Alberto Fernández: "Gobernar sin endeudarse es un acto de responsabilidad"

El mandatario y la vicepresidenta compartieron un acto después de haber participado de la apertura de las sesiones ordinarias del Congreso, en marzo
Por iProfesional
03/06/2022 - 17,55hs
Alberto Fernández: "Gobernar sin endeudarse es un acto de responsabilidad"

El presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Kirchner se mostraron nuevamente juntos en el acto por los 100 años de YPF, tras no verse desde el pasado 1 de marzo y en medio de la dura interna que atraviesa el Frente de Todos.

"Hoy YPF da resultados muy buenos", aseguró el mandatario al encabezar el acto por el centenario de la empresa estatal de energía Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), que se realizó en el predio de Tecnópolis, en la localidad bonaerense de Villa Martelli, partido de Vicente López, y con "récord de producción de gas y petróleo como hacía años que no tenía".

Aseguró que se proyecta que, para el "2030 (la empresa), extraerá 140 metros cúbicos de gas" y producirá "700 mil barriles de petróleo", y que "el gasoducto Néstor Kirchner permitirá que mucho gas llegue al centro del país".

Fernández destacó además que el exmandatario Hipólito Yrigoyen "tomo una gran decisión que lo enfrentó a sectores conservadores" cuando hace 100 años creó YPF.

Asimismo, señaló que "Gobernar sin endeudarse es un acto de responsabilidad", y que "cuando un país se endeuda pierde libertad", al recordar palabras del exmandatario Néstor Kirchner. Ante ello, pidió "recordar para no repetir las malas experiencias".

Alberto Fernández cerró el acto de los 100 años de YPF en Tecnópolis

Y afirmó que "Argentina tiene una oportunidad de tener un gran futuro", reclamó "trabajar por la unidad" y aseguró que le seguirá "pidiendo a los compañeros trabajar para construir una Argentina justa, libre y soberana como la soñó (Juan Domingo) Perón".

La visión de Vaca Muerta en el mundo

Fernández advirtió que hay que "recordarle a los argentinos" que quienes "machacan sobre su desánimo" son los que cuando gobernaron hicieron que "cayera a la mitad la inversión" en exploración y explotación de los yacimientos hidrocarburíferos argentinos.

"Entre 2015 y 2019 YPF fue cediendo su espacio en el mercado en favor de otros; cayó casi la mitad de la inversión que se hacía para explotar esos yacimientos y lo único que creció en YPF fue la deuda; en estos tiempos en que la antipolítica crece sin esfuerzo (...) hay que recordar que quienes machacan sobre su desánimo hicieron esas cosas", aseguró.

El presidente dijo que en su última gira por Europa pudo comprobar que "todos saben del potencial de la Argentina.

"Me hablaron de la energía, todos conocen Vaca Muerta. Todos interesados en el hidrógeno verde argentino, todos me hablaban del litio", señaló el jefe de Estado sobre el interés de sus interlocutores en esos encuentros.

Al respecto, ratificó la convicción de su Gobierno de construir "toda la infraestructura necesaria para estar preparados" y dar respuestas a una futura demanda mundial de alimentos y energía, en el marco de las consecuencias que dejará la guerra en Ucrania.

"Soy de los que creen que ganar dinero no es una indecencia, lo que es indecente es que la ganancia quede en manos de pocos y la pobreza se distribuya en millones", dijo.

¿Habrá reconciliación?

Tanto del albertismo como del kirchnerismo señalan la necesidad de una reconciliación interna pero ninguno quiere ceder lugares de poder
Tanto del albertismo como del kirchnerismo señalan la necesidad de una reconciliación 

En los últimos meses, el Frente de Todos entró en un período de turbulencias y cruces entre los sectores más cercanos al jefe de Estado y a la vicepresidenta, particularmente por el rumbo económico del Gobierno y el rol del ministro de Economía, Martín Guzmán.

Si bien no hablaron y durante los últimos tres meses la vicepresidenta solo envió un mensaje al Presidente para el nacimiento de su hijo Francisco, ambos se enviaron mensajes a través de los medios y distintos encuentros.

El último cara a cara del Presidente y su Vicepresidenta fue el 1 de marzo para la apertura de las sesiones ordinarias de la Asamblea Legislativa donde se notó un saludo frío y distante con un breve cruce de palabras. Esa tarde se despidieron con un "chau" en las escalinatas del Congreso y nunca más volvieron a verse.

Las diferencias por el rumbo del gobierno, en especial por la gestión económica, profundizó la crisis interna. Primero por el rechazo al acuerdo con el FMI que derivó en la renuncia de Máximo Kirchner a la presidencia del bloque, luego los reclamos por los aumentos de salarios, más ayuda social, las retenciones, las tarifas y la inflación, llevaron a un punto de mayor tensión.

Hace unos días parecía que se había  llegado una sensación de tregua ante los reiterados pedidos de unidad del Presidente. Pero Cristina siguió en silencio después del discurso en el Chaco donde afirmó que "no hay pelea sino debate de ideas", al referirse a la tensión con el jefe de Estado.

Tanto del albertismo como del kirchnerismo señalan la necesidad de una reconciliación interna pero ninguno quiere ceder lugares de poder.

Desde La Cámpora reconocen qué hay "conversaciones permanentes" con los aliados.  Uno de los líderes de la agrupación, Andrés "el Cuervo" Larroque, volvió a la carga con sus declaraciones contra el Gobierno. "Sin unidad no se puede, con la unidad no alcanza", afirmó el ministro de Desarrollo bonaerense.