Más artículos

¿Sos fan del tiramisú?: esta es la clave para hacer este postre y que salga cremoso y rico

¿Sos fan del tiramisú?: esta es la clave para hacer este postre y que salga cremoso y rico
Quienes llegaron desde Italia hacia la Argentina trajeron consigo muchas recetas que luego se convertirían en clásicos argentinos
Por iProfesional
09.03.2021 18.05hs Recreo

Argentina tiene muchas raíces italianas, y es cierto que cuando se trata de gastronomía se puede entender que este país nos dejó una gran herencia. Más allá de las clásica pastas tanas, existen otras tantas comidas que tienen su origen del otro lado del mundo y que los argentinos consumimos con frecuencia.

El tiramisú es uno de esos casos, un manjar aclamado cuya fama se volvió internacional. Vainillas, crema, cacao, chocolate y capas, muchas capas. Sus antecedentes son tan antiguos que ya es imposible dilucidar la receta original. De hecho, el plato tuvo que atravesar cientos de generaciones y costumbres familiares, con diversas variaciones en sus ingredientes y elaboración. Aunque no se sabe exactamente dónde y cómo se creó existen diferentes relatos que tratan de explicar su origen. 

El tiramisú, la clásica receta italiana amada por los argentinos, es muy fácil de hacerla en casa
El tiramisú, la clásica receta italiana amada por los argentinos, es muy fácil de hacerla en casa

Versión 1: el duque

Durante el siglo XVII, el Gran Duque de Toscana, Cosimo III de Medici, visitó la ciudad de Siena, Italia. Como se sabía de antemano de sus gustos golosos, decidieron preparar un postre en su honor. A este lo denominaron "Zuppa inglese", "Zuppa del duca" o "Sopa del Duque". La cuestión fue que lo enloqueció tanto que se llevó la receta en su regreso a la corte de Florencia, donde la popularizó. Asimismo, el dulce llegó a otras ciudades italianas como Treviso y Venecia, para transformarse en el preferido por los cortesanos. Los cuales le atribuyeron propiedades afrodisíacas y solían comerlo antes de un encuentro amoroso.

Versión 2: el secreto de los burdeles

La segunda versión sobre los inicios del tiramisú se sitúa en los burdeles de la región italiana de Véneto. Allí, el postre se les servía a los clientes después de sus sesiones. Mientras el objetivo era que recuperaran sus fuerzas y gastaran más dinero. Se dice que al principio estaba hecho exclusivamente con yemas de huevo revueltas y azúcar. La mezcla se servía en tazas de vidrio con una cuchara, asemejándose a una natilla. Luego, se agregaron las galletitas, el mascarpone y el café. Sin embargo, todo llegó a su fin cuando en 1958 el gobierno italiano clausuró dichos espacios.

Versión 3: la historia más replicada

El tercer relato acerca del tiramisú está protagonizado por un pastelero llamado Roberto Linguanotto y es el que más adhesiones tiene. El hombre trabajaba en el restaurante "Alle Beccherie", cuya propiedad pertenecía a una mujer de nombre Ada Campeol. Ella fue la que le pidió que elaborara un nuevo dulce basado en una preparación familiar. En este sentido, Ada estaba en el período de lactancia de su hijo y su suegra solía darle café, huevos y bizcochos para reponer energía. Con esos tres ingredientes se le ocurrió crear el postre y le solicitó ayuda al trabajador que aportó los detalles restantes.

Más allá de cuál sea el verdadero, lo que nosotros te podemos afirmar es postre que le gustará a todos tus invitados si seguis la receta que te traemos a continuación.

Son varias las versiones sobre el origen del tiramisú
Son varias las versiones sobre el origen del tiramisú

Tiramisú (de 8 a 10 porciones)

Ingredientes

  • 6 yemas de huevo
  • 1/2 taza de azúcar
  • 3 tazas de crema espesa
  • 2 tazas de mascarpone
  • 2 tazas de café espresso·
  • 2 cucharadas de licor (a elección)
  • 2 paquetes de vainillas o bizcocho de soletilla
  • Cacao en polvo, para adornar

Preparación

  1. En el tazón de una batidora de pie equipada con el accesorio para batir, deberás unir las yemas de huevo y el azúcar a alta velocidad durante 3 minutos, o hasta que el azúcar se disuelva y las yemas estén firmes.
  2. En un recipiente aparte, batir la crema hasta que esté firme.
  3. Incorporar el mascarpone y luego incorpore la mezcla a las yemas de huevo.
  4. En un recipiente aparte, combine el espresso, y los licores a elección.
  5. Extienda una capa fina de mousse de mascarpone en el fondo de un plato de 8 x 8 pulgadas.
  6. Sumerja rápidamente una galleta en la mezcla de espresso y colóquelo en el plato. Repita con las galletas hasta cubrir toda la superficie.
  7. Extienda la mitad de la mousse de mascarpone restante por encima.
  8. Repita el proceso con el resto de las galletas y el mousse.
  9. Cuadre los lados y alise la parte superior.
  10. Cubra y refrigere durante la noche.
  11. Sirva en un plato y espolvoree cacao en polvo por toda la parte superior para terminar.

Temas relacionados
Recreo en tu mail
Suscribite a nuestro newsletter y recibí diariamente las últimas noticias en finanzas personales. Economía, impuestos, tecnología y buenos negocios:
Lo más leído