Escandaloso paso de Caputo por el Congreso: peleas, corte de luz, un papelito misterioso y final abrupto

Escandaloso paso de Caputo por el Congreso: peleas, corte de luz, un papelito misterioso y final abrupto
El ministro de Finanzas enfrentó preguntas de senadores y diputados. Afirmó que poseer una offshore no es delito sino que el problema está en no declararla
Por iProfesional
04.04.2018 14.09hs Política

El paso del ministro de Finanzas, Luis Caputo, por el Congreso tuvo condimentos de todos los colores y terminó en escándalo. Previo al final inesperado del encuentro hubo un corte de luz, peleas subidas de tono y hasta un mensaje manuscrito misterioso. 

La reunión en la Comisión Bicameral de Control de la Deuda Externa concluyó abruptamente luego de que la diputada Gabriela Cerruti adujera que recibió un mensaje del ministro. Según la legisladora, en un papelito le escribió a mano que "no sea tan mala" porque tiene dos hijas de "11 y 13 años". Cerruti y el diputado Agustí­n Rossi se levantaron de sus sillas y, a los gritos, interpelaron al ministro diciendo que no le podí­a enviar ese mensaje. 

Ante este escenario, el presidente de la comisión, el senador justicialista José Mayans, pidió orden y advirtió que levantarí­a el encuentro si los legisladores no se sentaban, cuando, atento a la situación, Caputo apuró su decisión de irse, aduciendo que tení­a otros compromisos.

Desde el oficialismo aseguran que la reunión debí­a terminar a las 13 mientras que desde la oposición aseguran que no habí­a nada de eso pautado. Aún habí­a 10 legisladores nacionales anotados para preguntar, entre ellos, Cerruti. Al momento del escándalo, estaba preguntando Fernando "Pino" Solanas.

La reuniónEl ministro llegó puntualmente a las 9 al Parlamento para presentarse ante los legisladores nacionales y respondió diversas preguntas. Ratificó este miércoles, al exponer en el Congreso, que el gobierno nacional está intentando "sentar las bases para tener un crecimiento sostenido" pero advirtió que "75 años de desmanejos no se pueden solucionar en un año o dos" y que "no se le puede mentir a la gente" sobre esto. Acusado de no declarar una firma offshore, afirmó que no tiene "nada que ver" con la sociedad Noctua radicada en un paraí­so fiscal pero señaló que "el tema de las offshore no es delito". 

Durante su exposición ante la Comisión Bicameral de Control de la Deuda Externa, se despegó de todas las acusaciones en su contra, tanto de su ví­nculo con firmas offshore como Noctua y Axis, como de lo referido a la venta de dólar futuro y resaltó que la Justicia ya sentenció que no existe un conflicto de intereses en lo que hace a su figura.

"El tema de las offshore no es delito. Es como una caja de seguridad: lo que uno tiene adentro de la caja lo puede tener declarado o no, eso no lo convierte en delito", afirmó el ministro, quien sostuvo que "la razón fundamental es no entrar en la doble imposición" de impuestos.

Dado que el tema fue puesto sobre la mesa por el diputado del Frente para la Victoria Axel Kicillof, el funcionario agregó: "Siendo director de YPF, cuando fue el acuerdo con Chevron ustedes mismos hicieron dos o tres offshore. No estoy acusando a nadie, es que es una práctica común".

Respecto del fondo Noctua, Caputo señaló: "No tengo ya nada que ver con esa empresa. Además tengo todo bien declarado. Con respecto al reporte de la SEC (Comisión de Valores de Estados Unidos) es un reporte de una tenencia nominal. Yo era un tenedor fiduciario. No tengo que tenerlo declarado porque eso no me convierte en propietario".

"Dicen que no me defiendo, pero yo me defiendo en la Justicia. Han sido tres meses de una difamación atrás de otra. Por eso les agradezco que me hayan brindado la posibilidad de venir y contar la verdad", sostuvo el ministro.

El ahora ministro es cuestionado por su ví­nculo con Noctua a la que se lo relaciona como "dueño indirecto". Se trata de la sociedad que armó una red de fondos de inversión registrados en distintos paraí­sos fiscales para invertir en activos financieros, según la SEC.

El funcionario no incluyó esa información en las declaraciones juradas ante la Oficina Anticorrupción (OA) cuando asumió como funcionario en diciembre de 2015 (correspondiente al perí­odo fiscal 2014) y en la de 2016 (al inicio de 2015). Por eso, el tema fue centro de crí­ticas.

El ministro, quien llegó a las 9 al Congreso, aseguró que fue tenedor fiduciario por lo que no era su dueño y no correspondí­a declararla.

Ante la comisión bicameral se le exige explicaciones sobre las offshore que manejó el funcionario de Cambiemos -y no incluyó en sus declaraciones juradas-, y el nivel de endeudamiento externo que sostiene la gestión del presidente Mauricio Macri

Entre otras cosas, hizo referencia a una denuncia de la Unidad Fiscal de Investigaciones de Delitos de la Seguridad Social (Ufices) por supuestas maniobras irregulares en la compra de Lebac con recursos del Fondo de Garantí­as de Sustentabilidad de la ANSES; y a la compra de dólar futuro, en diciembre de 2015, por parte de la empresa Axis, que era propiedad de Caputo antes de asumir como funcionario.

