Cristina Kirchner, en el tramo final del juicio "Vialidad": ¿qué sentencia podrían dictar los jueces?

La vicepresidenta comparó al tribunal con un "pelotón de fusilamiento". El fallo será el próximo martes. La especulación sobre la sentencia
Por Pablo Sieira
29/11/2022 - 11,45hs
Cristina Kirchner, en el tramo final del juicio "Vialidad": ¿qué sentencia podrían dictar los jueces?

La vicepresidenta Cristina Kirchner extremó sus críticas al tribunal que la juzga en la llamada causa "Vialidad" por presunto direccionamiento de la obra pública en Santa Cruz, al compararlo con un "pelotón de fusilamiento" y ahora quedó a la espera de una sentencia que se dará a conocer el próximo martes y que podría ser inferior a los 12 años de prisión que pidió el fiscal Diego Luciani.

Después de que la vicepresidenta pronunciara su alegato final por videoconferencia desde su despacho en el Senado, el presidente del Tribunal Oral Federal 2 (TOF 2), Rodrigo Giménez Uriburu, anunció que el próximo lunes se les dará la palabra a otros tres imputados y al día siguiente, el 6 de diciembre por la tarde, los jueces darán su veredicto.

Si bien la causa tiene 13 acusados, la expectativa está puesta en la condena que pidieron los fiscales Luciani y Diego Mola para Cristina Kirchner por los delitos de "asociación ilícita" -de la cual la vicepresidenta habría sido la "jefa" según argumenta la fiscalía- y "administración fraudulenta": 12 años de cárcel e inhabilitación perpetua para ejercer cargos públicos.

En los pasillos de los tribunales se especula con que la decisión de los jueces Giménez Uriburu, Jorge Gorini y Andrés Basso podría condenar a la vicepresidenta por uno solo de los dos cargos que se le imputan y que en ese caso la pena no sería la que solicitó el fiscal, según supo iProfesional.

Cristina Kirchner y la causa "Vialidad": ¿cuál puede ser la sentencia?

De acuerdo a esa hipótesis, que se basa en las numerosas exposiciones que tuvo el juicio entre la presentación de pruebas por parte de los fiscales, sus alegatos y los argumentos de la defensa de la vicepresidenta y otros acusados, el cargo de "asociación ilícita" resultaría difícil de probar.

La propia Cristina Kirchner, convencida de que la causa se basó en "mentiras" y fue amañada, había intentado desarmar esa acusación durante su primer alegato en septiembre pasado, al señalar que si su gobierno fue una "asociación ilícita" todos sus actos serían ilegítimos y el mismo Luciani "no podría ser fiscal" porque su nombramiento fue firmado por ella en 2013.

La vicepresidenta hizo su último descargo y aguarda la sentencia que el TOF 2 dictará la próxima semana

En ese contexto, quienes siguen de cerca la causa y conocen la lógica interna de Comodoro Py evalúan que el tribunal podría condenar a la vicepresidenta únicamente por el cargo de "administración fraudulenta" con una pena que sería de entre 5 y 7 años de prisión. En cualquier caso, los abogados defensores apelarán el fallo. La sentencia no quedará firme hasta que se pronuncie la Corte Suprema de Justicia, algo que suele demorar años.

Después de que Cristina Kirchner pronunciara su último descargo en el juicio, el tribunal le ofreció la misma posibilidad a Héctor Garro, Carlos Kirchner y José López, quienes se negaron a hablar ante el Tribunal Oral Federal 2.

El próximo lunes podrán tomar la palabra Raúl Pavesi, Nelson Periotti y José Santibañes, mientras que el martes le tocará a Juan Carlos Villafañe. Todos podrán elegir hablar o no y, una vez cumplido ese paso, los jueces dictarán la sentencia.

"Pelotón de fusilamiento": el descargo de Cristina Kirchner

"Si dije que este era el tribual del lawfare, después de todo lo que me tocó vivir, este tribunal es un pelotón de fusilamiento", lanzó Cristina Kirchner al pronunciar lo que ella misma definió irónicamente como "palabras finales". La vicepresidenta ya dijo que, en su opinión, su condena "ya está escrita".

Como ya había hecho en sus intervenciones anteriores, Cristina Kirchner relacionó al tribunal que la juzga con lo que denomina el "partido judicial", reiteró su convencimiento de que la Justicia se mueve en línea con grandes grupos económicos y con el PRO y volvió a vincular el duro alegato del fiscal Luciani de agosto pasado con el intento de asesinato que sufrió el 1 de septiembre.

"Durante 20 días inventaron hechos, ocultaron otros, tergiversaron, mintieron y finalmente, un 1 de septiembre (…), una persona intentó matarme y el tiro no salió", subrayó la vicepresidenta y, en ese paralelismo, señaló que Brenda Uliarte, novia del tirador Fernando Sabag Montiel detenida al igual que él, lo "seguía en Twitter o Facebook al fiscal Luciani".

Cristina Kirchner afirmó que la causa intenta "estigmatizar a un espacio político y a quien tiene la mayor representación" 

En el mismo sentido, la vicepresidenta recordó que 12 días después del atentado en su contra, en la tapa del diario Clarín se publicó una nota titulada "La bala que no salió y el fallo que sí saldrá", y remarcó: "Miren si no hay una identificación con un fusilamiento y esta causa".

Al respecto, sostuvo que "este pelotón de fusilamiento tuvo como objeto desde el principio estigmatizar a un espacio político y fundamentalmente a quien tiene el mayor grado de representación de ese espacio, algo demostrado por las elecciones".

¿Qué dijo sobre el cargo de "administración fraudulenta"?

Cristina Kirchner sostuvo que los fiscales "no pudieron replicar ni desmentir" los argumentos presentados por su abogado, Carlos Beraldi, e insistió en que la causa se inscribe en la tesis del "lawfare" (guerra judicial). En ese marco, según dijo, el rol de la Justicia busca ser "aleccionador, buscar ser disciplinadora de la clase política".

"¿En serio creen que nuestro gobierno cometió fraude en perjuicio de la administración pública? Entregamos un país desendeudado y las condiciones de vida de la gente eran muy superiores a las de hoy", sostuvo la vicepresidenta.

Y en la misma línea, aludió al ex presidente Mauricio Macri y lanzó: "Sin embargo, quienes trajeron al FMI y 45 mil millones de dólares que no sabemos dónde están, esos no tienen ningún problema; están en Qatar mirando el Mundial".

De esa manera Cristina Kirchner reforzó las críticas hizo en el pasado reciente a Luciani y el juez Giménez Uriburu porque iban a jugar al fútbol en la quinta Los Abrojos, propiedad de Macri. Por esa razón había pedido el apartamiento del magistrado y del fiscal, sin éxito.

La dirigente pronunció su descargo final desde su despacho en el Senado 

"Estamos ante este período tan nefasto en el que los jueces dejaron de ser jueces para conformar un partido político", insistió la vicepresidenta, quien cerró su alegato con una expresión similar a la qu había utilizado en diciembre de 2019, cuando en el comienzo del juicio se refirió al veredicto que dará "la historia" sobre ella y también sobre el tribunal.

"Como dije ese día, otros (en relación a los jueces y fiscales) van a tener que responder por todo lo que se hizo en esta etapa", sostuvo Cristina Kirchner y, en referencia a los fiscales Luciani y Mola sostuvo que "en algún momento la historia también los va a condenar".

El juicio y las otras condenas que pidió la fiscalía

El juicio comenzó durante el último año de mandato del ex presidente Mauricio Macri y que tenía, en ese momento, a Javier Iguacel como titular de Vialidad Nacional. De allí surgieron los documentos sobre el presunto direccionamiento de 51 obras viales en Santa Cruz para favorecer al empresario Lázaro Báez, que dieron lugar al avance de la causa.

Las penas solicitadas por los fiscales fueron de 12 años para Cristina Kirchner y Báez, mientras que pidieron 10 para el ex ministro de Planificación Federal Julio de Vido; el ex secretario de Obras Públicas José López y el ex director de Vialidad Nacional Nélson Periotti.

Para Raúl Daruich y Mauricio Collareda, ex jefes del Distrito 23 (Santa Cruz) de la Dirección Nacional de Vialidad, la fiscalía pidió 5 y 6 años de prisión respectivamente y para Abel Fatala, ex funcionario de Planificación Federal solicitaron 4 años.

Por último, la fiscalía había reclamó 3 años de prisión para Héctor Garro; 6 para Juan Carlos Villafañe; 5 para Raúl Pavesi y 4 para José Snatibáñez. Todos ellos se desempeñaban en la Dirección de Vialidad del distrito Santa Cruz.