Más artículos

Lo que veas en la imagen te dirá qué escondés en lo profundo de tu ser

Lo que veas en la imagen te dirá qué escondés en lo profundo de tu ser
Ante una misma imagen no todas las personas ven lo mismo, y esa diferencia puede determinar el perfil psicológico de cada una de ellas
Por iProfesional
15.10.2020 17.48hs Recreo

Todos tenemos un lado de nuestra personalidad más oscuro; ciertas cosas que no queremos que otros conozcan, o que ni siquiera nosotros conocemos bien; secretos guardados, cuestiones íntimas o pensamientos que no dejaríamos que nadie escuche.

En general, el lado más oscuro se asocia con nuestro inconsciente, con los deseos o miedos más reprimidos a los que no tenemos acceso más que de forma fragmentada (por ejemplo, a través de los sueños).

Tener un lado oscuro no nos hace malas personas; ¡todos lo tenemos! Oscuridad no es sinónimo de maldad, sino de que hay algo que permanece desconocido, oculto.

Dado que no todas las personas conocen ese lado oscuro propio, este test apunta a revelarlo. ¿Qué viste primero?

 

Una niña

Sos una persona misteriosa. ¿Quién podría llegar a conocerte realmente? Ni vos lo sabes. Sos muy creativo y todo en vos puede ser de una manera o rápidamente de otra inesperada. Pero las personas creativas son las que, a menudo, más en contacto están con los costados más oscuros de tu intimidad. Esto es lo que genera, para los demás, una especie de magnetismo en vos. Despertás encanto, pero mucha incertidumbre.

Una calavera

Tu lado más oscuro lo llevás muy bien guardado en lo más profundo de tu ser. Cuando de alguna manera tomás contacto con algo de ello, lo primero que hacés es negarlo o rechazarlo. Querés ser (y parecer) una persona íntegra, pero hay algo muy intenso en vos que puja por salir.

Un paisaje

Si lo primero que viste fue el paisaje sos una persona que está en contacto con su lado más oscuro pero eso no la alarma; ¡es parte de quien sos, al fin de cuentas! Por eso muchas veces solés usar el sarcasmo, la ironía o el humor negro como herramientas para saber que no todos somos tan correctos ni tan coherentes como se espera.

Temas relacionados