NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Finanzas

Acciones, Lebac, bonos en pesos y en dólares: la nueva "cartera ideal" de la City tras ajuste en metas de inflación del Gobierno

Acciones, Lebac, bonos en pesos y en dólares: la "cartera ideal" de la City tras cambio en metas de inflación

En la previa al anuncio sobre la modificación del objetivo de precios para 2018, el billete verde se había disparado. Luego, Federico Sturzenegger confirmó que iba a mantener alta la tasa, pese a las presiones políticas. ¿Cómo se traduce en lenguaje "bolsillo" las decisiones de los funcionarios?

Por Rubén Ramallo
12.01.2018 07.22hs Finanzas

El mismo dí­a que el Gobierno anunció el cambio de la meta prevista para el í­ndice de precios, en la City comenzó el replanteo de las estrategias y carteras de inversión.

La decisión de dejar de lado la denominada "banda de inflación", que iba del 8% al 12%, para convalidar una cifra puntual del 15%, generó un profundo cambio en las expectativas del mercado en lo que hace al dólar y a la evolución de la tasa de interés en pesos.

La primera reacción fue posicionarse en moneda estadounidense, lo que llevó a un fuerte aumento de su cotización, y desprenderse de activos en moneda local, mayormente Lebac

Así­ como el Gobierno "recalibró" la meta de inflación para 2018, los inversores reajustaron sus carteras

El analista José Prats, de Tomar Inversiones, decodificó rápidamente el mensaje de Sturzenegger. í‰l, al igual que varios de sus colegas, observa que el proceso de baja de la tasa de referencia "no será tan rápido".

Así­, "por el lado de los activos en pesos, las Lebac van a seguir manteniendo su atractivo, combinadas con algunos tí­tulos en moneda extranjera", expresa.

Su "cartera ideal" se compone del siguiente mix:

- Un 50% en tí­tulos Lebac

- Un 40% en activos en dólares: Bono argentina 2117 y el Bonar 2022

- Por el lado de las acciones, Pampa, Metrogas, Central Puerto y Mirgor

Federico Furiase, de la consultora EcoGo (ex estudio Bein) coincide al afirmar que seguirá siendo un buen negocio el "carry trade", que otros conocen como "bicicleta financiera". Esto es, desarmar posiciones en dólares, comprar Lebac para aprovechar los altos tipos de interés y, con lo obtenido, recomprar más moneda estadounidense.

¿Y qué ocurrirá con la tasa? "Esperamos que el BCRA se mantenga en modo pausa hasta que se digieran los aumentos de precios regulados y las paritarias más icónicas", señalan desde Econviews, dirigida por Miguel Kiguel.

"Es por eso que estimamos que recién los recortes se van a retomar a partir de abril, y en función de los resultados obtenidos hasta ese momento", añaden.

En este escenario, en el que además se espera un buen caudal de ingreso de dólares por exportaciones agrí­colas y emisiones de deuda, la recomendación de la consultora es "mantener las colocaciones en pesos".

"Ahora, la Lebac corta es el mejor instrumento para el carry trade. En marzo serí­a un momento óptimo para alargar los plazos de colocación", indican desde Econ Views.

En otro orden, consideran que los bonos largos en dólares están muy expuestos a la evolución de la tasa de los Treasuries de 10 años (bonos de Estados Unidos).

"Los bonos a mediano término son los que ofrecen el mejor balance riesgo-retorno. Vemos también valor en los tí­tulos provinciales, que ofrecen primas de rendimiento de entre 50 y 200 puntos básicos en relación con los soberanos", señalan desde la consultora de Kiguel.

En tanto, desde la firma Puente ven un tipo de cambio fortaleciéndose en el área de $18,5. Creen que, con una baja de la tasa más lenta, "los instrumentos en pesos ofrecerán un carry trade más atractivo de lo previsto". "Mantenemos nuestra preferencia por los Lebac largas", añaden.

En la misma sintoní­a, Juan Diedrich, asesor de Capital Markets, señala: "La apuesta por las Lebac seguirá siendo un buen negocio en el corto plazo".

"También recomiendo las Letes en dólares, que es como comprar divisas al tipo de cambio mayorista que marca el Banco Central y que otorgan más de 2% anual", apunta.

Para una cartera de riesgo moderado, Diedrich recomienda un 60% de tí­tulos públicos, concentrados preferentemente en los "Bonar 2024 y en los Discount en dólares". "La idea es comprar, mantener y cobrar la renta que ofrecen", resume Diedrich.

Cartera ideal de la City
Para perfiles más conservadores, el experto de Capital Market sugiere los fondos de inversión en renta fija (bonos) de corto plazo, ya que permiten ingresar en moneda local y salir posicionados en dólares. "Ofrecen una renta de entre 3% a 4% anual y se pueden suscribir a partir de los $1.000", indica.

Asimismo, sostiene que va a ser un buen año para las acciones, sobre todo las de empresas del rubro energético, bancos y servicios.

Diedrich elige los papeles de Supervielle, Banco Galicia, Central Costanera, Pampa Energí­a y Petrolera Pampa.

Ariel Chirom, analista de Research de Quantum, también es del grupo que asegura que las Lebac seguirán brindando un buen rendimiento.

Tras los anuncios del Banco Central y en vistas al armado de una cartera, "seguimos recomendando activos en pesos, aunque con una exposición algo menor".

