Definición electoral: ante la chance de perder votos, Cristina busca cuidar su mayoría en el Senado

Definición electoral: ante la chance de perder votos, Cristina busca cuidar su mayoría en el Senado
Cristina tiene un rol clave en la selección de candidatos al Senado. Busca preservar a su tropa ante la posibilidad de que la coalición pierda lugares
Por Pablo Sieira
22.07.2021 17.31hs Política

Con los días contados para definir las listas de candidatos para las elecciones primarias (PASO) de septiembre, el Frente de Todos vive una pulseada interna por el reparto de los lugares en el tramo de diputados de la boleta, pero no así en el de senadores, donde la vicepresidenta Cristina Kirchner cuenta con poder de veto.

Las provincias de Córdoba, Mendoza, Santa Fe, Catamarca, Chubut, Tucumán, Corrientes y La Pampa eligen este año tres senadores cada una para renovar un tercio (24 bancas) de la Cámara alta, donde el Frente de Todos tiene una sólida mayoría de 41 votos, casi todos leales a la vicepresidenta.

En la coalición oficialista ya saben que perderán algunos lugares en el Senado, aunque seguirán siendo mayoría. En ese contexto, Cristina Kirchner tiene una influencia determinante en la definición de las listas de senadores en todas esas provincias y presiona para garantizar la reelección de los más leales y preservar así su poder de fuego en la Cámara alta.

Así lo indicaron a iProfesional fuentes del oficialismo que remarcaron el interés de la vicepresidenta en lograr que la santafesina María de los Ángeles Sacnun encabece la lista de senadores del Frente de Todos en esa provincia para que se quede en la Cámara alta.

La provincia de Santa Fe ofrece un panorama complejo para el gobernador peronista, Omar Perotti, y para la coalición oficialista, que no se animan a dar por sentada una victoria electoral debido a que el pasaje de dirigentes radicales desde el Frente Progresista a Juntos por el Cambio potenció a la coalición opositora.

Cristina Kirchner tiene una influencia determinante en la definición de las listas de senadores

Si saliera segundo en esa provincia, el oficialismo perdería una de las dos bancas que ocupan actualmente Sacnun y Roberto Mirabella, hombre de confianza de Perotti. Con ese riesgo en el horizonte, la vicepresidenta quiere que la lista sea encabezada por Sacnun, para asegurarse su permanencia en la Cámara, mientras que el gobernador impulsa a Mirabella.

Es casi un hecho que la lista estará integrada por ambos, pero la clave de las negociaciones que se llevan a cabo por estas horas está en quién ocupará el primer lugar.

La santafesina es una de las senadoras más sólidas del kirchnerismo y preside Comisión de Asuntos Constitucionales, por donde pasan algunos de los temas más importantes para el orden federal y el sistema institucional.

Misma situación atraviesa la mendocina Anabel Fernández Sagasti, quizás la senadora de mayor confianza de Cristina Kirchner. La diferencia con Santa Fe, es que en Mendoza la actual presidenta de la estratégica Comisión de Acuerdos lidera el PJ provincial y su posicionamiento como primera candidata de la lista no está sujeto a negociaciones complejas.

La provincia de Mendoza, gobernada por el radicalismo, es uno de los distritos donde el Frente de Todos encara una derrota casi segura, por lo que la aspiración de mínima de la vicepresidenta es retener la única banca que tiene el oficialismo y que Fernández Sagasti continúe en ella.

La Pampa es otra provincia donde Cristina Kirchner influye en el armado de las listas para el Senado. Allí ubicó como candidata a María Luz Alonso, cuadro de La Cámpora y actual secretaria Administrativa de la Cámara alta.

En la provincia gobernada por el peronista Sergio Ziliotto el Frente de Todos confía en un resultado favorable por lo que no hubo un pedido para que Alonso encabece la lista: ocuparía el segundo lugar, detrás de Daniel Bensusan, actual ministro de Gobierno y hombre de confianza del mandatario local.

Así, quedarían afuera del Senado Daniel Lovera y Norma Durango, quienes llegaron a la Cámara alta en 2015 de la mano del ex gobernador pampeano Carlos Verna, por entonces enfrentado a Cristina Kirchner.

Córdoba es otra historia. El electorado de la provincia gobernada por el peronista Juan Schiaretti es altamente refractario al kirchnerismo y la lista propia que impulsa el mandatario local amenaza con relegar al Frente de Todos a un tercer puesto, lo que le restaría una banca en el Senado.

El Frente de Todos no cuenta allí con un mejor candidato que el actual senador Carlos Caserio, presidente de la Comisión de Presupuesto, pese a que el kirchnerismo siempre lo miró con desconfianza. Si bien dio varias muestras de lealtad desde que Cristina Kirchner preside la Cámara, cerca de la vicepresidenta no olvidan su resistencia inicial a la unidad del peronismo y su cercanía con Miguel Pichetto.

No obstante, las pocas chances del oficialismo y la confianza que el presidente Alberto Fernández le tiene a Caserio le granjearon el primer lugar de la lista, acompañado por la diputada nacional Gabriela Estévez, otro cuadro de La Cámpora.

En Corrientes, otra provincia gobernada por la UCR, la vicepresidenta intenta asegurarle un lugar a para ir por su reelección a la senadora Ana Almirón, de probada lealtad al ala kirchnerista del Gobierno. Al igual que en Mendoza, el Frente de Todos corre el riesgo de quedar en segundo lugar frente al radicalismo gobernante y perder una banca, por lo que la ex mandataria busca que Almirón encabece.

La vicepresidenta busca preservar a su tropa ante la posibilidad de perder votos

La provincia de Tucumán, en tanto, deberá renovar las bancas que ocupan Beatriz Mirkin y el ex gobernador Juan Manzur, quien está de licencia desde 2019 por una denuncia de abuso sexual en su contra.

Allí, el gobernador Juan Manzur aspira a que la boleta sea encabezada por el actual diputado Pablo Yedlin, cuya proyección creció en el último tiempo por su rol en la Comisión de Salud, en el marco de la pandemia, mientras que Cristina Kirchner busca quedarse con el segundo lugar para un dirigente propio.

En tanto, en Chubut las definiciones se demoran pero el Frente de Todos se encamina a perder una banca dado que hasta el momento tiene las tres, debido a la incorporación en 2019 de Alfredo Luenzo, quien se convirtió en un disciplinado senador del kirchnerismo y busca su reelección. En Catamarca, la candidata de la vicepresidenta para el Senado es la diputada y ex gobernadora Lucía Corpacci.

Si los resultados de los comicios se dieran como se prevé por estos días en la coalición oficialista, el Frente de Todos podría perder entre uno y tres votos, pero retendría la mayoría de 37 que le permite manejar la Cámara.

El objetivo de la vicepresidenta en ese contexto es que la integración de esa mayoría sea principalmente de dirigentes de su propia tropa, dado que la pelea de fondo tiene que ver con los dos años que le quedan por delante al gobierno de Fernández, los cuales no serán fáciles para la coalición oficialista.

Temas relacionados
Política en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído