Más artículos

Ya no compiten con los taxis, sino con los delivery: la reconversión urgente de Uber, Beat y Cabify

Ya no compiten con los taxis, sino con los delivery: la reconversión urgente de Uber, Beat y Cabify
Tras registrar una caída del 80% en su uso, las tres apps de movilidad siguen los traslados de un punto a otro, pero no de pasajeros sino de mercaderías
Por Andrea Catalano
12.04.2020 09.00hs Tecnología

Las apps de movilidad dejaron de serlo para convertirse, rápidamente, en apps de delivery. Asociadas o no con empresas, hoy son la salvación de aquellas personas que deben enviarle algo a sus padres que, tal vez, se encuentren en la otra punta de la ciudad, o las que permiten comprar comida y que llegue a horario después de un día intenso de teletrabajo.

En tiempos en que el uso de las apps de transporte operan a un 15% o 20% de sus posibilidades, dedicarse al envío es la salvación de miles de personas en tiempos de aislamiento social preventivo y obligatorio.

Uber, Cabify, Beat. Las tres aplicaciones de movilidad están de lleno volcadas hacia el delivery. Uber ya venía operando desde hace más de un año con Uber Eats, y le plantó competencia a las apps de delivery clásicas como PedidosYa, Rappi y Glovo.

Con el inicio de la cuarentena, la actividad de las personas se trasladó a su hogar y, con ello, se redujo el tránsito en las principales ciudades. Datos de Telecom del fin de semana largo de marzo señalaron que el uso de la app de Uber se había contraido en un 84%, una muestra del nuevo comportamiento social. Y aunque no hay datos sobre las otras aplicaciones de movilidad, todo indica que la situación fue similar.

Uber Eats, como se dijo, ya suma más de un año de actividad en distintos puntos del país. Y desde que se inició la cuarentena, no dejan de caer notificaciones con descuentos agresivos y aprovechas las promos que las casas de comida del barrio ofrecen, sean pizzerías, clubes, panaderías, heladerías o rotiserías.

Casi que se mide en una competencia feroz que durante el verano protagonizaron PedidosYa y Rappi, muy orientadas ahora a resolver los cuellos de botella del envío a domicilio de los supermercado que tienen su ventanilla on line, o de otras tiendas que ofrecen productos vitales para este momento, como los de farmacia, higiene personal y limpieza del hogar.

Uber Eats sumó en el último mes a "restaurants que tradicionalmente no hacían delivery", explicaron desde la empresa. A esto se sumó que aquellos clientes que ya estaban usando la plataforma adaptaron sus menúes o sus servicios de comidas para la situación, tales los casos de aquellos que comenzaron a ofrecer productos frescos sin cocción, bolsones de vegetales para cocinar en casa o combos semanales con variedades de almuerzos y cenas.

Beat y Cabify refocalizaron el centro de su negocio esta última semana en el delivey. Beat lo hizo desde el lunes 6 de abril. Cabify arrancó el jueves 10 por la tarde. La coyuntura y la necesidad de que sus conductores continúen generando algún tipo de ingresos parece haberlas impulsado, amén de que esta actividad hoy resulta clave para todos aquellos ciudadanos que cumplen con la cuarentena obligatoria porque saben que es la mejor vacuna del momento.

La griega Beat presentó Beat Envío como un servicio que conecta a conductores con las personas que necesitan entregan productos localmente. Y ofreció a los usuarios y empresas a aprovechar la red de conductores para realizar encargos y movilizar, así, sus productos.

"Este nuevo servicio fue creado con el objetivo de satisfacer las necesidades de toda la comunidad debido a la pandemia que estamos atravesando. Estamos comprometidos a ofrecer nuevas posibilidades y conectar a las personas de todas las maneras posible durante esta crisis mundial de salud", dijo la empresa a través de un comunicado.

En sentido similar, Cabify puso en marcha Cabify Envíos, que se activó el jueves por la tarde y experimentó una buena recepción de parte de los usuarios de la app en Buenos Aires, Rosario y Mendoza, donde concentra sus actividades.

"Cabify Envíos, permitirá al usuario realizar un envío con un servicio de entrega en un corto tiempo, con un precio transparente, y seguir la ubicación del viaje en tiempo real", expresó la empresa. Es decir, se trata del mismo servicio de personas aunque, ahora, aplicado a productos.

