarios del Gasoducto Norte.

La reversión del Gasoducto Norte tiene como objetivo reemplazar el gas que dejará de enviar Bolivia a las provincias del Noroeste (NOA) con una mayor producción local proveniente de Vaca Muerta. De los US$ 710 millones de inversión que demandarán los trabajos, el Gobierno ya cuenta con US$ 540 millones de una línea de crédito del Banco de Desarrollo de América Latina-CAF. Solo debe cubrir con recursos presupuestarios los US$ 170 millones restantes.

Licitadas en medio de la campaña electoral, las obras tenían que haberse adjudicado antes del cambio de mando en la Casa Rosada para que estuvieran terminadas y habilitadas en las semanas previas al invierno con el fin de poder alcanzar un "ahorro anual" por sustitución de importaciones de u$s1.960 millones, según los cálculos efectuados por los técnicos del ex ministro de Economía, Sergio Massa.

Gasoducto
El Gobierno decidió volver a licitar los trabajos de ingeniería y la provisión de las plantas compresoras del Gasoducto Norte.

Cómo fue la licitación inicial 

El proceso licitatorio original se había dividido en cuatro renglones. La provisión de 184 kilómetros de caños fue contratada de manera directa y anticipada por Enarsa a SIAT-Tenaris, la empresa de Techint que utilizará para la fabricación de las tuberías chapas de acero de una proveedora brasileña que también está bajo el control del grupo liderado por Paolo Rocca.

A su vez, las obras de ingeniería y montaje quedaron segmentadas en tres bloques. En el "Renglón 1" se habían agrupado los trabajos más significativos, como la reversión de cuatro plantas compresoras y el tendido de 84,8 kilómetros de ramales paralelos. Contaba con un presupuesto actualizado de $96.023 millones, pero las dos ofertas recibidas superaron ese monto. El tándem Techint-SACDE (la constructora la constructora de Marcelo Mindlin y los principales ejecutivos de Pampa Energía) cotizó $141.410 millones y la empresa BTU, $183.334 millones. Ante esa situación, Enarsa optó por declarar desierta la licitación.

En tanto, el "Renglón 2" -que abarca el tendido de un gasoducto de 50 kilómetros- fue adjudicado a la UTE de Techint-SACDE, tras presentar una oferta por $57.055 millones que se ubicó por debajo del presupuesto oficial de $58.955 millones.

Lo mismo sucedió con el "Renglón 3" -que abarca otro tramo de 50 kilómetros de montaje de tuberías- que también quedó para Techint-SACDE. Inicialmente su oferta de $62.656 millones había superado el presupuesto autorizado de $58.590 millones. Pero, tras un pedido de mejora de oferta, el consorcio ajustó el precio final al monto establecido en el presupuesto.

Nuevas reglas de juego

Para el nuevo llamado a licitación del "Renglón 1", las autoridades de Energía encabezadas por Eduardo Rodríguez Chirillo establecieron un presupuesto actualizado de $ 37.000 millones que contempla una suba del 42% con respecto al valor que se había fijado en el primer intento fallido de adjudicación.

En el caso de las obras en las plantas compresoras, el pliego de la nueva licitación establece un presupuesto de $16.385 millones que incluye todos los tributos nacionales, provinciales y tasas municipales excepto el IVA.

La presentación de las ofertas está agendada para el 11 de marzo, mientras que el plazo máximo de la "recepción provisoria de las obras" quedó fijado para el próximo 30 de junio. El ganador de la licitación podrá recibir de Enarsa a un "anticipo financiero" de hasta el 30% del precio final del contrato.

El ganador de la licitación podrá recibir de Enarsa a un
El ganador de la licitación podrá recibir de Enarsa a un "anticipo financiero".

En tanto, el paquete correspondiente a los gasoductos adicionales y complementarios -cuyas ofertas se recibirán el 26 de febrero- se subdivide en dos segmentos. El primero, comprende dos tramos de loops de 51,5 km y 10,5 km respectivamente de 30 pulgadas de diámetro paralelos al Gasoducto Norte, entre las plantas compresoras de Tío Pujio y Ferreyra. El presupuesto oficial alcanza a $81.286 millones sin IVA y el plazo máximo de entrega de las obras será el 15 de julio.

En tanto, el segundo segmento abarca un tramo de gasoducto de 22,8 km de extensión y 36 pulgadas de diámetro y las interconexiones con la planta compresora de Tío Pujio.

El presupuesto es de $ 39.400 millones y los plazos máximos de entrega de las obras aptas para funcionar oscilan entre el 15 de julio y el 15 de octubre. En este caso, las empresas adjudicatarias tendrán como incentivo la chance de acceder un premio económico de hasta el 5% del presupuesto total si logran terminar las obras antes de lo pautado.