En el terreno de las acciones, advierte que sigue existiendo un retorno muy interesante en dólares: "Resultan atractivos los papeles de las energéticas como YPF, Pampa, Transener, TGN y TGS".

Para Fausto Spotorno, economista jefe de Orlando Ferreres & Asociados, el portafolio ideal es el siguiente: Lebac (40%), dólares o letes (25%), bonos en dólares (20%) y acciones (15%)

Lucas Gardiner, de Portfolio Personal, augura " un contexto internacional que seguirá siendo favorable para los mercados emergentes, en general, y para Argentina en particular".

En su visión, una cartera de riesgo moderado deberí­a integrarse con un 25% de acciones lí­deres, otro 25% en Lebac y el restante 50% en bonos.

En su opinión, conviene diversificar entre acciones de energí­a (como Pampa, Distribuidora Gas Cuyana, Central Puerto) y del sector financiero (como Grupo Galicia), principalmente.

"En lo que hace las Lebac, serí­a interesante priorizar las colocaciones de corto plazo para aprovechar las tasas altas, que se mantendrán", expresa.

Nery Persichini, de Inversor Global, coincide en que un inversor que busca un riesgo moderado debe colocar buena parte de su portafolio en Lebac, ya que su rendimiento seguirá siendo positivo en términos de inflación y aún del dólar.

Podrí­a complementarlo con tí­tulos dolarizados, como el Bonar 2024 y Discount, que además abonan intereses en billetes verdes.

En cuanto a las acciones, indica que las bancarias son recomendables por el boom de créditos UVA, junto con las energéticas y las de firmas prestadoras de servicios.

Diego Martí­nez Burzaco, de MB Inversiones, optar por papeles de TGS (transportadora Gas del Sur), al tiempo que ve e con buenos ojos los de Boldt y Cablevisión (tras su fusión con Telecom).

A la hora de conformar una cartera ideal, especifica: "Un 35% en estas acciones, una porción similar en bonos en dólares (principalmente Bonar 24 y Discount) y el 30% restante en Lebac".

Para Gustavo Cañonero, director de SBS Fondos, la estrategia del primer trimestre es: bonos en dólares (soberanos y provinciales) y acciones, para las cuales proyecta un incremento de entre 30% y 40% bajo un escenario conservador.

El analista Gustavo Neffa recomienda Banco HipotecarioSupervielle. Dentro del mercado energético, a Pampa Energí­a, Transener, Central Puerto y TGS

Furiase, de Eco Go, indica que un tipo de cambio algo más competitivo, por el relajamiento de las metas de inflación, hace que "la renta variable (acciones) siga teniendo upside".

"La clave pasa por apuntarle a sectores que reciben señales de precios (energí­a, transporte), menor costo financiero y una demanda firme (industria automotriz, sector financiero, construcción )", expresa.

Ojo con el Impuesto a las Ganancias
En 2018, los ahorristas tendrán que tener en cuenta una nueva variable: el gravamen a la renta financiera, que incluirá una alí­cuota del 5% en pesos y del 15% en dólares.

El impacto será para inversores minoristas, que hasta ahora estaban exentos. Los corporativos, como empresas y bancos, ya estaban alcanzados.

El experto tributarista César Litvin detalla los principales aspectos a considerar al invertir:

- Mí­nimo No Imponible: se fijó en $66.900. Significa que la alí­cuota correspondiente en cada caso se cobrará sobre el excedente de este monto. Se mantiene la exención de Bienes Personales

- Los tí­tulos públicos en dólares abonan el 15% sobre los intereses pagados, al igual que los papeles que ajustan su capital en función de la evolución del tipo de cambio, y los plazos fijos en dólares

- Las rentas en pesos pagarán 5%. Alcanza a los plazos fijos y bonos, incluyendo Lebac, considerando tanto las ganancias de capital como los intereses.

- Las acciones locales permanecen exentas, mientras que los ADR argentinos y acciones extranjeras tributan el 15%

- Los fondos comunes también quedan alcanzados: si son en pesos, pagan el 5% en concepto de renta financiera. Si son en dólares, el 15%.

Una gran final, en junio
Un punto que jugarí­a decididamente a favor del mercado local es que la Argentina deje de estar catalogada como "mercado de frontera" y sea ascendida a la categorí­a "emergente".

La decisión está en manos del banco Morgan Stanley. Una resolución favorable (en junio) contribuirá a dinamizar el caudal de inversiones y tendrá un efecto positivo en el riesgo paí­s.

"La probable reclasificación darí­a lugar a un mayor flujo de capitales hacia las acciones. Continuarí­an destacándose los sectores energético, financiero y el de la construcción", señalan desde Capital Markets.

Esto, debido al énfasis del Gobierno en el desarrollo de la matriz energética, en la obra pública y en crecimiento en los créditos hipotecarios.

Dentro del sector energético, Capital Markets sugiere poner fichas en Central Costanera y en Pampa Energí­a. Entre los bancos, en el Grupo Supervielle.

Como suele suceder, a una decisión polí­tica de alto impacto (como ha sido el cambio de la meta de inflación, le sigue la reacción de la City.

Por ahora, ve a un Sturzenegger firme en su batalla contra la inflación y persuadido en dar esa pelea manteniendo alta la tasa.

Los inversores decodifican esta postura: "siga siga" a la bicicleta, acompañada por algo de bonos en dólares y otro tanto de acciones de firmas energéticas.

Enterate lo último sobre startups, fintech, blockchain, innovación corporativa y criptomonedas. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas