Más artículos
Atención padres: ¿cómo deben cuidar la privacidad digital de los chicos?

Atención padres: ¿cómo deben cuidar la privacidad digital de los chicos?

Atención padres: ¿cómo deben cuidar la privacidad digital de los chicos?
El crecimiento del uso de la Red en el hogar por la pandemia del coronavirus aumentó la exposición a situaciones de peligro para los menores de edad
Por Cesar Dergarabedian
14.08.2020 10.47hs Tecnología

En el contexto de la pandemia del coronavirus y las medidas de confinamiento social para ralentizar su propagación, la conexión a Internet se ha vuelto primordial tanto para padres como para hijos.

El crecimiento del uso de la Red en el hogar aumentó la exposición a situaciones de peligro y, con ello, las preocupaciones de los adultos por la ciberseguridad de los menores.

No obstante, muchos aún desconocen ciertas experiencias que los niños podrían vivir en la Red y poner en peligro su integridad. Así lo demuestra un estudio desarrollado en la región por la compañía global de ciberseguridad Kaspersky, con la consultora de estudios de mercado Corpa.

El estudio, al que accedió iProfesional, reveló que uno de cada 10 padres latinoamericanos ignora si un desconocido ha intentado ganarse la confianza de sus hijos en línea.

Un 5% de los argentinos consultados, 6% de chilenos, 7% de peruanos, 8% de mexicanos, 9% de colombianos y 12% de brasileños reconoce que al menos una vez, un extraño ha contactado a sus niños por alguna razón.

El sondeo evidenció que la mayor preocupación que los progenitores tienen mientras los menores navegan en Internet es que sean acosados sexualmente. Los más intranquilos son los padres peruanos y mexicanos, con 82%, seguidos por los brasileños con 80%. Más atrás se ubican chilenos y colombianos (78%) y, finalmente, argentinos (73%).

La segunda gran inquietud de los adultos es que los niños consuman contenido inapropiado, especialmente pornográfico. Los padres peruanos se muestran mayormente intranquilos, con 76%. Luego se sitúan mexicanos (73%), colombianos (72%), brasileños (71%), chilenos (70%) y, por último, argentinos con 54%.

El estudio se enmarca en la campaña Niños Digitales realizada por Kaspersky, para analizar el compromiso de los padres de la Argentina, Brasil, Chile, Colombia, México y Perú, en la vida digital de sus hijos.

Los padres deben supervisar el uso de Internet en sus hijos.
Los padres deben supervisar el uso de Internet en sus hijos.

Seguridad digital en casa

La investigación reveló que, en promedio, el 13% de los progenitores latinoamericanos no ha establecido reglas de seguridad en Internet para sus hijos, pero cree que debería hacerlo; mientras un 77% sí ha discutido en familia al respecto.

En cuanto a las acciones para proteger a los menores de las amenazas cibernéticas, limitar el tiempo de uso de las pantallas es la medida más utilizada por los adultos latinoamericanos, con 84%.

Solo un 10%de los argentinos, 6% de los chilenos, 9% de los peruanos, 17% de los colombianos, 12% de los mexicanos y 8% de los brasileños solicita al proveedor de Internet bloquear el acceso a sitios inapropiados.

Respecto del uso de sistemas de seguridad con control parental en los dispositivos que emplean los menores, el 72% de los encuestados reconoce no utilizar ninguna versus el 28% que sí lo hace.

Los más precavidos son los padres colombianos, con 36%, seguidos por mexicanos (34%) y argentinos (29%). Más atrás se sitúan brasileños (27%), peruanos (23%) y, por último, chilenos (22%).

Las redes sociales deben usar con precaución y supervisión de los padres.
Las redes sociales deben usar con precaución y supervisión de los padres.

Adolescentes y redes sociales

Avast, otro proveedor de productos de seguridad y privacidad digital, realizó otra encuesta, a la que accedió iProfesional, que revela que el 55% de los padres argentinos cree que los adolescentes de 15 años en adelante están listos para usar las redes sociales de manera independiente.

El 23% de los padres argentinos piensa que 15 años es la edad apropiada para que los niños usen las redes sociales de manera independiente, 18% piensa que 16 es una edad apropiada y 14% está de acuerdo en que 17 es una edad apropiada.

La mayoría de las redes sociales requieren que los usuarios tengan al menos 13 años para usar sus aplicaciones, y piden que cualquier persona menor de 18 años reciba la aprobación de sus padres. Solo el 11% de los padres argentinos cree que 13 años es una edad apropiada para que los niños usen las redes sociales de manera independiente.

Según otra encuesta encargada por Avast en junio, los padres dijeron cómo sus hijos ocupan su tiempo digital:

  • El 62%, en YouTube viendo videos y escuchando música.
  • El 51% pasó más tiempo en Internet de lo que solía pasar antes del confinamiento.
  • El 43% pasó más tiempo jugando en línea durante el confinamiento
  • El 33% pasó más tiempo en las redes sociales haciendo actividades de entretenimiento, como ver contenido, tomar selfies en Instagram o crear videos de Tik Tok.
  • El 32% pasó más tiempo chateando en contacto con amigos.

