Flexibilizan encajes bancarios y el régimen de descuento de cheques para dar ayuda financiera a Pymes

La autoridad monetaria busca flexibilizar el otorgamiento de préstamos a las micro, pequeñas y medianas empresas, sin afectar al sistema financiero
29/06/2018 - 05:45hs
Flexibilizan encajes bancarios y el régimen de descuento de cheques para dar ayuda financiera a Pymes

En el marco de los pedidos de las Pymes por "medidas transitorias" para resistir a la crisis y de las promesas del propio presidente Mauricio Macri de ayudar al sector, el Banco Central de la República Argentina (BCRA) dispuso este jueves tres iniciativas para facilitar los préstamos a las micro, pequeñas y medianas empresas.

De esta forma, la autoridad monetaria busca flexibilizar el acceso al crédito y reducir el nivel de tasas aplicadas a las Pymes, sin que esto ponga en riesgo el sistema financiero.

Las medidas son:

- Flexibilización de capitales mínimos. Actualmente, los bancos deben conservar $6 por cada $100 otorgados a mipymes en créditos inferiores a $10 millones. Este último límite será extendido a $30 millones para incentivar el otorgamiento de préstamos.

- Redireccionamiento de encajes. Los bancos podrán utilizar los fondos provenientes de franquicias de encajes para aplicarlos a líneas crediticias destinadas a las mipymes y al plan “Ahora 12” y sus complementarios. La medida no implica ningún cambio en los porcentajes vigentes de integración de efectivo mínimo y tendrá un efecto monetario neutro.

- Descuento de cheques. Se elimina el tope vigente del 15% de la Responsabilidad Patrimonial Computable (RPC) para considerar garantía preferida al descuento de documentos. Esto permitirá que los bancos apliquen menores previsiones a esta clase de operaciones y que las Pymes tengan más facilidades para acceder al crédito.

De esta forma, se confirman las versiones que habían corrido en la City, en el sentido de que se estaba preparando un plan orientado a subsidiar el crédito.

Se habían levantado algunas voces de alarma en el sentido de que una flexibilización de los encajes pudiera ablandar la política anti-inflacionaria. Sin embargo, el Central planteó explícitamente que la medida tendrá "efecto monetario neutro".

Esto implica que las entidades que cumplan con los requisitos del Banco Central, podrán destinar una porción mínima (franquicia) de los montos de efectivo que deben integrar como encajes a las líneas de préstamo para las Pymes.

"Es un incentivo de alrededor de tres puntos porcentuales que se le devuelve como reconocimiento a los bancos, del dinero que ya tenían a disposición, para que lo destinen a otorgar créditos, por eso el efecto monetario es neutro", afirman a iProfesional fuentes desde el BCRA.

En cuanto al descuento de cheques, la medida está directamente vinculada con la alarma que se generó por el alto porcentaje de cheques rechazados que están sufriendo las pequeñas empresas, un tema que reconoció el nuevo ministro de la Producción, Dante Sica. Al eliminar el techo del 15% de la responsabilidad patrimonial, se busca aceitar el funcionamiento comercial y evitar que haya una corte en la cadena de pagos.

Temor oficialEl propio Sica confesó la preocupación que hay en el Gobierno sobre un posible corte de la cadena de pagos en la industria.

"Los bancos no ven aumentos de mora pero sí de cheques rechazados. Y eso empieza a generar una alerta", enfatizó el funcionario.

En declaraciones radiales, Sica afirmó que, frente a este panorama, "la prioridad en los próximos meses es trabajar sobre las cadenas de pagos de las pymes, ya que muchas son proveedoras o clientes de grandes empresas".

Y contó que está trabajando con los bancos públicos para dar préstamos a tasa subsidiada a las pequeñas empresas.

Según datos del Banco Central, la cantidad de cheques no pagados aumentó 61,23% en los primeros cinco meses del año, respecto de igual período de 2017, y alcanza los $29.346 millones.

"Vamos a recuperar el crecimiento que la economía venía demostrando", aseguró Sica en Radio Mitre.

"No es que la economía pasó de crecimiento a caída. Tenemos una desaceleración por el impacto de estos meses, pero con lo que estamos haciendo nos vamos a recuperar", resaltó.

Y reconoció, además, que el aumento de la tasa de interés de referencia (que es hoy del 40%) se utilizó para atenuar la crisis cambiaria, pero para bajarla, dijo que es fundamental "que la economía se estabilice".

Sica señaló, también, que "el objetivo de mediano plazo es que la Argentina logre una economía que genere dólares", y consideró que, para ello, es necesario "bajar todas las barreras que han obstruido ser un país competitivo".

Asimismo, el ministro dijo que "estamos trabajando fuertemente para que el Banco Central deje de financiar al sector público".

Por último, evaluó que el tipo de cambio, ahora, es más competitivo que el que existía antes de la fuerte devaluación de los últimos dos meses.

Temas relacionados