Por caso, al desarrollar este último punto dijo que si "hubiera querido" beneficiarse, "se hubiera quedado en el sector privado" y que su comportamiento "como ciudadano" en torno al dólar futuro "es un buen ejemplo" de eso, ya que no ganó nada con esas operaciones.

La deudaAls er consultado por el nivel de endeudamiento, el funcionario dijo que la deuda se encuentra "en torno al 30% del PBI" y señaló en el Parlamento que "el financiamiento es el reflejo del déficit, por lo que el ritmo al que va a subir la deuda es igual al ritmo al que baja el déficit".

"Hoy la deuda sobre PBI, está en torno al 30%. Es deuda con el sector privado más organismos multilaterales y bilaterales. Esta es la deuda sujeta a refinanciamiento", afirmó el ministro, quien anticipó que, de acuerdo a las metas de reducción del déficit, "el nivel de deuda sobre el producto va a llegar a 38 puntos, bajo una macroeconomí­a ordenada".

Ante la Comisión Bicameral de Control de la Deuda Externa, Caputo indicó además que el paí­s se está "financiando a las tasas más bajas de su historia" y que "el promedio de 2017 fue de 4,15%", mientras que "en los 90 era del 11% o 12%".

Según la última publicación del INDEC, el endeudamiento creció u$s51.782 millones en 2017, lo que significa un alza de la deuda externa de 28,5% con respecto al año anterior.

Un clima caliente"¿Quiénes son los que compran deuda hoy? ¿Son amigos suyos?", cruzó a Caputo el diputado nacional y ex ministro de Economí­a Axel Kicillof, quien habló de conflicto de intereses por su paso por el sector privado. No fue el único que recalentó el debate.

Diputados y senadores que participan en la Comisión Bicameral que recibe al ministro protagonizaron una discusión por el orden de las preguntas, que llevó a un cruce entre el senador justicialista José Mayans, presidente del cuerpo, y el diputado kirchnerista Agustí­n Rossi.

Luego de la exposición inicial del funcionario, Mayans abrió la ronda de preguntas, que inició con Eduardo Amadeo, vicepresidente de la comisión y diputado de Cambiemos, quién preguntó sobre la relación de la deuda externa y la situación de lo que calificó como "desastroza operación" de nacionalización de YPF.

Antes de que pudiera responder, Rossi (que no integra la comisión) se puso de pie y pidió la palabra, ante lo cual Mayans solicitó orden para poder definir si la modalidad serí­a de pregunta y respuesta, o de varias preguntas y luego las respuestas del ministro, pero no tuvo éxito.

"Diputado, por favor, respete", le pidió Mayans ante la insistencia de Rossi, que seguí­a pidiendo la palabra sin micrófono y de pie, ante lo cual el senador disparó: "Respete, no se hace la reunión con gritos. No venga a hacer show, diputado".

El griterí­o continuó y finalmente, ante una moción del oficialismo, se determinó que primero preguntarí­an los miembros de la comisión, luego Caputo responderí­a y por último harí­an preguntas los legisladores que no integran el cuerpo, dado que hay varios que asistieron a la reunión.

Luego, Rossi volvió a estar en el centro de la escena cuando fue su turno de preguntar. Se puso de pie y criticó duramente al ministro por defender las offhore: "Por allí­ pasa el dinero sucio del narcotráfico", aseguró el presidente de la bancada kirchnerista en la Cámara Baja, lo que provocó la reacción de los legisladores oficialistas.

El clima quedó caldeado después de los cruces. Y, por ejemplo, se volvió a encender cuando se cortó la luz y a voz pelada el diputado del FIT, Nicolás Del Caño, aseguró que a través de las offshore se realizan "los delitos de los ricos". El legislador nacional provocó la sonrisa de Caputo cuando recordó que los Báez tení­an el dinero en cuentas offshore y lo interpeló al respecto. 

Final a puro grito

Poco tiempo después, la reunión concluyó de forma abrupta, en medio de un escándalo.

Caputo estaba respondiendo una pregunta cuando los diputados kirchneristas Agustí­n Rossi y Gabriela Cerruti se pusieron de pie y comenzaron a gritarle fuera de micrófono. El presidente de la comisión, el senador justicialista José Mayans, pidió orden y advirtió que levantarí­a el encuentro si los legisladores no se sentaban, cuando, atento a la situación, Caputo decidió irse, aduciendo que tení­a otros compromisos.

Cerruti, en tono elevado, afirmó que un asistente del ministro le alcanzó un pequeño papel manuscrito por el funcionario con la inscripción "mis hijas tienen 11 y 13 años, no seas tan mala" y la imagen de una cara sonriente.

Luego de ese hecho, se generó un verdadero escándalo y en medio de gritos se levantó la sesión.

Temas relacionados
Política en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído