La eliminación de las PASO tensa la interna del Gobierno: por qué el kirchnerismo necesita convencer a Alberto

El Presidente puede ser fundamental para que el proyecto avance. Las divisiones internas y los tiempos parlamentarios juegan en contra. ¿Hay plan B?
Por Pablo Sieira
28/10/2022 - 11,00hs
La eliminación de las PASO tensa la interna del Gobierno: por qué el kirchnerismo necesita convencer a Alberto

Tras la presentación formal de un proyecto para eliminar las elecciones primarias (PASO) de 2023, el kirchnerismo empezó a presionar públicamente al presidente Alberto Fernández para que acepte ese plan, debido a que su aval puede ser clave ante las divisiones internas del oficialismo en el Congreso pero principalmente, ante el escaso tiempo con el que cuentan.

Fernández rechaza la idea de eliminar las PASO. En los últimos días envió varias señales al respecto pero la más contundente fue la que dejó este jueves durante la apertura de la Cumbre de la CELAC-Unión Europea, donde llamó a "respetar la democracia" y pidió que "en ningún lado se tergiversen los procesos electorales en marcha".

El mandatario pareció responder así a las declaraciones que horas antes había hecho el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro, referente de La Cámpora, quien afirmó que "el 100% de los gobernadores se manifestó a favor" de que no haya PASO y "quieren convencerlo al Presidente de la idea que tienen ellos".

De Pedro siguió así la línea que empezó a marcar Máximo Kirchner tras calificar como "extraño" que el Presidente compita en las PASO: bloquear cualquier intento de Fernández de candidatearse para la reelección. El proyecto para eliminar las PASO sería una ayuda para esos fines pero, paradójicamente, puede que necesite de "la lapicera" presidencial.

Y es que, por los tiempos reglamentarios y la debilidad numérica que exhibe el Frente de Todos en el Congreso, parece difícil que el proyecto pueda ser convertido en ley antes de que termine el año parlamentario y esto obligaría a que se incluya en un eventual llamado a sesiones extraordinarias que solo el Presidente puede resolver.

Fuerte pulseada por las PASO: operativo "convencer a Fernández"

La iniciativa para eliminar las PASO de 2023 fue presentada por el diputado rionegrino Luis di Giacomo y acompañado por los otros tres legisladores que integran el interbloque Provincias Unidas, aliado frecuente del oficialismo, horas después de que se aprobara el Presupuesto 2023 con apoyo de una parte de Juntos por el Cambio.

Alberto Fernández resiste las presiones para eliminar las PASO pero el kirchnerismo necesita acordar con él

Para ser convertido en ley, el proyecto debería obtener dictamen de comisiones y aprobación de la Cámara de Diputados y seguir luego el mismo proceso en el Senado. Sin embargo, el oficialismo todavía no tiene los votos suficientes a pesar de contar con el apoyo de Provincias Unidas y de otros espacios provinciales.

Si no llegara a cumplir con todo el recorrido parlamentario antes del 30 de noviembre, el proyecto quedaría a la espera de la decisión que tome Alberto Fernández, que tiene la potestad de convocar a sesiones extraordinarias (por ejemplo, para diciembre) y también de fijar la lista de temas a tratar por el Congreso en ese período.

La resistencia que muestra el Presidente a la idea de eliminación las PASO -a las que días atrás calificó como "un gran instrumento que Cristina Fernández creó"- riega de dudas esa posibilidad, especialmente si el kirchnerismo intenta excluirlo del armado electoral para 2023. Esto, sumado a la división en el Frente de Todos por este tema, explica por qué (en palabras de De Pedro) quieren "convencer" al mandatario.

¿El kirchnerismo tiene los votos para eliminar las PASO?

Al tratarse de una reforma electoral, se necesita una mayoría absoluta de 129 votos, la mitad más uno del total, misma cantidad de votos que para tener quórum y abrir la sesión. El Frente de Todos en pleno tiene 118, incluyendo a la presidenta de la Cámara baja, Cecilia Moreau, quien puede votar en asuntos que requieran una mayoría especial o ante un empate.

Si toda la bancada oficialista acompañara el proyecto, con el apoyo del interbloque Provincias Unidas y del diputado Rolando Figueroa del Movimiento Popular Neuquino (MPN), alcanzaría los 123 votos.

Según supo iProfesional, el oficialismo confía en tener también el apoyo de los 3 diputados cordobeses que responden al gobernador Juan Schiaretti, quien meses atrás, cuando sus colegas de otras provincias empezaron a impulsar esta estrategia, envió una señal de apoyo a la eliminación de las PASO. Llegarían, así a los 126.

El oficialismo no alcanza todavía los 129 votos y se le complica aprobar la ley antes del 30 de noviembre 

El problema para el Frente de Todos, sin embargo, es que no hay consenso interno. El diputado Marcelo Casaretto, más cercano a Fernández que al kirchnerismo, días atrás señaló que está de acuerdo con que las PASO "deben hacerse a nivel nacional y provincial".

Algunos de los diputados que responden a organizaciones sociales (especialmente al Movimiento Evita y Somos Barrios de Pie), tampoco están a favor por ahora de eliminar las PASO. Además de que esas agrupaciones están alineadas con el Presidente, ya expresaron su interés en presentar candidatos propios en las primarias, para disputar lugares en las listas con el kirchnerismo.

Sin consenso, el plan se complica

A esa postura de los movimientos sociales se suma que la CGT también empezó a tomar distancia del kirchnerismo y a manifestar su interés en impulsar un armado electoral propio, en conjunto con algunos de los movimientos sociales. Esa pulseada se hizo pública la semana pasada, después de la división del oficialismo en los actos por el "Día de la Lealtad".

Sin un consenso total dentro del oficialismo, el bloque que encabeza Germán Martínez tendría menos chances de avanzar con el proyecto. Por estos días observan la posibilidad de sumar a los 4 diputados de izquierda, que todavía no tienen una posición tomada.

Así, el Frente de Todos está todavía lejos de los 129 votos. En ese contexto, las miradas se posan desde hace varios días sobre el bloque La Libertad Avanza que integran Javier Milei y Victoria Villaruel, que se expresó en varias oportunidades en contra de las PASO por el gasto que generan en el Estado.

Tras haber recibido críticas por su ausencia en el debate del Presupuesto 2023 al momento de votar la nueva tasa que se aplicaría a los pasajes aéreos y haber facilitado así que el oficialismo aprobara ese artículo, la presión sobre Milei aumentará. Hasta ahora, respondió con evasivas al ser consultado sobre la eliminación de las PASO.

Sin las PASO, el kirchnerismo podría tener más peso en el armado de las listas para 2023 y "correr" a Fernández

Los votos de la oposición

Los dirigentes de Juntos por el Cambio en pleno rechazan el plan del kirchnerismo y sus aliados que, en los hechos, fue impulsado por los gobernadores. La eliminación de las PASO elevaría la tensión en la principal alianza opositora, donde apuestan a esa instancia electoral para definir sus candidaturas en medio de la fuerte interna que cruza al espacio.

Si bien tampoco hay un consenso claro dentro de la principal alianza opositora, con sus 116 diputados puede complicar los planes del oficialismo y bloquear la aprobación del proyecto con apoyo de otros opositores. De allí saldrá la presión para que Milei no le facilite las cosas al oficialismo.

Entre los 4 diputados liberales también están José Luis Espert y Carolina Píparo (Avanza Libertad), quienes están en contra del gasto público que implican las PASO pero recientemente consideraron que, a menos de un año de su realización (prevista para agosto) no es momento para eliminarlas.

A ellos se suman los diputados del Interbloque Federal que, sin contar a los 3 cordobeses, aportarían 5 votos. El titular de esa bancada, Alejandro "Topo" Rodríguez, sostuvo el pasado miércoles que "ese o cualquier otro proyecto que tienda a toquetear las reglas electorales, debe ser postergado para 2024".

La oposición podría redondear así 123 votos si Juntos por el Cambio logra abroquelarse en contra del proyecto y trepar a 125 si logran el acompañamiento del bloque SER. De esta forma, la Izquierda y Milei serían clave para inclinar la balanza a favor de la oposición o del oficialismo.

¿El oficialismo tiene Plan B?

Con ese complejo escenario parlamentario para el intento de eliminar las PASO, en el kirchnerismo hay quienes piensan en un Plan B: cambiar la fecha de las primarias y acercarlas a las elecciones generales de octubre.

"Es una posibilidad. Se está hablando, se habló en el PJ bonaerense y puede generar consenso, pero todavía no está definido", deslizó a iProfesional una fuente del oficialismo.

Y es que la idea podría contar también con el apoyo del ministro de Economía, Sergio Massa, porque postergar las PASO le daría algo más de tiempo a su plan de empezar a mostrar un descenso de la inflación a partir de marzo de 2023, algo por ahora en duda.

Lo que preocupa a todo el frente oficialista es que una eventual derrota en las PASO acelere la crisis interna del Gobierno, al anticipar el resultado adverso que tendrían también en octubre. En este punto hay más posibilidades de que el Frente de Todos logre finalmente un consenso que incluya a Alberto Fernández.