26.11.2021
DÓLAR
99.75 / 105.75 0.00%
BLUE
198.00 / 201.00 0.25%

¿Qué significa soñar con ratas?: grandes, blancas, negras, que muerden...

¿Qué significa soñar con ratas?: grandes, blancas, negras, que muerden...
Es común que todas aquellas personas que estén habituadas a soñar con ratas, o a quienes les haya pasado esporádicamente, se pregunten qué significa
Por iProfesional
24.11.2021 10.31hs Recreo

El significado de los sueños en psicología es una de las ramas que más cuestionamientos provoca. Lo cierto es que casi nada está en el campo del control de quien sueña y es en ese momento cuando los pensamientos o sentimientos reprimidos salen a la luz. Preguntarse qué significa soñar con ratas es clave para entender y desentrañar el verdadero sentido. 

Es importante destacar que la rata no es un animal demasiado aceptado por la sociedad, de modo que soñar con estos roedores puede provocar cierto nivel de malestar, desagrado o ansiedad. 

Quienes hayan soñado con ratas y quieran saber cuál es el significado para la psicología, podrán encontrar aquí algo de información sobre esa pregunta puntual. 

Qué significa soñar con ratas

Es necesario tener en cuenta que el significado de soñar con ratas puede variar según diferentes factores relativos. El símbolo psicológico y social de estos roedores suele estar asociado al miedo, el rechazo y el desagrado.

De acuerdo a la teoría del inconsciente colectivo de Carl Gustav Jung, muchos de los sueños reciben influencias del impacto social que algunos símbolos tienen en la sociedad, por lo que aparezcan ratas puede estar estrechamente relacionado con problemas sin afrontar, miedos y nerviosismo.

Según la teoría de la interpretación de los sueños de Sigmund Freud, pueden revelar detalles del inconsciente. No obstante, para poder interpretarlo correctamente, es importante prestar atención a todos los detalles que brinda. 

Qué significa soñar con ratas blancas

Según algunos expertos en la interpretación de los sueños, el color de las ratas también es importante, ya que puede mostrar algunos aspectos del inconsciente que la persona aún no ha analizado o racionalizado.

Soñar con ratas: el color del animal puede determinar la interpretación de ese sueño
Soñar con ratas: el color del animal puede determinar la interpretación de ese sueño

De acuerdo a lo que indican algunas teorías sobre la simbología, las ratas blancas representan el día, la actitud positiva, el optimismo. Entonces, puede significar que, a pesar de tener problemas que la persona debe afrontar, tiene una visión optimista de la vida y se ve capaz de superar cualquier obstáculo.

Soñar con ratas negras

Por el contrario, las negras representan la noche, el miedo y la actitud pesimista. Si en el sueño las ratas son negras, quizás exista una visión más pesimista y negativa del conflicto que sea necesario abordar. Asimismo, algunos expertos afirman estos animales podrían ser un presagio de traición y falsedad.

Soñar con ratas grises

El color gris representa neutralidad, que es la posición que se suele adoptar ante un problema. Soñar con ratas grises indica una posible tendencia oculta en el inconsciente a no expresar los sentimientos. 

Soñar con ratas grises podría tener una interpretación particular
Soñar con ratas grises podría tener una interpretación particular

Qué significa soñar con ratas grandes

El significado de soñar con ratas grandes está relacionado con los cambios; puede que se acerque a su vida un cambio, que podría ser en cualquiera de los spectos de ella.

Cabe mencionar que se puede saber cómo podría ser ese cambio analizando otras características, como el color de la rata o las sensaciones y sentimientos durante el sueño.

Qué significa soñar con ratas muertas

Si en el sueño las ratas estaban muertas, puede indicar un mal presagio. Sin embargo, dependerá del contexto y otras características de los roedores, como su tamaño y color.

Soñar con ratas que te muerden

Es importante analizar otras características de la rata con la que la persona ha soñado.

El significado de ratas grandes que muerden puede estar muy relacionado con la sensación que produce el mero hecho de pensar en ello, soñar con una rata de dimensiones enormes plantea un problema que se percibe como imposible de solucionar.

Además, si la rata muerde en el sueño significa que la persona tiene miedo a que ese problema pueda poner en riesgo su salud mental. Cabe recordar que las ratas están asociadas a la enfermedad y una mordedura es un símbolo potente que refleja de manera bastante evidente el miedo a que ocurra algo negativo desde el punto de vista de la salud. 

Qué significa soñar con ratas corriendo

Si en el sueño las ratas aparecían corriendo por la casa, es probable que sea una señal de que la persona tiene que afrontar algún problema o que tenga que hablar con alguna persona con quien haya quedado algún tipo de conflicto sin resolver.

De acuerdo a lo que indican los estudios sobre el significado de los sueños, este problema pone a prueba a la persona, pero si lo afronta bien, será capaz de solucionarlo en forma eficaz.

Entonces, soñar con ratas corriendo no es solamente una mala señal, sino que también puede presentarse como una oportunidad para aprender a resolver conflictos.

El significado espiritual de este animal

El simbolismo de la rata en el psicoanálisis y en la interpretación de los sueños suele ser bastante negativo. No obstante, para finalizar este artículo, queremos hablar sobre el significado espiritual de la rata en otras culturas.

Según la cultura oriental y el horóscopo chino, la rata está relacionada con la generosidad, la bondad, esperanza y con la sorpresa. El significado espiritual de la rata define a una persona pasional que tiene mucho más que aportar a parte de su apariencia.

¿Qué es la interpretación de los sueños?

La interpretación de los sueños es el arte y la técnica de asignar significado a los diversos componentes, elementos e imágenes que aparecen en los sueños.

Se trata de una práctica humana milenaria, de la que se conservan registros escritos de más de 3.800 años de antigüedad. Igualmente, algunas comunidades humanas y pueblos originarios actualmente existentes, como varios pueblos amazónicos, tales como los shuar y achuar, o los aborígenes australianos, incorporan la práctica a su sistema de creencias y organización social.

Mientras el desciframiento de los símbolos oníricos buscaba en la antigüedad revelar un mensaje divino, a comienzos del siglo XX y a partir de los desarrollos teóricos del psicoanálisis la interpretación de los sueños se orienta a revelar contenidos inconscientes y pasa a ser una técnica clínica, utilizada hasta la época actual, no solo por el psicoanálisis, sino por diversas vertientes de la psicología clínica.

Freud y la interpretación de los sueños

Las elaboraciones freudianas de 1900 acerca de lo que hoy se conoce como interpretación de los sueños no son completamente novedosas. Además de inscribirse dentro de una tradición milenaria, forman parte de la historia de la filosofía como continuación de un desarrollo que va desde Aristóteles a Hegel.

Esas ideas forman parte de un proceso que culmina con las elaboraciones del romanticismo alemán y que, aunque desde múltiples vertientes, confluyen para describir una idea básica: es probable que los sueños tengan un significado y que se pueda estudiar.

En este contexto, el aporte freudiano consiste en poner el acento en que ese simbolismo tiene relación con la persona humana, con su propia vida anímica y, más precisamente, con el sistema inconsciente que es parte integrante del aparato psíquico de un sujeto particular, cuyo deseo se manifiesta en el sueño, en tanto este es un producto del inconsciente.

Para el psicoanálisis, la interpretación de los sueños es una herramienta poderosa en la exploración del inconsciente. En palabras de Freud: "La via regia hacia el inconsciente".

Según lo expresó en Esquema del psicoanálisis (1940), poco podría aprenderse del estudio de casos normales caracterizados por una bien definida separación entre el yo y el ello, sostenida ésta gracias a las resistencias o contrainvestiduras, y por el trabajo mancomunado entre la organización yoica y el superyó.

Solo arrojarían luz, en cambio, los estados de conflicto, en los que el material inconsciente perteneciente al ello amenazara con irrumpir en la conciencia y el yo debiese defenderse frente a tal asalto.

Sin embargo, tales estados no se dan exclusivamente en el marco de perturbaciones patológicas, sino que tienen lugar constantemente durante el dormir, motivo por el que los sueños, que Freud reconoce como actos psíquicos, constituyen un privilegiado objeto de estudio para la indagación psicoanalítica.

Soñar con ratas: la interpretación de los sueños es clave para entender ciertos aspectos de la vida
Soñar con ratas: la interpretación de los sueños es clave para entender ciertos aspectos de la vida

Dado que el psicoanálisis es sobre todo una teoría sobre el inconsciente y una terapia basada en el análisis e interpretación de sus formaciones (sueños, lapsus, actos fallidos, síntomas) a través de la asociación libre y en una determinada situación analítica (la relación transferencial entre analista y analizando), la interpretación de los sueños forma parte esencial de la técnica de tratamiento psicoanalítico.

La disección del material onírico comporta la ventaja adicional de prescindir del análisis de manifestaciones mórbidas, tarea que había hecho de la teoría freudiana blanco de críticas basadas en el argumento de que en los descubrimientos realizados en tal análisis fundamentaría su concepción del psiquismo normal.

Los sueños, cuya inteligibilidad no suele estar al alcance del soñante, pueden oponerse perfectamente a lo que él sabe sobre el mundo real y, prestándoles creencia, es decir, suponiendo, mientras duerme, que lo que ellos describen refiere a la realidad objetiva, no hace otra cosa que conducirse como un alucinado.

La interpretación de los sueños en psicoanálisis

La interpretación misma (como técnica psicoanalítica que incluye, pero abarca más allá de la interpretación de los sueños) fue definida por Freud de manera negativa: en muchísimos pasajes de su vasta obra, Freud, en lugar de aportar una descripción técnica precisa se refiere más bien a lo que no debe ser y a los peligros que conlleva.

Debido a que "interpretar" es una actividad psicológica que incluye diversos procesos posibles (que van desde la simple asignación de significados para intentar explicar algo, hasta el "delirio de interpretación", tan frecuente como fenómeno psicótico), Freud, en diversos intentos de formular algún tipo de reglas técnicas para la interpretación, hace hincapié en los siguientes deslindes entre interpretación psicoanalítica e "interpretación salvaje", estableciendo para la interpretación en psicoanálisis lo siguiente:

  • No es una técnica independiente. Debe enmarcarse en el tratamiento psicoanalítico y someterse a sus mismas reglas técnicas (Freud, 1911).
  • No debe contaminarse con actitudes supersticiosas, proyectivas o paranoicas.
  • No debe ser en ningún caso sugestiva: se trata de interpretar lo que sale a través de la formación inconsciente y no de inducir asociaciones.
  • No debe permitirse la interpretación "salvaje" (o "silvestre"), es decir, debe ser una interpretación reflexiva y seria que hace un analista apoyándose en la observación de la estructura psíquica del sujeto así como del análisis de sus resistencias, de lo reprimido, de las repeticiones y de las formas y mecanismos de retorno que tiene lo reprimido (Freud, 1910).
  • No debe sucumbir a la manía y al delirio interpretativo.
  • No resulta conveniente trabajar con material onírico en ausencia del soñante, o al menos solo es posible esperar en tales casos muy magros resultados (Freud 1929),​ sino que lo que se analiza es el trabajo del sueño incluida la elaboración secundaria, el establecimiento de los vínculos que los sueños puedan tener entre sí y sus relaciones con el mundo exterior, un proceso que solo puede darse cabalmente en medio de la cura y en situación transferencial.

La interpretación se complementa con la construcción (Freud, 1937)​ y es una actividad del analista que realiza en la cura, orientada a reconstruir la historia del sujeto, particularmente en sus aspectos infantiles e inconscientes, entregando coherencia global a dicha historia. En este marco preciso se inscribe la técnica de interpretación de su actividad onírica.

Temas relacionados