NUEVO DISEÑO
NUEVO DISEÑO

Política

Cruces en Diputados: en plena tensión por el dólar y el FMI, el peronismo logró darle media sanción al proyecto para frenar el tarifazo

En plena tensión por el dólar y el FMI, el peronismo pudo darle media sanción al proyecto "anti tarifazo"

La oposición se unió para asestarle una derrota legislativa al oficialismo. Criticaron el ajuste de tarifas en los servicios públicos. El diputado del PRO Luciano Laspina fue el encargardo de cuestionar la propuesta a la que definió como "antijurídica". Ahora, el debate pasó al Senado

09.05.2018 23.40hs Política

La oposición logró una victoria en el Congreso al aprobar la ley que ata el aumento de las tarifas de servicios públicos al crecimiento promedio de los salarios y ue retrotrae el precio de las boletas a noviembre del año pasado.

Tras caso doce horas de debate, el proyecto se aprobó en general con 133 votos a favor, 94 en contra y 3 abstenciones del partido de Martí­n Lousteau.

Además de cuestionar la polí­tica tarifaria de Cambiemos, los cañones de la oposición apuntaron también contra el pedido de préstamos al Fondo Monetario Internacional (FMI), la suba de tasas de las Lebacs y el cambio de las metas de inflación.

El presidente del bloque FpV-PJ, Agustí­n Rossi, acusó al Gobierno de tener "una cuota altí­sima de insensibilidad", por su actitud con el precio las tarifas. "El ministro (Juan José) Aranguren ha dicho que tiene una planilla de Excell en la que le falta la columna de la dimensión humana", ironizó.

Admitió que ellos querí­an una propuesta más exigente: congelar tarifas al 2016, pero aceptaron la de otro sector de la oposición que las retrotrae al año pasado.

Al cierre del debate, el massista Felipe Solá cruzó a Cambiemos por acusar a la oposición de "demagoga", a la vez que advirtió que el Gobierno "se fue a meter con la policí­a económica más inepta que existe en el mundo", en alusión al Fondo Monetario Internacional (FMI).

"¿Quién es más demagogo, el que defiende a la mayorí­a que no quiere que sigan estas tarifas, o el que promete que van a llegar los brotes verdes, el que habla de una lluvia de inversiones, el que dice que la inflación no va a ser un problema? ¡El demagogo es el que le miente a la gente, no nosotros!", se defendió Solá.

El massista dijo "no admitir" que "hablen de la irresponsabilidad de la oposición después de mantener una polí­tica financiera absolutamente vulnerable y riesgosa, con un juego permanente y peligroso entre la tasa de interés, las Lebacs y el valor del dólar", que "ahora termina de una manera lamentable con una pérdida de soberaní­a en manos del FMI".

También señaló el bonaerense que el Gobierno "aceleró la suba de tarifas para que el año que viene, que hay elecciones, no tengan que subir". Por eso, razonó que "están priorizando el corto plazo más que el largo plazo, y mientras tanto la gente se desespera frente a las tarifas que le llegan".

En tanto, el titular del interbloque Argentina Federal, Pablo Kosiner, negó que tengan una actitud demagógica y desestabilizadora, tal como los acusó parte del oficialismo.

"Somos aquellos que no han escatimado ningún costo polí­tico", dijo, recordando las leyes que impulsó el Gobierno y acompañaron. "Nosotros no dejamos sin Presupuesto a la Argentina", rememoró el diputado salterno.

El legislador dijo que "ni antes éramos lo mejor, porque no cogobernamos, ni hoy somos lo peor, porque no queremos ningún 'club del helicóptero'". Así­, pasó factura a la actitud de quienes hoy son Gobierno cuando el kirchnerismo estaba en el poder y ellos no daban quórum.

Luego también enumeró proyectos sobre tarifas impulsados en los últimos años por el Pro, la UCR y la Coalición Cí­vica, por lo que "queda claro que lo que nosotros estamos haciendo son marcos generales en los que después el Poder Ejecutivo forma la tarifa".

Por su parte, la jefa del bloque FR-UNA, Graciela Camaño, justificó la potestad de los legisladores para legislar en el tema tarifas argumentando el artí­culo 42 de la Constitución, que a su juicio "no tiene ambigí¼edad ni controversia", al hablar del dictado obligatorio de los marcos regulatorios para los servicios públicos.

La Constitución "avanza sobre los contenidos que debe tener el marco regulatorio" en referencia a que "los usuarios tienen derecho a la protección de su salud, seguridad e intereses económicos", señaló.

También cuestionaron el reajuste que impulsa el Gobierno el diputado por el FpV, Máximo Kirchner y el referente de Evolución Ciudadana, Martí­n Lousteau, entre otros. El arco opositor en su conjunto defiende el proyecto que busca retrotraer los aumentos a noviembre del año pasado en los servicios de luz, gas y agua, y pretende actualizarlos en base a la variación salarial (CVS).

Por su parte, uno de los encargados de cuestionar la iniciativa opositora fue oficialista Luciano Laspina.

En su alocución, advirtió que la iniciativa opositora que busca retrotraer el valor de los servicios públicos a fines de 2017 y atar su evolución a la variación salarial "es antijurí­dica porque incurre en enormes fallas técnicas y legislativas".

"Es duro escuchar a aquellos que nos metieron en un descalabro formidable, en un problema de enorme magnitud como fue el congelamiento de las tarifas que llevó por un lado a la pérdida de la soberaní­a energética, de exportar a tener que importar y que obligó a que el diputado preopinante (el ex ministro Axel Kicillof) tuviera que aplicar un cepo que dejó al BCRA sin reservas, hagan propuestas que son las mismas que nos llevaron a este problema", aseguró Laspina.

