NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Actualidad

Italia: Matteo Renzi renunció a la presidencia del Partido Democrático tras la derrota en las elecciones

Italia: Matteo Renzi renunció a la presidencia del Partido Democrático tras la derrota en las elecciones

El actual primer ministro italiano sufrió una debacle en los comicios de este domingo, en los que fue superado por opciones de la derecha 

05.03.2018 23.05hs Actualidad

El secretario general del Partido Democrático, Matteo Renzi, renunció este lunes a su cargo tras ser derrotado en las elecciones italianas de este domingo y aseguró que el actual oficialismo "nunca" será parte de un gobierno con el Movimiento Cinco Estrellas (M5E) o con la xenófoba Liga Norte, que salieron a mostrarse como opciones de gobernabilidad luego de imponerse en los comicios.

La jugada de Renzi, al mostrarse rápidamente como opositor y rechazar cualquier tipo de acuerdo, hará más difí­cil que las dos fuerzas más votadas en los comicios de ayer reúnan, cada una por su lado, una mayorí­a parlamentaria capaz de formar un nuevo Ejecutivo.

Por el contrario, la renuncia del dirigente florentino puede llevar al quiebre del partido si los sectores de la minorí­a del PD avanzan en acuerdos con el M5E como forma de frenar un gobierno de la derecha, una de las especulaciones que circularon hoy por Italia.

En ese contexto, emergerá como central el rol del presidente italiano Sergio Mattarella, que tendrá que encargar la formación de gobierno a la fuerza, coalición o persona a la que vea con mejores chances de dar vida a un nuevo Ejecutivo.

"Con estos resultados, es obvio y de consecuencia que yo deje la guí­a del PD", afirmó Renzi, de 43 años, que el domingo, con menos del 19% de los votos, llevó a la fuerza al peor resultado desde su fundación en 2007.

De todos modos, Renzi adelantó que la decisión se hará efectiva "al fin de la fase de elección del nuevo gobierno", que podrí­a emerger del nuevo Parlamento a fin de mes.

Con el 99% de los votos escrutados al momento de su renuncia, las elecciones de ayer mostraron a la coalición de derecha que integra la Liga Norte de Matteo Salvini en primer lugar, pero sin llegar a una mayorí­a propia, y al M5E como el partido más votado.

"En campaña electoral dijimos no a un gobierno con o de los extremistas y no hemos cambiado de idea"; planteó Renzi desde la sede partidaria en Roma.

"Hay tres elementos que nos separan de Luigi Di Maio y de Matteo Salvini; su anti europeí­simo, su anti polí­tica y el uso del odio verbal que sus partidos han usado en el debate contra el PD".

"Cuando termine el proceso de elección de gobierno seré un senador más. Hagan el gobierno sin nosotros. Estaremos en la oposición, pero seremos una oposición leal. El PD nunca será parte de un gobierno anti sistema", advirtió a sus adversarios polí­ticos.

"La de ayer fue una derrota clara, evidente y neta que nos impone abrir una página nueva adentro del PD", reconoció el ex premier.

"Hoy Italia tiene una situación polí­tica en la que el que venció no tiene los números para gobernar", analizó.

En ese sentido, y luego de que el escrutinio definitivo diera a la centroderecha el 37% de los votos a nivel nacional y de que el M5E se convirtiera en el partido más votado con el 32,5%, tanto Salvini como Di Maio se proclamaron como los "ganadores" de la jornada y ratificaron sus intenciones de encabezar el proceso de formación de gobierno.

"Vencimos con la centroderecha y permaneceremos en la centroderecha. Es la coalición que ganó y que puede gobernar", en referencia a la alianza que integra junto a Fuerza Italia, Hermanos de Italia y Nosotros con Italia, prometió el candidato a premier de la formación anti-migrantes, de 44 años.

El lí­der del M5E, de 31 años, afirmó que su fuerza es la "vencedora absoluta" de los comicios y aseguró que "hoy se inicia la tercera república", en un intento por marcar el final de la etapa iniciada a mediados de los 90 tras el proceso de Mani pulite.

Tras las elecciones, emergió una "Italia dividida en dos" que pinta a la bota con el azul centroderecha al norte y amarillo pentaestelado al sur, donde fue clave la promesa del "ingreso por ciudadaní­a" que lanzó el M5E en la campaña para vigorizar su fuerza de voto en la zona.

En esa lí­nea, de cara al futuro cercano, el gran desafí­o para la fuerza fundada por el excómico Beppe Grillo será no repetir el escenario de 2013, cuando también habí­a sido el partido más votado pero no logró formar una coalición mayoritaria y el entonces mandatario Giorgio Napolitano encargó la formación de gobierno al PD, que formó parte de la coalición más votada.

Es en esa dirección que deben leerse los llamados de Di Maio a un "diálogo con otras fuerzas" a las que convocó a debatir "los grandes temas irresueltos de la nación".

Los parlamentarios elegidos esta elección asumirán sus bancas el 23 de marzo para dar inicio formal a la XVIII Legislatura y comenzar el proceso de formación del próximo gobierno, que tendrá como primer paso la elección de los presidentes del Senado y de Diputados.

Esa primera negociación podrí­a ser clave para los alineamientos tendientes a formar el gobierno, precisaron fuentes del M5E.

Luego, una vez formados los grupos parlamentarios, que pueden ser los mismos o no de las alianzas presentadas en las elecciones, el presidente Sergio Mattarella iniciará las rondas de consultas con cada una de las fuerzas y los presidentes de las Cámaras para decidir a quién encargarle la formación del Ejecutivo.

En ese sentido, Mattarella tiene la opción de dar un mandato explorativo que busque una mayorí­a en las cámaras a un miembro de la coalición más votada (la centroderecha), a un representante del partido que obtuvo más votos (el M5E) o a una figura de un tercer grupo.

Más sobre Actualidad