El sindicato afirmó que sólo se adeudaba el salario de marzo, que fue recientemente regularizado, por lo que el conflicto no amenazó los puestos de trabajo
Por iProfesional
13/04/2018 - 23,07hs

En los últimos dí­as, los empleados del a empresa Alijor –dueña de los panificados La Salteña– habí­an denunciado el posible cierre de la fábrica y el despido de 300 operarios de la planta ubicada en Garí­n, provincia de Buenos Aires.

No obstante, el Sindicato de Trabajadores de la Alimentación desmintió la escala del conflicto, aseguró que ya se ha solucionado la situación y ofreció disculpas a los propietarios de la empresa.

"Venimos a realizar una aclaración respecto a información errónea que circuló en los medios masivos de comunicación, a saber: Alijor S.A. al momento del conflicto sólo adeudaba los haberes del mes de marzo, con lo cual desmentimos toda información errónea o contraria a lo anteriormente expuesto", señala un documento distribuido por el gremio.

Además, el sindicalista Marcos Mantelli se retractó de "lo dicho en la entrevista telefónica a Crónica TV" y ofreció sus "públicas disculpas" a Benjamí­n y Alicia Biderman.

Según el escrito, el voltaje de sus declaraciones estuvieron motivados por el "contexto de mucha tensión, incertidumbre y angustia por el cierre de la fábrica y el consecuente pérdida" de los puestos de trabajo.