En diálogo con iProfesional, Florencia Sassone, head of marketing de Cabify explicó que la iniciativa surgió "para colaborar con la situación general de aislamiento de las personas, y también como una forma de seguir generando ingresos pues, a raíz de la caída de la actividad, se ven afectadas las fuentes de trabajo".

Para utilizar el servicio, dentro de la app de Cabify se marcan los puntos A y B desde el que saldrá el envío y hasta donde llegará. El costo del viaje se conocerá de manera previa, tal como sucede con el transporte de personas, y se abonará sólo con tarjeta de crédito para evitar que tanto el usuario como el conductor tengan que manipular el plástico.

"Es una alternativa que, hoy, sirve para los emprendimientos, por ejemplo, aquellos que están fabricando cofias para los hospitales. De modo que cuando se contrata el servicio se le avisa a quien recibe que el envío está en camino y se les pide que dejen un número de telefóno para que, en el caso de no encontrar a la persona en el momento en que llega, la pueda ubicar por esa vía", agregó la ejecutiva.

"Indudablemente la crisis sanitaria que el mundo atraviesa marcará un antes y un después en todas las industrias, en los hábitos de consumo de las personas, y en la forma en la que interactúan entre sí. En este escenario desafiante en el que vivimos, desde Beat creemos que es importante que las empresas, especialmente aquellas que pertenecen al sector tecnológico, tengan la capacidad constante de adaptarse a nuevos escenarios para brindar soluciones las necesidades más urgentes de los usuarios", dijo, por su parte, Patricia Jebsen, gerente general de Beat Argentina.

La ejecutiva agregó que "Beat Envíos no solo responde a una demanda actual de nuestra comunidad, producto de esta cuarentena, sino que introduce una nueva forma de recibir mensajería más simple y eficiente, lo que sin dudas es vital en ese momento de contingencia actual".

Fomentar su uso

¿Qué pasa con los costos? ¿Son iguales a los que se abonaban para el traslado de las personas? Tanto en Cabify como en Uber aseveraron que esos valores están más acomodados a la situación actual.

El costo de esos envíos vía Cabify es un poco menor al que se operaba con el traslado de pasajeros habitual, aunque no detallaron cuánto menos. El único límite pasa porque el paquete que se envíe entre en el baúl del auto sin olvidar que debe tratarse de productos esenciales, justamente para que la prestación tenga el valor que se pretende desde la empresa.

Del lado de Uber, el costo de envío es gratis en los pedidos de los pequeños y medianos restaurantes, que representan el 60% de los asociados a la plataforma. Una muestra del valor que tienen estos servicios para los pequeños comercios.

Por esa razón, desde Uber también destacaron que se intensificaron las campañas de márketing y promoción de estos restaurantes tanto dentro como fuera de la aplicación para aumentar su visibilidad.

Respecto del trabajo que realizan los conductores, Sassone de Cabify indicó que "incentivamos a que los choferes usen el servicio, con excepción de los mayores de 60 años. Se prioriza, a su vez, a los que vienen trabajando asiduamente con nuestra plataforma. Todos ellos cuentan con el permiso para circular, tal como está establecido por el Gobierno".

Aunque el envío de los pedidos de supermercados están capitalizados hoy por Rappi, Pedidosya y Glovo, desde Cabify admitieron que están en conversaciones con aquellas empresas de alimentos que tienen punto de retiro (pick up point) para sumar ese servicio.

El objetivo, aclararon, es sumar la prestaciónpero "siempre pensando en el conductor". De hecho, en los envíos que comenzaron a funcionar el último jueves la aclaración es que quien maneja el auto tenga el menor contacto con quien solicita el servicio para distribuir el producto o mercadería que necesita. Y cuando llega a destino lo deja en un lugar donde el usuario pueda retirarlo.

La alternativa de compartir el viaje cuando el envío sale de un punto a otro está habilitada tanto en Cabify como en Beat. Uber Eats, una vez que se realizó el pedido, envía de manera directa a quien lo realizó notificaciones desde el momento en que sale del lugar solicitado y avisa cuando está por llegar.

Las apps de delivery y las de movilidad reconvertidas también en ello están resultando fundamentales no sólo para ayudar a los ciudadanos a quedarse en su casa cuando necesitan algo sino también para aquellos trabajadores que basan su sustento en el día a día.