Además, los padres dijeron cómo supervisan la seguridad en línea y el tiempo que pasan en línea:

  • El 59% habla con sus hijos sobre fuentes confiables de Internet que usan para buscar información cuando hacen su tarea.
  • El 58% supervisa regularmente las aplicaciones que usan sus hijos para averiguar con quién están chateando en línea.
  • El 43% protege los dispositivos que usan sus hijos con un programa antivirus.
  • El 37% conoce las contraseñas de su hijo o hija en las redes sociales y otras cuentas en línea.
  • El 29% mantiene seguro a su hijo o hija utilizando el software de control parental.
  • El 18% bloquea los contactos, aplicaciones y sitios web que su hijo o hija puede visitar o ha visitado
  • El 15% usa herramientas tecnológicas para controlar el tiempo que su hijo o hija pasa en línea
  • El 38% de los padres argentinos encuestados respondieron que permiten que sus hijos se conecten hasta dos o cuatro horas al día, sin contar las horas escolares.
  • El 32% permite que su hijo se conecte hasta dos horas al día. Y el 30% permite más de cuatro horas al día libres de conexión a Internet.

Control y resguardo de la privacidad

La Agencia de Acceso a la Información Pública brindó a iProfesional una serie de consejos para promover el uso responsable de la tecnología, con el fin de resguardar la privacidad de los menores.

Las siguientes recomendaciones son para evitar el acceso a contenidos inapropiados como, por ejemplo, pornografía, servicios de apuestas, adicciones, desinformación, entre otros.

  • Fomentar en el grupo familiar un uso seguro de la tecnología y acompañar continuamente a los menores.
  • Establecer mecanismos específicos que limiten el acceso a contenido inadecuado y permitan controlar el uso de los dispositivos por parte de los niños, niñas y adolescentes.
  • Promover el uso de buscadores seguros y aplicaciones con contenido exclusivo para niños, que faciliten opciones de control parental.
  • Configurar previamente la privacidad y seguridad de aplicaciones.
  • Leer los términos y condiciones de las aplicaciones, con el objetivo de verificar la edad recomendada para su uso.

La Ley 25.326 de Protección de los Datos Personales reconoce y garantiza los derechos como titular de los datos personales. En caso de incumplimiento, se puede realizar un reclamo ante la Dirección Nacional de Protección de Datos Personales de la Agencia. Y ante cualquier duda o consulta, pueden enviar un mensajea a [email protected]

Para ayudar a los padres a proteger a sus hijos del acoso sexual y otras amenazas en Internet, desde Kaspersky recomendaron:

  • Converse periódicamente con sus hijos acerca de los peligros en línea. Trate de ser su guía sobre seguridad en la red y darles la confianza para que se acerquen a usted ante cualquier situación que los haga sentir incómodos (acoso, sexting, grooming).
  • Enseñe a su hijo a bloquear e informar cuando vea o experimente cualquier situación problemática en la web. Esto ayuda a crear una buena etiqueta en línea y refuerza la seguridad de su hijo para tomar control.
  • Comparta la responsabilidad. Enseñe a su hijo a actuar en línea de la misma forma que lo haría offline. Si hay algo que no enviaría, compartiría ni diría en el mundo físico, entonces tampoco debería hacerlo en línea.
  • Utilice un software de seguridad en todo dispositivo con acceso a Internet, ya sea PC, smartphone o tabletas, que tenga una herramienta de control parental.

Respecto al uso de las redes sociales, desde Avast recomendaron:

  • Hablar regularmente: Es importante que los padres hablen regularmente con sus hijos sobre las redes sociales que usan o planean usar, y establezcan reglas básicas. Estos pueden incluir a qué edad el niño puede comenzar a usar aplicaciones de redes sociales, a qué edad pueden hacerlo de forma independiente y qué aplicaciones puede o no puede usar el niño.
  • Familiarizarse con la aplicación: Los padres deben familiarizarse con las aplicaciones que usan sus hijos, incluso si no planean usar la plataforma activamente. Los padres pueden investigar en línea y descargar la aplicación para conocer la configuración de privacidad de las aplicaciones y obtener una mejor comprensión del contenido compartido a través de la aplicación.
  • Ajuste la configuración de privacidad juntos: Una vez que los padres estén familiarizados con la red social, recomendamos que pasen tiempo con sus hijos para aplicar juntos la configuración de privacidad. Esto también brinda a los padres la oportunidad de hablar con sus hijos sobre el contenido que pueden publicar, con quién pueden chatear en las redes sociales y explicar por qué es necesario aplicar ciertas configuraciones de privacidad.
  • Conéctese a través de la aplicación: Una gran opción para que los padres vigilen a sus hijos es que los padres se registren en las aplicaciones de redes sociales que usan sus hijos y se conecten con ellos a través de la aplicación. Esto permite a los padres ver lo que publican sus hijos y, según la aplicación, lo que otros comentan sobre el perfil de sus hijos. Es posible que a algunos niños no les guste ser amigos de sus padres en una red social, por lo que un compromiso puede ayudar, por ejemplo, si los padres prometen no publicar nada en el perfil de sus hijos.