LEÉ AHORA Por baja de impuestos, autos híbridos cuestan lo mismo que un naftero: estos son los 12 modelos que podés comprar Más información
Más artículos

Qué es "la tumba metabólica" y por qué afecta la dieta

Qué es "la tumba metabólica" y por qué afecta la dieta
Cuando se está siguiendo una dieta estricta y no se baja de peso es que algo está afectando el proceso. Es el período de "la tumba metabólica"
14.06.2019 13.42hs Recreo

Al encarar una dieta saludable no sólo hay que pensar en el equilibrio en los alimentos que se ingieren y en el cuidado de la salud, sino también en otros aspectos que pueden atentar contra el objetivo de bajar de peso. Una de estas amenazas es la llamada "tumba metabólica" o "meseta", un efecto no deseado y poco conocido por quienes deciden bajar de peso o mantener una dieta equilibrada y saludable.

Se trata de que luego de bajar los primeros kilos, especialmente si se está dentro de una dieta estricta y, se siente que que no hay más avances, que no hay pérdida de grasa corporal.

Qué provoca "la tumba metabólica"

Esta "meseta" o "estancamiento" se produce cuando alguien lleva adelante una dieta muy estricta y por mucho tiempo, lo que desata en el cuerpo un mecanismo llamado termogénesis adaptativa.

En un primer momento los resultados son muy rápidos, incluso se puede llegar a perder 2 kilos en la primera semana. Pero luego, los resultados positivos comienzan a disminuir hasta que, finalmente, se vuelven en contra.

Muchas veces la disminución de la ingesta de calorías produce un balance energético negativo y sin los nutrientes necesarios para el desarrollo saludable del organismo.

El cuerpo se adapta a la nueva dieta, es decir, produce la termogénesis adaptativa. En esa etapa, la persona no ve resultados, se siente en una meseta y pierde interés, siente frustración y abandona la dieta, lo que genera un nuevo aumento de peso.

Cuando se produce este efecto, el metabolismo se ha visto dañado y funciona mal o más lento de lo que debería.

¿Cómo reconocer la tumba metabólica?

Si no se está seguro si se está afectado o no por la tumba metabólica, hay que prestar atención al cuerpo y analizar si se tienen los síntomas típicos de este mal funcionamiento.

Baja temperatura corporal.

Falta de energía.

Pérdida de masa corporal y ósea.

Efecto rebote con aumento de peso.

Reducción en los niveles de leptina (hormona producida por los adipicitos) y aumento de la sensación de hambre.

Descenso de la libido.

Cómo revertirla

Para revertir este proceso se necesita resetearlo para poder estabilizarlo. Esto significa tomar una serie de medidas simples pero que deben ser tomadas con consciencia.

Para restear tu metabolismo es necesario que calcular las necesidades calóricas diarias y pensar una dieta que respete de la energía necesaria para el funcionamiento del cuerpo. Es decir, encarar una dieta de mantenimiento.

Una vez que los síntomas hayan desaparecido por completo, es posible pensar en una nueva dieta para poder bajar de peso.

Para quienes tienen incorporada una rutina de ejercicios cardiovasculares, es recomendable disminuir la actividad física durante el tiempo que estén realizando la dieta de mantenimiento. Es posible intercambiarla por un entrenamiento con peso.

Para evitar la tumba metabólica, seguir estos tres simples consejos:

Anotar todo lo que se come, hacer una especie de diario de comidas para evitar los extremos.

Evitar las dietas extremas

Planificar el entrenamiento y buscar variar los ejercicios.

Ante cualquier duda, siempre es clave consultar al médico nutricionista.

Enterate lo último sobre economía digital, startups, fintech, innovación corporativa y blockchain. CLICK AQUÍ
Te puede interesar
Zoom Recomendadas