Al hablar en el recinto, el diputado santafesino recordó que, "para hacer frente a ese descalabro, los argentinos iniciamos un camino gradual", al remarcar que "el congelamiento nos dejó sin energí­a para poder crecer, sin dólar, sin reservas y con una bola de subsidios que implicó más de u$s150 mil millones dilapidados en subsidios".

 

"Esto implicó que se gastaron en calefaccionar las piletas de los countries o de Recoleta, es decir que, mientras se pagaban tarifas de regalo, habí­a otros que pagaban garrafas a tarifas internacionales", aseveró Laspina.

Si bien el oficialismo no está de acuerdo con que la polí­tica tarifaria sea discutida en el Congreso, ya que considera que es una potestad exclusiva del Poder Ejecutivo, decidió sentarse en las bancas para habilitar la sesión. El presidente Mauricio Macri ya adelantó que de prosperar y convertirse en ley -previo paso por Senadores-, vetará la medida.

Las bancadas justicialista y massista, que pretenden evitar que se concrete el tarifazo, le dieron quorum al oficialismo en la sesión especial que se celebró previamente y votaron favorablemente los proyectos de Financiamiento Productivo y de Defensa de la Competencia, iniciativas largamente reclamadas por el Gobierno.

¿Demagogia?
En su discurso en la sesión de este miércoles, el diputado nacional Máximo Kirchner (FpV-PJ) rechazó las acusaciones de "demagogia" por el proyecto de tarifas y, en cambio, enfatizó que "demagogia es ir a un debate presidencial y decir que no va a haber tarifazos y después hacerlos, eso es demagogia electoral".

Luego de mostrar las boletas de luz que recibió "el comedor de Petrona" en el partido de San Vicente -que pasó de $3.329 antes de las PASO de 2017 a $8.865 en abril de este año-, el hijo de la expresidenta enfatizó que crisis internacional fue la de 2008, exhibiendo una tapa del diario Clarí­n.

Defendió entonces que "Néstor Kirchner recibió el paí­s de la mano del senador (Eduardo) Duhalde, era un senador a cargo del Poder Ejecutivo porque muchos de los que están enfrente habí­an huido; y el superávit energético que habí­a era a costa de un 25% de desocupación en una Argentina que se habí­a caí­do, y que lo único que hací­a era exportar gas barato a Chile".

Criticó entonces que en el oficialismo se apuntan a responsabilidades ajenas y chicaneó al presidente Mauricio Macri: "Pero él no tiene nada que ver, es un pobre señor muy bien intencionado que quiere el bien para todos".

Luego de mostrar otra tapa de Clarí­n sobre un 200% de aumento en las boletas de gas en 2009, Máximo consideró que "las tarifas deben ser justas" y "este Congreso lo que no puede es ser la cara del ajuste de (Marcelo) Mindlin y (Juan José) Aranguren".

Desde el kirchnerismo, el exministro Axel Kicillof dijo que es "mentira lo que dice el Gobierno que en el 2015 tení­amos los subsidios más caros del mundo ya que estábamos en un promedio medio, porque cuando más desarrollado estás, mas subsidiás".

Angustia y gobernabilidad
Frente a la postura del oficialismo, Martí­n Lousteau dijo que "hoy tenemos angustia generalizada, una preocupación generalizada y no importa por quién votó cada uno. Con el proyecto que estamos discutiendo el déficit va a crecer, y algunos de los que plantean la supuesta solución crearon el problema. También es raro que ante la situación difí­cil, grave, reconocida por el Presidente ayer, que el Gobierno se cierre a la hora de las posibles soluciones a la enorme cantidad de problemas que tenemos".

Por su parte, el legislador peronista Diego Bossio aseguró que "no estamos hablando en este debate sobre gobernabilidad, sino de los aumentos de tarifas que perjudican a los argentinos".

"Vemos una actitud del Gobierno que cada dí­a se encierra en sí­ mismo y evitar responsabilidades cuando son ellos que tienen que dar soluciones para salir de las crisis", agregó.

"No hay gradualismo ni schok, la unica solución tiene que ser el crecimiento económico", agregó y dijo que lo que "está faltando ahora es diálogo polí­tico entre el oficialismo y la oposición".

En ese contexto, Bossio añadió que "no somos golpsitas y no estamos discutiendo gobernabilidad sino los problemas que tienen los argentinos con el aumento de las tarifas". Acto seguido, recordó que entre 2016 y 2017 "los salarios crecieron 63%, mientras que las tarifas de gas lo hicieron 927%, y las de electricidad 920%". Por eso señaló que "es momento de parar la pelota y pensar en los más necesitados".

Marcha contra el tarifazo y el FMI
Militantes del Partido de los Trabajadores Socialistas (PTS) y el Frente de Izquierda (FIT) realizan este miércoles una protesta en el Congreso "contra el tarifazo" y la "vuelta al Fondo Monetario Internacional (FMI)".

La protesta de la izquierda comenzó a las 9.30, mientras que militantes de La Multisectorial, que reúne a cooperativas, centros culturales, clubes de barrio y jubilados se sumará a la marcha a las 18, que se espera multitudinaria.

Una de las consignas de la marcha es la "necesidad de ir a un paro activo nacional con un plan de lucha".

La Multisectorial se moviliza "a fin de manifestar el apoyo al proyecto para frenar los aumentos desmedidos en los servicios públicos", señalaron sus voceros.