Qué hábitos tienen en común las personalidades exitosas y que los llevaron a ser millonarios

Qué hábitos tienen en común las personalidades exitosas y que los llevaron a ser millonarios
El su libro "Me-We-Do-Be", el experto Randall Bell analiza a las personas exitosas y su comportamiento que los llevó a la cumbre
Por iProfesional
04.02.2020 18.00hs Recreo

¿Quién quiere ser millonario? En realidad, la pregunta podría ser al revés: ¿quién no quiere ser millonario? La realidad es que la mayoría de las personas ha pensado, en algún momento, en cómo hacer para tener más dinero y poder cumplir alguno de sus sueños o sus deseos. ¿Hay una técnica, una guía, o es solo suerte?

Es un interrogante común, que ha despertado el interés de muchos especialistas. Entre ellos Randall Bell, socioeconomista y director de Landmark Research, quien ha estudiado los casos de éxito durante 25 años y ahora analizó las características fundamentales que todos los grandes triunfadores tienen en común.En su nuevo libro "Me-We-Do-Be", correlaciona estadísticamente diferentes hábitos con distintas medidas de éxito, tras encuestar a más de 5.000 personas en todo el mundo, incluidos los profesionales, estudiantes, jubilados, desempleados y multimillonarios.

¿Cómo ser millonario? 

En el libro, Bell destaca que las personas más exitosas siguen rituales específicos y rutinas diarias, es decir que se los podría describir como hombres y mujeres metódicos y con la capacidad de mantenerse ordenados en sus vidas cotidianas.

El autor llama "hábitos ricos" a esas acciones que los más exitosos de la sociedad realizan diariamente. 

1. Hacer actividad física

Uno de los primeros puntos en común entre todas las personas que Bell analizó para escribir su libro. Así, asegura que "los que hacían ejercicio, aunque sea por 15 minutos al día, dominaron estadísticamente en cada medida única de éxito".

Uno de los casos que usa para ejemplificar esta tendencia es el del millonario Richard Branson, actualmente dueño de Virgin. Se trata de un ejemplo muy claro, dado que este hombre de negocios se despierta alrededor de 5 de la mañana y se ejercita antes de que comience su día laboral. "Definitivamente puedo lograr el doble por mantenerme en forma. El cerebro se mantiene funcionando bien", había asegurado Branson en algún momento a FourHourBodyPress.

Pero el británico no es la única persona exitosa que pone como objetivo hacer ejercicio, ni tampoco practicarlo antes de comenzar su día laboral. Son muchos los hombres y mujeres cuyas carreras son exitosas que hacen actividad física diariamente. Esta tendencia responde a una generación de conciencia acerca de la necesidad de llevar hábitos saludables y de los beneficios que tiene la práctica deportiva -no solo para la salud física, sino también para el bienestar mental-.

2. Hacer la cama

Aquellos que "hacen sus tareas y mantienen su espacio de vida más ordenada tienden a ganar más dinero", afirma Randall Bell en las páginas de su libro.

"Por ejemplo, aquellos que hacen su cama en la mañana son hasta un 206% más propensos a ser millonarios. Tienen una mentalidad productiva", explica.

Aquellos que empiezan el día haciendo la cama tienen una mayor productividad
Aquellos que empiezan el día haciendo la cama tienen una mayor productividad

El autor hizo esa relación entre los hábitos de las personas y su poder adquisitivo, pero no fue el único que la vio. Hay otro libro, conocido como "La fuerza de la costumbre", donde se denomina a este tipo de acciones "hábitos piedra angular". ¿Por qué? El autor, Charles Duhigg, explica que "hacer su cama cada mañana se correlaciona con una mayor productividad, una mayor sensación de bienestar y las habilidades más fuertes de apegarse a un presupuesto".

Todas esas características que Duhigg ve en el hábito de hacer la cama por la mañana son parte del camino que una persona debe tomar para ser exitoso.

3. Afición a la lectura

Bell asegura que aquellas personas que leen más de cierta cantidad de libros al año tienen una mayor capacidad de ser exitosos desde el punto de vista económico. ¿Cuántos libros? Para el autor del libro, la cantidad exacta es siete o más. Para él, "los que leen siete o más libros al año son un 122% más propensos a ser millonarios en comparación con aquellos que nunca leen o sólo leen de uno a tres".

Uno de los ejemplos más claros de esta relación es Bill Gates, uno de los hombres más ricos del mundo sin ninguna duda. Gates lee alrededor de 50 libros cada año, es decir, un promedio de cuatro libros al mes, e incluso alguno más.

Warren Buffett también es una personalidad que ejemplifica esta característica de los hombres exitosos. El millonario asegura que gasta hasta un 80% del tiempo de su día en lecturas.

4. Levantarse temprano

Aunque suene como una obviedad, comenzar el día más temprano es un gran beneficio a la hora de lograr los objetivos que una persona se propone. El solo hecho de tener más tiempo para poder pensar, leer, informarse, analizar las variables importantes, o realizar cualquier tarea relacionada a su trabajo y sus metas, es una ventaja por sobre quienes no lo hacen.

Empezar el día temprano puede incrementar el éxito día a día
Empezar el día temprano puede incrementar el éxito día a día
Además, Randall Bell no fue el único que notó esta relación y que la plasmó en una publicación. En un estudio reciente sobre la opinión de 177 millonarios, el autor Thomas C. Corley encontró que casi el 50% de las personas exitosas se despierta al menos tres horas antes de que comenzara su jornada laboral propiamente dicha. 

¿Por qué hacen esto? Se trata de una estrategia para hacer frente a las interrupciones diarias inevitables, como una reunión que fue demasiado larga por ejemplo, que se presentan regularmente y son difíciles de evitar. Entonces, levantarse temprano -antes de que empiece el día de trabajo- permite recuperar las horas que se pueden llegar a perder en este tipo de interrupciones y que quitan tiempo de trabajo efectivo.

5. Tener una buena presentación

En su investigación, Bell descubrió que recordar las pequeñas cosas del día a día, que exceden el trabajo propiamente dicho, están estrechamente relacionadas con el éxito. Saludar a otra persona por su cumpleaños o enviar notas de agradecimiento después de haber recibido un regalo son acciones que la mayoría de las personas exitosas realiza.

Corley, por su parte, encontró algo similar en su investigación. "Los millonarios han dominado ciertas reglas de etiqueta", escribe en su libro. Allí también se refiere a la costumbre de asistir a eventos, tener buenos modales en la mesa y vestirse apropiadamente en función del entorno y del evento social al que se haya asistido.

6. La prioridad en las relaciones

"Los que están en relaciones de pareja satisfactorias son mucho más propensos a ser felices en general y producir más dinero", afirma Bell en su libro.

Además, asegura que aquellos "que tienen una cena habitual junto a su familia tienen un 41% más de probabilidades de ser feliz y un 43% más de probabilidades de ganar más de u$s100.000 al año", un concepto que no menciona en su libro pero al que sí ha hecho referencia en una charla TED.

7. Planificación del día

Para Bell, llevar un calendario y una lista de las tareas pendientes son hábitos que aumentan exponencialmente la productividad, por lo que hacen que las personas se acerquen más a la acumulación de poder adquisitivo.

Planificar, la clave del éxito
Planificar, la clave del éxito

"Aquellos que mantienen tanto un calendario y lista de tareas pendientes son un 289% más propensos a ser millonarios, en comparación con aquellos que no tienen horario fijo real", señala Bell. ¿Quién lleva una agenda diaria y anota allí? Bill Gates.

8. Escuchar, pero hasta ahí

El escritor Steve Siebold -multimillonario conferencista- asegura que una de las claves del éxito es no escuchar a los detractores que dicen que la vida es una constante lucha y que las personas deben conformarse y estar eternamente agradecidos por lo que tienen. Si bien es importante ser consciente de lo que se tiene y no transformarse en un cazador de dinero constante que no ve cómo es su día a día, lo cierto es que el conformismo no lleva al éxito. 

¿Tiene un lado B?

Como sucede con muchos otros aspectos de la vida, ser millonario y exitoso tiene una cara oscura, es decir, un lado que es menos agradable y placentero de lo que se puede ver y apreciar desde afuera.

Para explorar ese lado B del éxito, la BBC recopiló preguntas y respuestas para algunos consejos sobre si vale la pena ser rico. A partir de los resultados pudieron afirmar que ser rico es mejor que no ser rico, pero no se acerca a ser tan bueno como se lo piensa en el imaginario colectivo.

Según varios de los testimonios recopilados, las sumas adicionales de dinero traen cambios: a veces para bien, y otras para mal.

Carol Philo vio a sus padres salir de la pobreza y convertirse en millonarios cuando su empresa de imprenta que manejaban desde una habitación de la casa despegó. Con los ingresos les llegó una obsesión por tener más y más.

El
El "lado B": ¿por qué no ser millonario?

"Mi mamá se volvió adicta al dinero... Nunca estaba satisfecha", dice Philo, quien añade que con el paso de los años, las relaciones con la familia fueron desapareciendo. "Habiendo visto todo el panorama, diría que estar acomodado vale la pena. Volverte rico, no".

Por su parte, Murrat Morrison se manifestó en acuerdo con esta afirmación. Se hizo millonario cuando vendió su empresa de transporte a finales de los 90. Dice que una cosa que aprendió lo acompañará siempre.

"El dinero compra comodidad", dice Morrison. "Comodidad no es felicidad o satisfacción. En pocos años me sentí tan vacío como un tambor. Está bien vivir cómodo, pero es más satisfactorio ser feliz", aseguró.

Recreo en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído