Más artículos

Cobertura de remedios para los barrios carenciados, en riesgo por el "default" a las farmacias

Cobertura de remedios para los barrios carenciados, en riesgo por el "default" a las farmacias
Los farmacéuticos se quejan de incumplimientos oficiales en la iniciativa Incluir Salud. El programa contempla un beneficio del 100% del costo de remedios
Por Patricio Eleisegui
08.06.2020 10.56hs Política

En plena escalada de casos de coronavirus en el territorio bonaerense, con foco en los barrios y zonas más postergados desde lo socioeconómico, una situación tan inaudita como funesta terminó por cobrar forma. Ocurre que, ante el incumplimiento total en los pagos correspondientes al Programa Federal Incluir Salud -ex PROFE-, las farmacias cortaron los descuentos en medicamentos a las más de 700.000 personas que utilizan esa cobertura.

Los beneficiarios de Incluir Salud pertenecen a los sectores más vulnerables -familias numerosas, desempleados, beneficiarios de planes sociales, discapacitados- y el rasgo particular del programa es que contempla la cobertura del 100 por ciento del costo de los remedios. Semejante ayuda para los sectores más afectados ahora también por la pandemia comenzó a interrumpirse a poco de detectados los primeros casos de Covid-19.

La interrupción del beneficio fue confirmada a iProfesional desde la Confederación Farmacéutica Argentina (COFA), desde donde se detalló que la Provincia de Buenos Aires debe más de 300 millones de pesos y que, al menos hasta ahora, la Gobernación no ha dado muestras de empezar a achicar semejante deuda.

En el seno de la organización señalan que, en más de una reunión concretada con representantes del área de Salud bonaerense, los funcionarios expusieron que la imposibilidad de pagar responde a que la Nación no gira los fondos correspondientes.

La deuda, reconocen en COFA, no es nueva: comenzó a tomar forma a partir de mediados del año pasado. Pero el ritmo de los impagos no dejó de engrosarse a partir de la gestión actual. En diálogo con iProfesional, Isabel Reinoso, titular de la confederación, sostuvo que la delicada situación financiera que atraviesan las farmacias impidió seguir sosteniendo los descuentos más allá de la falta de respuestas del Ejecutivo bonaerense a los pedidos de pago.

La crisis por pago de medicamentos puede afectar directamente los barrios más vulnerables
La crisis por pago de medicamentos puede afectar directamente los barrios más vulnerables.

"Hoy no quedó una sola farmacia por localidad que tenga capacidad para absorber ese 100 por ciento de descuento que fija el programa. En la provincia de Buenos Aires si bien tenemos una situación de deuda con OSECAC, el monto más elevado de lo que está impago corresponde a Incluir Salud. No hay una sola señal respecto de cuándo habrá decisión para, al menos, achicar lo que se debe", comentó la directiva.

"Es grave tanto desde lo económico como desde lo social y sanitario, por supuesto. Incluir Salud es una cobertura pensada para los sectores más vulnerables, aquellos que hasta la puesta en marcha del programa carecían justamente de toda cobertura. Los beneficiarios del descuento son personas que no tenían otra obra social, mucho menos acceso. Como actividad ya llevamos meses sin cobrar por lo que a cada farmacia se le volvió insostenible seguir absorbiendo el 100 por ciento de esos descuentos", añadió.

Reinoso precisó que el último pago que recibieron las farmacias por otorgar la bonificación a los usuarios de Incluir Salud correspondió a junio de 2019. La deuda superior a los 300 millones de pesos que la Provincia mantiene con el rubro, aseguró la entrevistada, complicó los números de más de 450 farmacias distribuidas en la geografía bonaerense.

Deudas acumuladas

La situación de ausencia total de pagos que ostenta el programa oficial no es el único caso de incumplimiento que complica a los puntos de expendio de medicamentos. Entre las organizaciones del rubro farmacéutica señalan que el endeudamiento sigue siendo una condición común entre las obras sociales.

En el sector explican que esa desaparición de los reintegros que deben hacer las prestadoras generó un hueco que pone en situación de riesgo económico al grueso de las bocas de ventas, que aún sin percibir los pagos mantienen hasta hoy los descuentos que promocionan las coberturas.

En ese sentido, Reinoso sostuvo que el grueso de las más de 150 obras sociales que mantienen deudas con las farmacias comenzó a reactivar algunos pagos pero "ninguna de las prestadoras se puso al día si no que sólo cubrieron parte del inicio de año".

"OSECAC, por ejemplo, cubrió sólo lo correspondiente a los meses de diciembre y enero de toda la deuda que mantiene. Pero lo hizo teniendo ya febrero vencido y ahora hay que ver qué ocurre con los pagos correspondientes a marzo y abril. Enviamos los remitos de forma online para que cumplan, pero no tenemos certezas de cuándo y cuánto van a pagar", comentó.

La rentabilidad de las farmacias quedó afectada por los atrasos en los pagos de las obras sociales
La rentabilidad de las farmacias quedó afectada por los atrasos en los pagos de las obras sociales

"Recién este mes vamos a tener certezas del impacto de la cuarentena en la intención de pago o no de las obras sociales. Las farmacias siguieron manteniendo los descuentos más allá del contexto siempre pensando en que las coberturas responderán en el corto plazo. Si no hay pagos en junio entrará a estar entre las opciones, otra vez, la posibilidad de la interrupción total de los descuentos por obra social", anticipó.

Desde COFA señalan que las farmacias ya no pueden cumplir con los pagos a las droguerías para la reposición de medicamentos a partir, justamente, de esos reintegros que no llegan. Y que, dada la obligación de continuar cumpliendo con los proveedores, el camino es comenzar a cobrar el 100 por ciento del precio de venta hasta tanto las coberturas acorten, al menos, la mayor parte de sus respectivos pasivos.

Preocupación por las recetas

En paralelo al escenario de deudas, causó malestar en el sector que la Cámara de Diputados diera media sanción al proyecto de ley que autoriza la receta médica digital y la teleasistencia, motivado por la pandemia.

Entre los puntos más polémicos, desde la Asociación de Propietarios de Farmacias de la República Argentina (ASOFAR) focalizaron su reclamo en la posible habilitación de establecimientos no sanitarios para entregar medicamentos y la falta de registro en la venta de psicotrópicos y estupefacientes.

Además, alertaron sobre los riesgos del "dirigismo" de recetas. "No sólo no permitirá la libre competencia, sino que también puede pasar que el paciente necesita ese medicamento con urgencia y la farmacia apuntada por su médico no lo tenga -ya sea por demora en la entrega o por falta de ingreso-, lo cual nos parece muy peligroso", declaró el titular de ASOFAR, Norberto Mañas.

Para enseguida añadir: "Empezamos apoyando la prescripción electrónica de recetas porque pensamos que era muy bueno para el paciente. Pero consideramos peligroso el 'dirigismo de recetas'. Uno tiene que decirle al médico en qué farmacia quiere comprar. Pero si esa farmacia no tiene ese medicamento y la persona lo necesita con urgencia… No está bueno que el médico la elija. Tiene que haber libre competencia".

"El proyecto de ley también anuncia que todo medicamento prescripto electrónicamente será entregado en cualquier farmacia pero también en otros establecimientos aprobados para tal fin. Eso da a lugar a que cualquier comercio aprobado el día de mañana por el Ministerio de salud nacional o alguno provincial, pueda vender medicamentos sin tener el control de un farmacéutico", advirtió Mañas.

El directivo aclaró, además, que "no está claro" el registro que tendrán las ventas de psicotrópicos y estupefacientes.

Política en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído