Con un bono y mensaje electoral, Alberto Fernández busca recuperar la iniciativa: ¿encontrará apoyo interno?

El Presidente pone primera a su relanzamiento y busca retomar el liderazgo. La resistencia K se mantiene. Qué pasa con los gobernadores
Por Pablo Sieira
14/12/2022 - 17,44hs
Con un bono y mensaje electoral, Alberto Fernández busca recuperar la iniciativa: ¿encontrará apoyo interno?

Con el anuncio de un bono de fin de año como telón de fondo, el presidente Alberto Fernández envió un mensaje al interior del Frente de Todos sobre su intención de ocupar un lugar de liderazgo e incidir en la estrategia electoral, aunque lo hizo durante un acto que expuso un escaso apoyo entre los miembros de la alianza y, especialmente, del kirchnerismo.

La decisión de entregar un bono de fin de año de $24.000 para trabajadores del sector privado y otro de $13.500 para beneficiario del plan Potenciar Trabajo trascendió pocas horas antes de que el Presidente encabezara en la Casa Rosada el acto por los tres años de gestión de Gobierno, en el que subrayó su intención de ponerse "al frente" de la alianza para ganar las elecciones de 2023.

El lanzamiento de un bono para reforzar el ingreso de los trabajadores ante una inflación que rondaría el 100% para fin de año es tema de debate dentro del Frente de Todos desde hace meses, al calor de la interna que mantiene distanciados a Fernández y a la vicepresidenta Cristina Kirchner.

El anuncio de la medida intenta zanjar esa discusión interna mientras comienza otra, sobre la estrategia y el armado electoral del Frente de Todos, donde la vicepresidenta sigue teniendo la centralidad a pesar de su sorpresivo renunciamiento a una candidatura y el jefe de Estado intenta recuperarla y mantener viva la posibilidad de ir por su reelección en 2023.

Sin embargo, el acto por el tercer aniversario del Gobierno del Frente de Todos en el que Fernández fue el único orador tuvo una escasa presencia de figuras con peso político: fue solo un gobernador, pocos intendentes y el kirchnerismo estuvo directamente ausente.

Alberto Fernández, entre el bono y la campaña electoral

"Me voy a poner al frente de todos nosotros sin exclusión, para que en diciembre de 2023 el presidente que asuma sea uno de nosotros. No voy a permitir que otra vez los que han entregado el país, lo han puesto de rodillas, vuelvan a querer hacerse cargo de la Argentina que solo le sirve a pocos", afirmó el Presidente.

Alberto Fernández intenta recuperar un rol de liderazgo para el armado electoral y dice que buscará "incluir a todos"

Fue un mensaje directo al interior de la alianza oficialista, donde la decisión de Cristina Kirchner obligó a todos los sectores a barajar de nuevo, en un marco de incertidumbre política que empezó a inquietar a los gobernadores y a la CGT, quienes reclaman lugar en una mesa de coordinación que ordene al Frente de Todos de cara a las presidenciales de 2023.

En un intento por posicionarse en la interna, el Presidente también apuntó contra la oposición por la parálisis que atraviesa el Congreso y defendió su estilo de liderazgo. "Muchos dicen que soy un Presidente timorato, pero yo creo que el liderazgo no se ejerce ni gritando ni golpeando la mesa, sino convenciendo a todos", afirmó.

A continuación, remarcó en democracia "los gritos sirven de poco y el diálogo sirve mucho más" y disparó: "Me encantaría dialogar con la oposición en el Congreso si alguna vez pensara más en la Argentina que en sus posibilidades electorales".

Con su discurso, Fernández intenta mantener encendida la posibilidad de ir por la reelección aunque hace tiempo decidió dejar de hablar del tema. En la Casa Rosada entienden que un Presidente no puede descartar anticipadamente una candidatura. "Vamos a ganar, unidos y por el bien de la argentina".

Fernández avanza pero encuentra un escaso apoyo interno

Sin embargo, la concurrencia al acto por el tercer año de gobierno puso en evidencia una vez más que la interna del oficialismo sigue activa y que dentro de ella Fernández tiene escaso apoyo. De todo el elenco de gobernadores que el lunes pasado se reunió en Buenos Aires con la CGT solo estuvo en el evento para escuchar a Fernández el tucumano Osvaldo Jaldo.

Cristina Kirchner no asistió y tampoco los dirigentes más representativos de su espacio como el ministro del Interior, Eduardo "Wado" de Pedro. Tampoco se vio a los funcionarios camporistas de otras áreas del Gobierno como Luana Volnovich (PAMI) o Fernanda Raverta (Anses). Tampoco estuvo el ministro de Economía, Sergio Massa, por problemas de agenda según se informó. Llegó a la Rosada más tarde.

La relación entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner sigue interrumpida y La Cámpora toma distancia

También fue escasa la presencia de intendentes del conurbano bonaerense, bastión del peronismo clave para las próximas elecciones. Leonardo Boto (Luján) y Andrés Watson (Lomas de Zamora) formaron parte del reducido grupo.

En cambio, sí concurrieron los ministros del Gabinete más cercanos a Fernández, como Santiago Cafiero (Relaciones Exteriores), Carla Vizzotti (Salud), Victoria Tolosa Paz (Desarrollo Social), Aníbal Fernández (Seguridad) y Gabriel Katopodis (Obras Públicas), además de Martín Soria (Justicia) y Jaime Perczyk (Educación), entre otros.

Asistieron Abuelas y Madres de Plaza de Mayo y los sindicalistas Hugo Moyano, Héctor Daer, Carlos Acuña y Gerardo Martínez, en una muestra de que la CGT no se aleja de Alberto Fernández a pesar de los puentes que cada tanto tiende con el kirchnerismo.

La gestión versus los medios: ¿qué dijo el Presidente?

Buena parte del público estuvo integrado por ciudadanos y ciudadanas que representan los "logros" de la gestión que Alberto Fernández intenta destacar revivir su proyecto político y poner en valor su rol al frente del Gobierno. Así, arriba y abajo del escenario el mandatario se mostró con personal de salud que participó de la campaña de vacunación contra el Covid-19 y personas que accedieron a programas de vivienda o beneficios del PAMI.

"Acá hay actores centrales de que la Argentina se haya recuperado. No son un invento, no son hologramas. Son personas de carne y hueso. Todas pudieron salir adelante con el esfuerzo propio y un Estado presente que los ayudó a estar de pie", sostuvo Fernández antes de criticar a los medios de comunicación que, según dijo, "tapan" las medidas de gestión.

"Hemos hecho mucho y es hora de que nosotros pongamos valor esos logros y que no nos confundan. Hemos visto hace una semana como el sistema de medios puede ocuparse de tapar una noticia y hace tres años venimos viendo cómo se tapan noticias que hacen al desarrollo de la Argentina y al buen vivir de los argentinos", subrayó el mandatario.